Ateos pro religión (III): Umberto Eco

Umberto Eco (via La Iglesia en la prensa) [de un artículo aparecido en The Daily Telegraph]

Necesitamos justificar nuestras vidas ante nosotros mismos y ante los demás. El dinero es un instrumento, no es un valor. Pero necesitamos valores además de instrumentos, fines además de medios. El gran problema que afrontan los seres humanos es encontrar un camino para aceptar el hecho de que cada uno de nosotros va a morir.

El dinero puede hacer muchas cosas, pero no puede ayudarle a reconciliarse con su propia muerte. (…) Es el papel de la religión proporcionar tal justificación. Las religiones son sistemas de creencias que permiten a los seres humanos justificar su existencia y que nos reconcilian con la muerte. En Europa hemos vivido un apagamiento de la religión organizada en los últimos años. La fe en las iglesias cristianas lleva tiempo decayendo.

Las ideologías como el comunismo, que prometían suplantar a la religión, han fallado de manera espectacular y pública. De modo que seguimos buscando algo que nos reconcilie a cada uno de nosotros con la inevitabilidad de nuestra muerte.

Se atribuye a menudo a G K Chesterton la observación: “Cuando un hombre deja de creer en Dios, no es que no crea en nada. Es que cree en cualquier cosa”. Quienquiera que lo dijera, tenía razón. Se supone que vivimos en una era escéptica. De hecho, vivimos en una era de escandalosa credulidad.

La “muerte de Dios”, o al menos, la del Dios cristiano, ha sido acompañada por el nacimiento de una plétora de nuevos ídolos. Se han multiplicado como bacterias en el cadáver de la Iglesia cristiana: desde extraños cultos y sectas paganas a las supersticiones tontas, sub-cristianas, de El Código Da Vinci.

(…) Como hijo de la Ilustración, y como creyente en los valores ilustrados de verdad, indagación abierta y libertad, me deprime esa tendencia. No sólo por la asociación entre el ocultismo y el nazismo y el fascismo, aunque la asociación fue muy fuerte. Himmler y muchos de los secuaces de Hitler eran devotos de las más infantiles fantasías ocultas.

(…) Fui criado como católico, y aunque he abandonado la Iglesia, este diciembre, como de costumbre, pondré un belén para mi nieto. Lo haremos juntos, como mi padre hacía conmigo cuando yo era niño. Tengo un profundo respeto por las tradiciones cristianas, que como rituales para hacer frente a la muerte, todavía tienen más sentido que sus alternativas puramente comerciales.

Creo que estoy de acuerdo con el católico caído que es el héroe del Retrato del Artista Adolescente de Joyce: “¿Qué clase de absurdidad sería abandonar una absurdidad que es lógica y coherente para abrazar otra que es ilógica e incoherente? La celebración religiosa de las Navidades es al menos una absurdidad clara y coherente. La celebración comercial no es ni siquiera eso.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recortes, Religion, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a Ateos pro religión (III): Umberto Eco

  1. Inmortal dijo:

    Estoy de acuerdo que una probable virtud de la religion es la de darle un sentido trascendente a nuestras vidas y, por lo tanto, a nuestras muertes. Pero, como te comentaba en nuestro mini-debate unos posts atras, prefiero la angustia ante la muerte que la tranquilidad probablemente placeboide de la religión.

    Justamente en este punto es en el cual suelo hacer énfasis cuando discuto con amigos creyentes respecto a mi postura. Muchos de ellos creen ver en un ateo/agnóstico/escéptico a un perezoso que no tiene ganas de seguir la mas mínima norma, y que se evita sentimientos difícilies como el temor de dios. Yo les digo que ellos tienen la “ventaja” de una vision del mundo justificada, y un consuelo antes la muerte. Fuera de la magra convicción de estar continuando un orden natural, yo no la tengo.

  2. Agus dijo:

    El mismo hecho de lo que usted llama tranquilidad placeboide puede considerarse un indicio de verdad. En la medida en que esa tranquilidad de la que habla es la serenidad que da el orden y la coherencia del mundo. Orden y coherencia que es esperable al mirar al mundo, esperable ante el hecho mismo de que los conceptos de orden y desorden no sean convenciones.

    Y la fe cristiana no es racional, pero es razonable. Lo más razonable, me atrevo a decir. No hay manera más coherente de explicar el mundo que la fe y la doctrina cristianas.

