Más extraño de lo que podemos imaginar

Me ha encantado encontrarme por casualidad (aquí) este párrafo, con una cita célebre en su contexto:

Nuestra única esperanza de comprender el universo es la de que lo consideremos desde todos los puntos de vista que podamos. Ésta es una de las razones por la que los datos de la conciencia mística pueden complementar de una forma útil los de la mente en su estado normal. Ahora bien, mi propia conjetura es que el universo no sólo es más extraño de lo que imaginamos, sino más extraño de lo que podemos imaginar. He leído y escuchado muchos intentos de dar una explicación sistemática de él, desde el materialismo y la teosofía hasta el sistema cristiano o el de Kant, y siempre me han parecido que eran demasiado simples. Sospecho que existen más cosas en el cielo y en la Tierra de las que sueña, o puede soñar, cualquier filosofía. Ésa es la razón de que yo no tenga ninguna filosofía, y ha de ser mi excusa para soñar.
J.B.S. Haldane, Possible Worlds and other papers (1927).

J.B.S Haldane, FRS (1892-1964) fue uno de esos personajes excéntricos, geniales -y llenos de siglas- que sólo se pueden dar en Gran Bretaña, y por los que algunos somos anglófilos impenitentes. Esto es lo que escribió de él James Newman en The world of mathematics (1956):

J.B.S. Haldane es prodigioso. En mente y cuerpo su capacidad va más allá de lo que pueda imaginarse fácilmente. Por mor de una identificación conveniente, podríamos llamarle genetista; en su rama de conocimiento es una de las primeras figuras (su puesto es Profesor de Biometría en el University College de Londres). Ha hecho contribuciones, muchas de gran valor, a la biología, fisiología, medicina preventiva, botánica, hematología, teoría estadísistica, prevención de muertes en ataques aéreos y de los efectos de varios gases y otros agentes físico-químicos en el cuerpo humano… frecuentemente en el suyo. Se ha sometido a altas presiones, frío intenso, envenenamiento, inoculación de enfermedades, fiebres, parálisis temporales y otras incomodidades -realmente, ha hecho casi todo menos poner el cuello en las vías del tren- todo en nombre de la ciencia.

Newman no exageraba. Es verdad que Haldane tenía un valor temerario (que demostró en la Primera Guerra Mundial) y una indiferencia insólita por los sufrimientos físicos. Cuando en sus experimentos con cámaras hiperbáricas se perforó los tímpanos, su comentario fue que “el tímpano generalmente cicatriza, y si queda un agujero, uno se queda algo sordo, pero puede echar el humo del tabaco por los oídos, y eso es un logro social”. También es cierto que fue un científico de primerísima fila: el creador, con Wright y Fisher, de la genética de poblaciones, la ciencia que puso sobre un fundamento matemático a la teoría de la evolución. Y, aunque no lo decía Newman, hay que añadir que fue un magnífico escritor de divulgación.

Quizá no es sorprendente que un hombre así, “larger than life”, que dicen en los USA, tuviera ese concepto fascinante del mundo: “más extraño de lo que podemos imaginar”…

* * *

Coda 1: Y, se me ocurre ahora, no es tampoco sorprendente que un hombre pequeño (que basa su fama en divulgar y poner nombres felices a las ideas de otros), tenga una visión proporcionalmente pequeña: me refiero al mundo insondablemente aburrido de los replicantes mecánicos de Dawkins.

Coda 2: Me ha sorprendido que la cita muestra a un Haldane que simpatiza con el misticismo y desconfía de toda filosofía cerrada, porque tenía entendido que fue comunista. He encontrado que se convirtió al marxismo diez años después de escribir lo de arriba. Que un hombre como él sucumbiera a esa ideología (y nunca llegara a criticar abiertamente a Stalin… ¡ni a Lysenko!) da mucho que pensar.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Citas, filosofía. Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a Más extraño de lo que podemos imaginar

  1. JuanPablo dijo:

    te dejo un excelente comentario sobre los últimos intentos de dawkins, dennett, j allen paulos… http://freakonomics.blogs.nytimes.com/2007/08/02/cut-god-some-slack/

  2. dileffante dijo:

    Hola Pseudopodo, aprovecho de saludar, ya que soy un “lurker” del blog.

