Ateos pro religión (I): Jürgen Habermas

Es curioso que, en muy pocos días, me he enontrado con tres prominentes ateos (o agnósticos) defendiendo la religión: el filósofo Habermas, el historiador y cronista político Garton-Ash y el semiólogo y escritor Umberto Eco. No sé si será casualidad o si será indicativo de una tendencia de fondo.

En España estas voces suenan raras: estamos acostumbrados a unos intelectuales rancios cuyas referencias e intereses no llegan más allá de la Guerra Civil. Y desgraciadamente, a los pocos que tienen lecturas y se enteran de lo que pasa en el mundo (pienso, por ejemplo, en Arcadi Espada) se les nubla el entendimiento cuando se trata de religión, con muy escasas excepciones (se me ocuren dos a bote pronto: Álvaro Delgado-Gal y José Antonio Marina).

Así que bienvenidas sean estas tres ráfagas de aire fresco.

[Empezaré con un fragmento de una entrevista a Habermas, que está en español, y en otras entradas pondré mi traducción de sendos artículos de Garon-Ash y Eco].

Jürgen Habermas (vía Contracorriente) [de una entrevista aparecida en La Vanguardia el 26/11/06]

-¿En qué sentido la modernidad ha descarrilado?
Ante el auge de la globalización económica y de la incursión de la racionalidad económica en cada vez más facetas de la vida, me he vuelto escéptico en relación con una modernización que amenaza con perder su propia base normativa en el derecho y la moral. Piense en el cálculo económico, que invade la justicia y que socava el derecho penal. Piense en los ejemplos de la privatización de la guerra, de la administración de prisiones, del suministro de energía y del sistema sanitario. El Estado deja elementos clave de la protección del bien público en manos del mercado. En todas partes, las regulaciones normativas, así como las legislativas y las morales, están desapareciendo y son sustituidas por cálculos de beneficios. (…) cuando decaen las fuerzas que fomentan una autorregulación normativa, conviene echar mano con cautela de todos los recursos que permiten la regeneración de la conciencia del compromiso. Y la religión ocupa un lugar preeminente en esta cuestión.

– ¿Qué puede aprender o tomar la razón de la religión? ¿De todas las religiones o sólo del cristianismo?
A lo largo de los siglos, en la vida moral de las comunidades religiosas no sólo se han ido formando y se han conservado prácticas de respeto, cuidados y ayuda mutuos. Sobre la base de una vida estabilizada litúrgicamente en las parroquias se ha creado también una larga tradición de interpretación y comprensión intelectual de los textos sagrados. De este modo, las sutiles experiencias en las relaciones con los demás y los sentimientos morales encuentran una expresión articulada. (…) Esto es aplicable a todas las grandes religiones, no sólo al cristianismo. Pero en Occidente se ha producido una simbiosis entre cristianismo y metafísica que explica por qué incluso la razón secularizada del pensamiento posmetafísico moderno se alimenta de ese legado. Y se alimenta especialmente cuando se habla de las condiciones de una “vida no malograda”. (…) En un diálogo con tradiciones religiosas experimentadas y ricas, manteniendo una actitud receptiva, la Ilustración puede percatarse de su propia estrechez de miras.

– Volviendo a lo anterior, cuando habla de esa simbiosis entre cristianismo y metafísica, ¿quiere decir que la filosofía tiene en sus orígenes, detrás, una religión y no es posible eliminarla sin afectar a la filosofía actual misma?
Tan sólo creo que las grandes religiones del mundo, que nacieron al mismo tiempo que la filosofía griega, pertenecen, igual que ésta, a la genealogía de la razón. Y la razón moderna, o posmetafísica, no acabará de comprenderse a sí misma hasta que no entienda su relación con la religión como un aspecto de la mente que, no obstante, le es ajeno o queda fuera de ella.

– Trasladándonos al mundo práctico, ¿qué significa esto para la praxis política? (…) ¿Es usted crítico con la visión secular? ¿Tenemos que cambiar nuestras constituciones?
Eso es un malentendido. Yo defiendo los fundamentos seculares de los estados liberales. El poder estatal debe seguir siendo ideológicamente neutral y debe legitimarse mediante consideraciones seculares regidas por la razón. La soberanía del pueblo y los derechos humanos son las fuentes seculares de la legitimación de los estados constitucionales regida por la razón. No critico el derecho natural completamente secular, sino la ideología secularizadora que niega por principio a la religión la posibilidad de contener parte de razón.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recortes, Religion, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Ateos pro religión (I): Jürgen Habermas

  1. Alonso dijo:

    “No critico el derecho natural completamente secular, sino la ideología secularizadora que niega por principio a la religión la posibilidad de contener parte de razón.”

    Ese párrafo lo resume todo.

  2. Josep dijo:

    Totalmente de acuerdo. Harían falta más voces que, sin pertenecer a creencia religiosa alguna, reconocen las virtudes de la religión y del cristianismo. El hecho de creer o no en Dios es un tema de conciencia personal y libre, pero debe reconocerse lo justo. Ateos fundamentalistas como Dawkins o Mathew Tree no están muy lejos de los integristas religiosos en cuanto a intolerancia.

  3. Jorge dijo:

    Hola !!!, oye sabias tu que JesuCristo dio su vida por nuestros pecados, el pagó con su vida por nuestros pecados en la cruz del calvario, como dice en la Biblia: arrepiéntete de todos tus pecados y pídele perdón a Dios por ellos y cree en el señor Jesucristo como tu salvador, por que el vino a traer la salvación a toda la humanidad, JesuCristo dijo en la biblia, Juan 14-6 : Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí, y por gracia de Dios, el te perdona todos tus pecados, arrepintiéndote de ellos ,escrito está en la Biblia, Juan 1-9: Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad, y también dice en la biblia: Efesios 2:8-9 : Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe, Dios te ama !! y te inscribe en el libro de la vida y tu eternidad la pasarás en el reino de Dios, después de la muerte.

    Ahora si tu quieres recibir la salvación, es muy sencillo, solamente tienes que ir a una iglesia cristiana que tu gustes y pedirle al pastor que quieres recibir a JesuCristo en tu corazón, el ora por ti y recibes la salvación, y Dios inscribe tu nombre en el libro de la vida, escrito está en la Biblia, Hechos 3:19: Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados, para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio. Yo ya fui, y me arrepentí de todos mis pecados y recibí a Cristo en mi corazón y me limpio mi alma de todo pecado, lee la biblia para que conozcas como es que Dios quiere que vivamos nuestra vida, para que entremos a su reino y que es lo que él nos señala que es pecado, yo te invito a cualquier iglesia cristiana para que recibas a JesuCristo, Él te ama!!, que Dios te bendiga.

  4. Draika dijo:

    Habermas era protestante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s