    Yo también apuesto por las consecuencias de la adhesión a la verdad -aunque suponga sufrimiento- que por un engaño que nos haga aparentemente felices; es uno de los grandes principios del cristianismo. Pero lo que textos by-ateos como este indican es que existe esa percepción de que la eliminación de Dios lleva al desorden. Teniendo en cuenta, como he dicho, que no hay motivos para pensar que el orden es algo artificial, más bien al contrario.

  3. Inmortal dijo:

    Agus: primero que nada te prohibo que me trates de usted por que me siento viejo ;P

    Respecto a tu observacion del indicio de verdad, me recuerda lo que alguna vez dijo Sábato (y que creo que el pseudopodo incluyó en algun lugar de este blog) de que una probable pista de la existencia de un dios es el hecho de que el hombre es un ser con permanente esperanza, que no se resigna a la muerte y al sin sentido (al menos aparente) de la vida.
    Yo me niego a tomar indicios, pistas y sospecha como base de mi conocimiento. Pero, claro, yo no soy hombre de fe.

    Si la eliminacion de los dioses lleva al desorden y la desesperanza, pues lo siento. Tendremos que hacernos cargo de eso. Yo lo veo como el precio a pagar por la perdida de la inocencia.

    saludos

  4. pseudopodo dijo:

    Está interesante el debate; me alegraría si este blog sirve para que los creyentes, los no creyentes y los ni-lo-uno-no-lo-otro podamos exponer nuestras razones. Más que nada porque en el mundo real (TM) esto no es muy habitual (por lo menos en España, que el ambiente está muy enrarecido, no sé si pasa lo mismo en Argentina)…

    Así que muchas gracias por vuestros comentarios, que además me dan mucho que pensar. De hecho, estaba escribiendo una respuesta pero me estoy enrollando tanto que creo que la voy a convertir en otro post, aunque no sé si tendré tiempo hoy…

    Un saludo

  5. Agus dijo:

    No, no, inmortal, yo no me agarro al argumento anselmiano de que si puedo imaginarme que Dios existe, entonces es que existe.

    No, yo me agarro al hecho de que existe el orden y el desorden y estos no son conceptos arbitrarios ni convencionales, sino inscritos en la naturaleza, como lo bueno y lo malo. Y si hay orden en microestructuras, no hay motivo para pensar que no lo hay a nivel cósmico y metafísico. Dirás que existe el caos, lo cual no hace sino nítidamente razonable el hecho de la culpa de origen. La des-esperanza, el des-orden… Son carencias del bien.

    Tú dices que te niegas a tomar pistas, sospechas e indicios para construir tu conocimiento. Y, sin embargo, el conocimiento empírico que defiendes ya ha reconocido hace tiempo su inexactitud, su caracter de hipótesis (cfr.Popper y el falsacionismo), el fracaso de su rigor, por lo que tu postura realmente supone la destrucción de cualquier conocimiento objetivo, lo cual podemos acordar que es absurdo. De hecho, estoy convencido de que -menos mal- tú no te comportarás como un empirista puro. Te fiarás de la gente. Insisto en que las cosas que más importan no son empíricamente demostrables.

    Dice Juan Pablo II en la encíclica “Fides et Ratio”: “Cada uno, al creer, confía en los conocimientos adquiridos por otras personas. En ello se puede percibir una tensión significativa: por una parte el conocimiento a través de una creencia parece una forma imperfecta de conocimiento, que debe perfeccionarse progresivamente mediante la evidencia lograda personalmente; por otra, la creencia con frecuencia resulta más rica desde el punto de vista humano que la simple evidencia, porque incluye una relación interpersonal y pone en juego no sólo las posibilidades cognoscitivas, sino también la capacidad más radical de confiar en otras personas, entrando así en una relación más estable e íntima con ellas”.

    Pensar que es menos riguroso intelectualmente, o incluso una cobardía, ampliar el conocimiento más allá de lo empírico, es poner las bases para amputar al ser humano, ya que se le ciegan las vías para acceder, insisto, a lo que más le importa, a lo que le hace más humano.

  6. Inmortal dijo:

    Agus, al leerte me impresiona que estas por encima de mi en cuanto a nivel de lecturas y fundamentaciones, pero voy a tratar de mantenrme empecinado en mi bastion.