    Gracias por la cita, que está notable, sea cual sea el juicio que uno se forme sobre el punto. Pero lo que sí, respecto a que Haldane “nunca llegara a criticar abiertamente a Stalin… ¡ni a Lisenko!”, es cierto sólo respecto a Stalin; en el caso de Lysenko, Haldane le tuvo un poco más de la paciencia recomendable, pero terminó criticándolo y fue su principal punto de ruptura con el PC inglés. Hay algo de discusión en los comentarios a este post, http://majikthise.typepad.com/majikthise_/2005/10/sunday_sermonet.html

  3. A. N. Ónimo dijo:

    Respecto a la cita inicial y a la coda 2, a mi me encanta cuando un científico tiene esta actitud ante la mística, o simplemente reconoce la inaprehensibilidad del cosmos…

    Dos cosas curiosas
    1) Divertido como la palabra que se usa para “extraño” en el original ha ganado un significado nuevo, pero aún así la frase de “el mundo no sólo es más extraño de lo que imaginamos, sino de lo que podemos llegar a imaginar”, aunque pasa de la física a la sociología, también parece ser cierta con el nuevo sentido:-D

    2) No sólo místico, sino que cita a Shakespeare (!), y con mucho acierto:
    “There are more things in heaven and earth, Horatio,
    Than are dreamt of in your philosophy.”

    Lo dicho, me encanta cuando un científico no se endiosa.

    Saludos

  4. Javier dijo:

    Un pequeño apunte lingüístico: es “larger than life” no “bigger…”. No me preguntes por qué.
    Ante el comentario de A.N. (¿podemos tutearte?), he mirado el original para ver si empleaba funny, strange o weird y me he sorprendido al encontrarme con “queer” y con el rarísimo “queerer” (es más o menos fácil de decir en americano, pero ¿cómo se pronuncia esto à la Oxford?). Por cierto, queer es una de esas palabras que han perdido su sentido y se han ido por una vereda colateral.

  5. Joaquín dijo:

    “Mi propia conjetura es que el universo no sólo es más extraño de lo que imaginamos, sino más extraño de lo que podemos imaginar”.

    Me entran ganas de preguntarle: ¿cómo lo sabe?

    Bromas aparte, la frase tiene el mismo hilo que el famoso argumento de San Anselmo.

    En cualquier caso, pienso que el valor de esta intuición (que me parece fundamental) es que revela una propiedad de nuestra razón (de nuestra “cogitativa”), que es capaz de imaginarse traspasando los límites de su finitud. Que nos sepamos finitos (o contingentes) es decisivo. Un pez en la pecera no sabe que hay un mundo más allá del cristal.

  6. pseudopodo dijo:

    …oops, Javier, corrijo el “bigger”: gracias.

    dileffante gracias por salir de la bruma, bienvenido. En lo de Lysenko me he fiado de la wikipedia, que decía: “Events in the Soviet Union, such as the rise of the anti-Mendelian agronomist Trofim Lysenko and the crimes of Stalin, may have caused him to break with the Communist Party later in life, although known records show his partial support of Lysenko and Stalin rather than criticism or condemnation.” Me he fiado porque la referencia era un artículo de Martin Gardner, pero sí es cierto que en otros sitios (como en la Britannica) lo presentan como en el enlace que pones. ¿Alguien sabe algo más?

    A.N.Ónimo, lo de que el mundo se ha hecho más “queer”, en el otro sentido… pues tiene gracia :-) Seguro que si leo la cita, en el idioma original y sacada de contexto pienso que va de orgullo gay… :-D

    Joaquín, la metáfora del pez es espléndida. El pez vive en un mundo más extraño de lo que es capaz de imaginar pero no puede concebir tal idea. Nosotros sí.

    Ah, JuanPablo, gracias por el enlace. En las librerías van a tener que poner un estante nuevo para los “libros ateos”, como una religión más, que es lo que es. No sabía que John Allen Paulos se había apuntado al carro.

  7. pseudopodo dijo:

    A.N. Ónimo, Haldane debía citar a Shakespeare como quien respira. Mira esto:

    J.B.S. era hijo de un catedrático de fisiología de Óxford y a los ocho años ya ayudaba a su padre en el laboratorio y había comenzado su carrera de cobaya. En cierta ocasión, su padre le hizo recitar un largo pasaje de Shakespeare en el fondo del túnel de una mina, para demostrar los efectos de los gases ascensionales. Cuando el muchacho, jadeante, cayó finalmente al suelo, descubrió que podría respirar allí aire limpio, lección que le sirvió en las trincheras de la primera guerra mundial.

    ¿No es una anécdota deliciosa? Es tan perfecta que parece inventada (la cuentan en el Diccionario de la Evolución de R. Milner (ed. Vox)

  8. A. N. Ónimo dijo:

    Javier ¿Tutearme? ¡Por supuesto! La “A” es de “Alfred” y la “N” de “Nobel”. Llámame friki ;-) En cuanto a tu pregunta, yo votaría por algo tipo /kwiəɛə/ o /kwiə.ə/, aunque soy de los que piensan que la vida es mejor siendo rótico. Llámame hereje :-D

    pseudopodo Tremenda la anécdota, y me parece perfectamente enmarcada en el racionalismo del XIX. Por cierto, literal lo de “como quien respira”.

  9. dubita dijo:

    El pensamiento racional ( que funciona mediante el lenguaje de las representaciones) puede imaginar , suponer y razonar sobre lo que no hay o no hay constancia que haya esto puede ser debido al carácter propositivo que tiene el pensamiento. No sé ahora quien dijo que somos seres (pro)positivos por el hecho de existir, de ser, y necesitamos fantasear , descubrir y crear por esto mismo(Lo contario sería nuestra muerte mental),De hecho, la ciencia se basa en la inducción como método para poder avanzar.

    Entiendo la frase de Haldane como la aseveración poética de algo que implícitamente ya damos todos por supuesto pero que nos cuesta mucho reconocer :
    si nuestra capacidad intelectiva tiene limites que vienen dados por la propia biología del cerebro; y formales a nivel de representación mental. Es probable,( bueno, de sobra sabemos que va a ser así) que la propia ciencia algún día se tope de bruces con un muro que no pueda derribar.Todo aquello que no podamos ni imaginar.( y a ver entonces que hacemos ¿ ver el tomate?)

    La verdad es que este hombre es todo un ejemplo de humildad ante el saber.

  10. loiayirga dijo:

    Sobre la idea de imaginar cómo es realmente el mundo y sobre nuestra incapacidad para conocerlo realmente del todo quizás venga a cuento recordar esta novelita que hace unos días encontré en la biblioteca de mi instituto. Planilandia. Es una novela que describe un mundo en que sólo hay dos dimensiones. Yo he leido los primeros capítulos pero me parece muy sugerente filosoficamente la idea de estar encerrado en un mundo de dos dimensiones y tener gran dificultad (¿imposibilidad?) para “ver” otros mundos de más o de menos dimensiones.

    A mí me hacía ilusión desvelar que había “incrustada” una frase de Shakespeare, pero A.N. Onimo se me ha adelantado. Llegué tarde.

  11. dubita dijo:

    “Un pez en la pecera no sabe que hay un mundo más allá del cristal,”

    volvemos a Shakespeare:( por seguiros el rollo)

    Podría estar encerrado en una cáscara de nuez y sentirme rey de un espacio infinito…

  12. loiayirga dijo:

    Muy bien traida la cita dubita. Gracias a ella además he conocido la WIKIQUOTE, una derivación de la wikipedia para citas. Curioso

  13. pseudopodo dijo:

    Oí hablar de Planilandia hace muchos años, creo que en algún ensayo de Asimov… ahora he visto que hace unos años se ha traducido al español y está en las librerías. A ver si lo encuentro…

  14. Javier dijo:

    Pseudópodo, igual recuerdas a Carl Sagan en “Cosmos” mentando Flatland. Hacía un pequeño juego con un círculo viviendo en el plano y un objeto 3D que venía. nunca más propiamente dicho, del espacio. A cuenta de eso salían por ahí más dimensiones, los agujeros negros, el eterno retorno (?), etc. Vintage Sagan.
    A.N. es la primera vez que oigo lo de “rótico”. Lo he tenido que buscar en al wiki para asegurarme de que era lo que suponía. Soy rótico por convicción. Aprendí inglés en la tradición RP, pero hace unos años me pasé al GA que es mucho más cómodo.
    Ya que ha vuelto a salir el tema de las iniciales, ¿alguien sabe a qué se debe que en Inglaterra a principios de siglo XX tantos escritores emplearan sus iniciales en vez de su nombre? ¿Fue una moda? Con \psi-ópodo salió el otro día (entrada Héroes) una buena lista y veo que Haldane forma parte de ella.

  15. Joaquín dijo:

    La novelita Planilandia se encuentra en internet, en este enlace: Planilandia. En realidad desarrolla una intuición mucho más antigua, que es imaginar que los habitantes del planeta somos como ranas en torno a una charca…

    Otra versión tradicional, que me hace mucha gracia: “Para los sapos del cuento que vivían en el fondo de un pozo el mundo era ese pozo; cuando regresó al pozo un sapo, que el día anterior había sido recogido sin querer en el cubo por el sacristán que sacaba el agua para regar el huerto, pudo decir a sus compañeros: “el mundo es mucho más grande de lo que pensáis: se extiende hasta las tapias del huerto del señor cura”.

    (Gustavo Bueno, ¿Qué es la ciencia?, 1995).

  16. A. N. Ónimo dijo:

    Javier ¡Te me has adelantado en lo de Cosmos! Recuerdo que cuando lo ví me impactó, y que andando el tiempo, tirando de ese hilo, llegué a la definición de cuarta dimensión que se me ha quedado: “es la que hace (el equivalente tetradimensional de) un ángulo recto con las otras tres”. Supongo que a nivel formal no da para mucho, pero me pareció una forma inteligente de explicarlo, porque sirve para explicar el paso de la primera a la segunda y de ésta a la tercera.