    Yo creo que en la naturaleza, si nos abstraemos de la mecánica cuántica, existe mayoritariamente el orden, pero eso no prueba ninguna hipótesis, y el caos que se percibe a otros niveles (el sub atómico o los del aleteo de mariposa causando huracanes) me animo a pensar que solo demuestra que quizasd hay conocimiento que se escapa de nuestra comprension.
    Esto tampoco prueba nada.
    Cuando yo me refiero al desorden en mi comentario quiero decir el desorden etico o espiritual que nos lega el abandono del orden religioso, tal como se hacia referencia en el post.

    Por otro lado las pistas que uno asume como guía del conocimiento científico, son solo eso y rapidamente (o no) se refutan o reafirman. No es el caso, desde mi punto de vista en cuanto a los indicios de existencia divina.

    Tambien por supuesto que la ciencia es basicamente hipotesis, ya que sus conocimientos deben ser falseables, y refutables a los fines del acercamiento a la verdad. De esta manera se puede inferir un quietismo que nos lleva a despreciar todo conocimiento empírico, pero yo prefiero seguir considerando una verdad ( aunque mas no sea temporal) que la tierra gira alrededor del sol. Si mas adelante se refuta, pues ya veremos. De igual manera la debilidad de los principios científicos no fortalece aquellos religiosos.

    Respecto al texto de JPII, no se si lo interpreto bien, pero me parece que comparar la creencia en un ser superior con el hecho de creer en la palabra de otra persona es un poco arriesgado. Definitivamente no puedo creer en esa clase de entidades sobrenaturales pero, que me disculpen la inocencia, le sigo creyendo a un ingeniero cuando me dice que una losa no se va a caer o a un médico si me dice que es muy probable que mi infeccion se cure con los antibioticos recetados.

    Respecto al epilogo de tu comment, acepto plenamente que lo que nos hace mas humanos son aquellas cosas inmensurables (las emociones) pero esto nunca quise debatirlo.

    Saludos.

  7. Anticristo dijo:

    dios (con minúscula), no existe.

  8. pseudopodo dijo:

    Desde luego: dios con minúscula no existe. Tanto en el caso de que exista como en el de que no exista, sería con mayúscula. La teología puede ser opinable, la ortografía no.

    [Por si no queda claro: el Dios de las religiones teístas (como el cristianismo o el islam) se escribe con mayúscula, porque es un nombre propio. Igual que Peter Pan o Mortadelo, que, esos seguro, no existen].

  9. Anticristo dijo:

    Me gustaría retractar mi error ortográfico, y es válido la argumentación que Dios, como nombre, va en mayúscula. Creo que le di otra connotación a MI minúscula que no se comprendió. Anyway…

    Quería citarles un párrafo de Friedrich Nietzsche que dice así “… solamente el hombre fuerte tiene derecho a existir, pero el cristianismo cultiva con el miedo su contrario, el hombre enfermo, el animal de rebaño, y se venga del tipo superior relegándolo al margen de la humanidad que debiera regenerar, y haciendo de él un réprobo…”

    Definitivamente no estoy de acuerdo con él en que solamente el hombre fuerte tiene derecho a existir, pero en lo que si concuerdo es en que el cristianismo en los hombres cultiva el miedo, me atrevo a decir “terror”. Creo que a los creyentes, los convierte en seres culpógenos incapaces de afrontar las leyes naturales de la vida.

  10. Agus dijo:

    Algún día, citar a Nietzsche como argumento de autoridad será motivo de vergüenza.

    Inmortal, creo que la mejor manera de aproximarse a la cuestión no es la de “mantenerse empecinado en mi bastión”. Cerrarse a nuevos conocimientos, a nuevos matices o hallazgos es un error, por mucho que el que frente a nosotros argumente esté en las antípodas ideológicas.

    El tema no es que exista mayoritariamente el orden, sino que el desorden es una carencia de aquél. Es decir, lo natural es el orden. El desorden, lo reconozco, es un misterio. Misterio ‘razonable’ a la luz de ese otro gran misterio que se llama Encarnación del Verbo.

    Lo que me resulta humana e intelectualmente empobrecedor es el empirismo, ese dar por supuesto que es imposible el misterio. Yo, con Chesterton, estoy por las hadas. ¿Por qué no pueden existir las hadas? El empirismo ya ha demostrado su catastrófico y atrófico fracaso. Dejemos paso a la posibilidad de que exista ‘lo mágico’, lo misterioso. Las religiones son una respuesta al misterio. Y negar la posibilidad de la respuesta al misterio es intelectualmente muy poco riguroso, y creativamente muy plano.

    Si tú mismo me dices que lo que más importa es lo no mensurable, ¿cómo explicas la contradicción de ‘no creer lo que no es mensurable’, en este caso Dios, la religión? Yo te lo explico: incoherencia en el sistema de pensamiento, propio del posmodernismo, ecléctico: empirista para unas cosas, voluntarista para otras, sentimentaloide…

    El texto de Juan Pablo II lo que manifiesta es que nadie funciona como un empirista, porque la vida entonces sería indeseable; todos nos basamos en la confianza, y ésta podría decirse que es incluso más importante que el dato racional. La confianza en las personas y la confianza en el Dios revelado tiene mucho que ver. Sólo tenemos una sensibilidad, y por tanto una forma de confiar.

    En cuanto a Anticristo, al que su propio nombre, amén de poco provocador a estas alturas de partido, le etiqueta en una posición poco abierta a un diálogo intelectual serio… La imagen nietzscheana del cristianismo y la religión es esquemática y falaz, fruto de alguien que no tiene ni papa de qué significa ser cristiano. Entiendo que en una época no excesivamente lejana hubo comportamientos y prédicas (e imaginería e iconografía) que alimentaron esa imagen, pero no imagen de algo más poderoso, con una fortaleza más apabullante, que la de un Dios que se hace hombre, acepta no utilizar toda su potencia, muere libremente, y aun así cambia el curso de la historia. Dígame si Nietzsche tuvo un sólo gramo de la fortaleza que supone ese dominio de la propia libertad.

    El pensamiento de Nietszche es un fracaso. El tiempo ha demostrado que lo único que hace es alimentar totalitarismos y mentes ensoberbecidas y megalómanas, egoístas patológicos. Está bien para un adolescente engreído, para una época adolescente como la que estamos terminando de pasar, pero no para alguien que se quiere tomar el cosmos en serio.

  11. Terzio dijo:

    ¿”cultivar el miedo/el terror”?

    Hay que estar en un grado/estadio muy primario de comprensión/conciencia religiosa para achacar eso, precisamente, al Cristianismo.

    Dice después “…culpógenos incapaces de afrontar las leyes naturales de la vida…” ¿!

    Aparte el feo neologismo y el batiburrillo conceptual (grave padecimiento para exponerse a litigar en blogs), que le pregunten al misionero, a la monja enfermera, o al padre de familia numerosa (católicos y “culpópatas” -sorry por el neo palabrejo -) cómo torean esa legislación natural de la vida. A ver qué responden ellos, tan afectados de culpa y acobardados para vivir.

    ¿No?

    Pués eso.

    +T.

  12. Inmortal dijo:

    Agus: lo de mantenerme empecinado en mi bastión lo dije en tono de broma obviamente que las observaciones que haces en este punto son totalmente lógicas y las comparto. Si estuviera tan cerrado no me gastaria debatiendo con vos y me encerraria en la soberbia.

    Respecto al fracaso del empirismo, yo preguntaría a que nivel lo consideras. Si nos limitamos a lo que originó este mini (ya no tan mini) debate, o sea la sensación de angustia y desamparo que genera el abandono de la religión, puede que te de la razón. El empirismo no ha ocupado su lugar con eficacia. Pero respecto a todos los demás ámbitos de la vida y el conocimiento definitivamente estoy en desacuerdo. Lo que la ciencia empíricamente fundamentada le ha proporcionado a la humanidad es, y en mi opinion esto está absolutamente fuera de discusión, abrumadoramente positivo. Los antibióticos, vacunas, medios de comunicacion, ampliacion de nuestro horizonte de conocimientos, etc. Y te evito la observacion de sus costados negativos (drogas de sintesis, carrera armamentista-nuclear, polucion y degradación del medio ambiente, etc.) por que yo también los considero negativos. Pero en la balanza no tengo dudas que el saldo es favorable. Sin ir mas lejos nos estamos comunicando por un medio producto de la ciencia. Nuestra conversación seria imposible por métodos directos ya que, creo, nos separa un océano (geográfico, no el conceptual).