    Tenía que haber caido en que eras ese puntito blanco donde las aguas brumosas, y que por tanto no me considerarías hereje :-)

  17. panta dijo:

    Hasta qué punto no podemos imaginar limitaciones a nuestro pensamiento racional me parece un concepto ligeramente esotérico.
    No me cabe duda que nuestro intelecto es limitado. Pero, como lo ven algunos – como Stephen Hawking, creo – , colectivamente somos como un enorme cerebro. Además, si hacemos bien las cosas, disponemos de bastante tiempo hacia el futuro para pensar y alejar las brumas de la incognoscibilidad.
    Finalmente, sí existen vislumbres de limitaciones físicas a nuestro conocimiento, fronteras donde lo ‘extraño’ – no encuentro otra palabra para definirlo – aparece.
    Por ejemplo, el dominio de la mecánica cuántica donde hay observables que no pueden medirse simultáneamente y el dominio de los fundamentos de un sistema axiomático, donde no podemos ‘cerrar’ los sistemas formales sin que aparezcan proposiciones indecidibles.
    Para mí esto es una prueba de que aunque nuestra mente no pueda abarcarlo todo, sí es al menos consciente de ciertos límites (¿aparecerán otros?)
    Esta idea me parece una versión más ‘optimista’ que la de Haldane.

    Quizá lo que prefiero es parafrasear lo que decía A. Einstein ‘Lo incompensible del mundo es que se pueda entender’
    Es increíble poder decir tanto de forma tan escueta.

    Saludos.

  18. pseudopodo dijo:

    Gracias por el enlace a Flatland, Joaquín (pero así no hay manera de premiar a las editoriales que arriesgan…) Y ahora que decís lo de Cosmos, creo que sí que lo he visto -seguro, porque me vi Cosmos entero en su época-; lo que cuenta Javier eran unos dibujos sobre fondo negro, me parece.

    Panta, por supuesto que la MQ es el terreno en el que “lo extraño” ha hecho su aparición de manera más patente, y además en la ciencia modelo. Yo creo que otros científicos fuera de la física no han asimilado esto (dudo que lo hayamos asimilado del todo los físicos) y siguen pensando en la materia como en bolitas duras que chocan. Como decía Freeman Dyson, no tiene mucho sentido declararse materialista cuando no sabemos qué es la materia. Me llama la atención que hoy quienes suelen declararse materialistas son los biólogos, quizá porque no saben que no saben. Y (espero que nadie se moleste) su mundo parece el de la charca de ranas que decía Joaquín

    De todos modos, no tengo mucho tiempo para desarrollar esto porque estoy sumergido en la dialectología inglesa, un mundo desconocido para mí (vamos, que yo creía que A.N. Ónimo había dicho “rotico”, diminutivo maño de “roto” :-D )

    En fin, hay que ver lo que sabéis. Muchas gracias a todos…

  19. Germánico dijo:

    Haldane supo mantener el comunismo fuera de su ciencia, lo cual habla bien de él, al menos como científico. También es de reseñar que se hizo comunista ante el avance del Nazismo en Alemania (antes de esto decía que su marxista predilecto era Groucho Marx). Fue una especie de reacción desmesurada a un mal desmesurado. Lo que pasó fue que se pasó al otro extremo, y los extremos se juntan (Pacto del Acero de Papá Stalin con Hitler).

    Su temeridad, en efecto, era tremenda. Se jactaba de ser el único que había escrito un artículo científico en una trinchera, en medio del fragor de la batalla. Y así fue. Y también se sentía bien con la idea de haber tenido la experiencia, en esa Gran Guerra, de haber matado a otros hombres.

    Fue, sin duda, un gran personaje y un gran científico.

    La obra que me gustaría leer de él, en castellano (me temo que no la hay traducida, o yo al menos no la he encontrado) es The Causes Of Evolution. Tengo entendido que es una excelente divulgación de sus ideas y trabajos sobre la evolución.

    ¡Ah, y como me dijiste….yo también!.

  20. Pingback: Otra Tierra bajo la luz de Alfa Centauri « Juan Jose Lopez Garcia

  21. Pingback: [CT}-- Otra Tierra bajo la luz de Alfa Centauri | Padronel

  22. Pingback: Otra Tierra bajo la luz de Alfa Centauri « opver.com

  23. Pingback: [50 libros] #41 Realidad daimónica, de Patrick Harpur | Pseudópodo

  24. Pingback: Otra Tierra bajo la luz de Alfa Centauri | Español noticias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s