    Las hadas (o el elemento metafísico que desees) pueden existir como hipótesis, pero solo eso. ¿Pueden existir las hadas? Como pueden existir los ornitorrincos, pero estos últimos tienen la ventaja de ser fácilmente fotografiados. si deseas vivir en un mundo de hadas, pues te deseo buena suerte. Yo voy a disfrutar las obras artísticas donde las retraten y las describan, pero no las voy a integrar a mi realidad.

    Esto no quiere decir que tengas que caer en la simplificacion de que si yo reconozco que lo inmensurable nos hace humanos es que soy contradictorio.

    El ámbito de las emociones (que defiendo y disfruto como humano) no se contrapone al ambito de la comprension de nuestro lugar en el mundo. Si amo, odio, admiro, extraño, envidio a alguién, no quiere deci que niege que ese alguien es un organismo pluricelular, con reproduccion sexuada, que ocupa un nicho ecológico determinado y cuyo metabolismo se basa en la integracion a su organismo de detrminados elementos químicos combinados de manera precisa.

    Mis sentimientos no se contraponen a mis conocimientos empirica-científicamente adquiridos. ¿Vos acaso crees que difruto menos un atardecer que vos por el hecho de saber que es un producto de la rotacion del planeta combinado con las modificaciones que sufren los haces de luz al atravezar la atmósfera tangencialmente? Creeme que no. No necesito considerarlo un regalo divino para emocionarme. Estoy seguro que la inteligencia que demuestras en cada renglon que escribes te evita caer en esta simplificación.

    Por último en cuanto al punto de la confianza tampoco puedo estar de acuerdo. Puedo confiar plenamente en una persona que conversa conmigo y con quien tengo una relacion de determinada índole, pero pedirme que confie en un dios cuya existencia desconozco (si, yo la desconozco). ¡Es como pedirme que confie en una persona que simplemente no se si existe! O sea: depositar mis valores, principios eticos y morales, y vision del mundo en algo o alguien que es solo una posibilidad. No puedo. Esto, sinceramente me parece querer tomar una actitud indiscutible como es la confianza y convertirlo en un argumento a favor de la fe. A mi me parece pobre.

    Saludos.

  13. pseudopodo dijo:

    Agus, bien se nota que eres joven en tu fogosidad… 🙂 Yo quería hacer un comentario más breve a Anticristo (realmente estoy teniendo muy poco tiempo estos días).

    Nietzsche quería recuperar la moralidad pagana, una moralidad en la que la ley era la fuerza (y Alejandro Magno o César Augusto eran por eso elevados al rango de Dioses). O sea, como tú dices, una moralidad en la que “solamente el hombre fuerte tiene derecho a existir”.

    Tu dices rechazar eso pero concordar con Nietzsche en otras cosas como en que el “cristianismo cultiva el miedo en los hombres”. El problema es que uno no puede tomar un sistema filosófico y coger unas cosas y dejar otras a voluntad. Porque un sistema tiene que tener coherencia interna. ¿En qué te basas tú para rechazar que el sólo el hombre fuerte tiene derecho a existir? ¿En que queda feo decirlo? Eso no es una razón. Si admites el resto de Nietzsche me temo que tienes que admitir también eso.

    Nietzsche era muy coherente al odiar al cristianismo, porque tenía muy claro que fue el cristianismo y sólo el cristianismo quien acabó con su admirada moral de la fuerza. Y es una honradez intelectual que le honra y le coloca muy por encima de tantos ateos de salón que acusan a la religión de ser moralmente mala…¡según una moral que sólo llegó a existir gracias a la religión cristiana!

    ¿Que el cristianismo cultiva el miedo? Habría que verlo, porque esto se puede entender en varios sentidos, algunos muy positivos: yo prefiero una sociedad en la que la gente tenga miedo a robar o a matar, por ejemplo. Y la moral de una sociedad también forma un sistema, no se pueden poner y quitar cosas a voluntad. De modo que a lo mejor no queda más remedio que haya un cierto grado de miedo, un cierto temor al castigo (divino o humano) para que todo funcione. Sería más bonito que todos pudiéramos hacer lo que nos diera la gana y no hubiera ningún problema, pero simplemente las cosas no son así.

    Bueno, decía que iba a ser breve…Ya no me da tiempo a contestar a otras ideas que se han planteado por aquí…pero veo que para discutir os bastáis sólos… 🙂

    Un saludo

  14. Agus dijo:

    Inmortal, cuando hablo del empirismo como fracaso, me refiero al empirismo que se sale de su sitio -la ciencia experimental- y pretende convertirse en visión total del mundo. El conocimiento científico es una parte de la sabiduría muy admirable, valiosa y que hay que fomentar. No pienses que rechazo el progreso técnico, pero el empirismo filosófico -entre otros- ha traído una distrofia (si se dice así) entre el progreso técnico y el moral.

    Y no, no pretendo simplificar. Pero este espacio no da para más 😉 De todas formas… Buf, eso de explicar el amor, la pasión, etc., exclusivamente como reacciones químicas…

    Pseudópodo… Bien sabes que soy demasiado impetuoso, pero el tiempo -espero- irá matizándome. Por ahora, lo que se espera de mí es la pasión. Además, Chesterton, al que admiro, también tenía esa pasión. ¿No? Aprendo mucho leyéndote y viendo cómo transformas el mismo hecho que para otros es negativo en algo razonable y positivo.

  15. Francis dijo:

    Lo que no termino de entender es por qué se cita a Nietzsche para intentar dar autoridad a un argumento. El pobre Nietzsche era un enfermo, el pobre, al que se le derretía poco a poco el cerebro: enfadado con la vida, con Dios, con el hombre y consigo mismo. En definitiva, enfadado consigo mismo. ¿Autoridad? Desde luego, es toda una autoridad en el campo del odio a todo ser viviente.

  16. pseudopodo dijo:

    Quería haber contestado a Inmortal como se merece (sé que suena a amenaza pero es un elogio 😉 ) pero no doy abasto….así que sólo intentaré explicar una cosa.

    Estoy básicamente de acuerdo con lo que dices de que tus sentimientos no se contraponen a tus conocimientos científicos y lo explicas muy bien con tu ejemplo del atardecer. Feynman (seguro que lo conoces) escribía no recuerdo donde que la ciencia no sólo no quita, sino que añade al placer que sentimos ante el mundo: “it only adds”, decía.

    Hay otra historia que viene al caso. Eddington fue el primero que entendió como la fusión nuclear explica el brillo de las estrellas. Dice la leyenda que poco después de tener la idea, estaba con su novia mirando al cielo y ésta dijo: “mira que hermosas brillan las estrellas”, a lo que él contestó: “sí, y yo soy el único hombre en el mundo que sabe por qué” (it only adds!).

    El problema viene cuando se quiere que la ciencia, en lugar de añadir, sustituya. Entonces, el atardecer o las estrellas dejan de tener significados y son meros fenómenos descritos por leyes físicas y nada más. Y peor aún, mis pensamientos y sentimientos también dejan de tener significados y son meros efectos secundarios de corrientes eléctricas. Por eso yo creo que no podemos aceptar que la verdad de la ciencia sea la única verdad. Entre otras cosas, esa afirmación ya no es científica sino metacientífica, o sea, filosófica. Es cientifismo, no ciencia. Y en mi opinión, el cientifismo es mala filosofía.

    En el momento en que descartamos el cientifismo y aceptamos que “hay más cosas en el cielo y en la tierra de las que encuentra nuestra ciencia” hay espacio para la religión. Pero es que además de lo que no se suele dar cuenta la gente es que es necesario abandonar este cientifismo no sólo para hacer hueco a la religión sino para hacernos hueco a nosotros mismos. Para el cientifismo no sólo Dios, sino tu, yo, la belleza, la verdad, el significado, los recuerdos, no existen. Ni siquiera la sensación de verde existe para la ciencia (es lo que se llama el problema de los qualia). Siento no poder explicar esto mejor aquí, algún día me gustaría escribir despacio sobre ello…

    Creo que la conclusión del libro de Appleyard del que hemos hablado en otro minidebate tenía que ver con esto. Hablaba de “hacer humilde a la ciencia” y, si yo lo entendí bien, se refería a que no deberíamos cegarnos por las verdades de la ciencia hasta el punto de aceptar que nuestras verdades intuitivas, cotidianas (como que mi yo es real, que tengo voluntad, o que experimento la belleza o la culpa) son inexistentes. La ciencia humilde sería ciencia que “sólo añade”…

    En fin, espero haberme explicado un poco…

  17. Inmortal dijo:

    Pseudópodo: primero que nada se agradece la molestia de enriquecer el debate, pero lo prometido es deuda y espero ese post ampliando lo de los qualia que me ha dejado intrigado.

    Estamos de acuerdo en que el cientificismo es una postura por lo menos discutible. La ciencia ocupa su lugar (que considero muy importante) pero nada mas. Sin embargo creo que yo estoy parado filosóficamente mas cerca de ella que vos. A mi no me preocupa pensar que mis razonamientos (o sentimientos) son la consecuencia de una agitacion eléctrico-quimica cerebral. Disfruto de ellos como del atardecer mencionado. Pero por supuesto que vamos a coincidir que tomar la postura de disecar los sentimientos de esa manera hasta que no queda nada es un absurdo y un despropósito.

    Que la ciencia siga añadiendo!

  18. pseudopodo dijo:

    Qualia son la “verdosidad” del verde o la “rojedad” del rojo. Según muchos (o por lo menos algunos) filósofos, estas cualidades son irreducibles a lo físico y entonces nuestros pensamientos no serían sólo agitaciones eléctricas… pero ya sé que esto no es una explicación y el tema se merecería un largo post (pero no prometo nada, ojo..)

  19. Anticristo dijo:

    Definitivamente no cité a Nietzsche para dar fuerza a ningún argumento. Simplemente, di otra visión del tema. Además, ¿¡Quiénes son Uds. para decir tal o cual cosa de él!? ¿¡Han escrito algo acerca de la vida, religión, Dios, etc… donde yo también pueda criticarlos/defenestrarlos/admirarlos?!
    Avisen, así compro sus libros en algún lugar, o simplemente los consigo.

    Suerte, este blog no acepta otras opiniones…

  20. Agus dijo:

    El que no parece aceptarlas es usted. No sé a qué el pataleo. Aquí nadie ha gritado.

  21. pseudopodo dijo:

    Bueno, Anticristo, yo todavía no he escrito un libro, pero de momento escribo en este blog y aquí puedes leer mis opiniones. Las tuyas y las de cualquier otro lector siempre son bien aceptadas, con el único requisito de que se formulen con respeto. Creo que a la vistá está en los comentarios.

  22. Francis dijo:

    Anticristo es también antidebates.

  23. Artropodo dijo:

    Hola a todos y saludos

    (escribo sin acentos porque es un teclado extranjero)

    Nietzsche fue un afeminado y alcoholico, que mas de una vez se le habia sorprendio hablando solo, y que en sus ratos de melancolia escribia lo que queria contra Dios, creo que se le debe de tener un poco de consideracion ya que por la manera en la que escribe se deja ver que muy probablemente era un nino abusado sexualmente por un sacerdote, talvez alguna vez llego a escribir mientras lo abusaban:-( sin contar lo que he leido acerca de el que padecia de parafilias sexuales, como hitler quien tambien fue abusado, y es seguro que no disfruto de la vida toda vez que no distinguia los colores ya que se dice que era daltonico, que tristeza !! Yo no se a que vino a este mundo 😦 y probablemente el tampoco 😦

    No vale la pena tomar en cuenta los pensamientos de alguien que como (Nietzsche) no fue objetivo, a no ser que uno se identifique con el por similares circunstancias, pero entonces guardarse su amargura y no amargarle la vida a los que la disfrutamos no ? 🙂

    Un saludo a todos pasenla bien 🙂

  24. flor dijo:

    que piensa umberto eco sobre los medios?

  25. Celia María Cayssials dijo:

    Todas las polémicas filosóficas anteriores me superan; pero apuesto al sentido común:la ciencia se contrapone a la fe. El que cree en Dios por la fe, no aspirar investigar los por qué de la parafernalia de todas las religiones. Creo que el hombre creó a Dios para aferrarse a algo que le supone una continuidad de la vida después de la muerte.Así mismo le teme y por temor a veces frena sus desvíos morales en la convivencia social (aunque el Dios de los católicos perdona a través de una confesión, cuya penitencia es rezar, cosa insólita, ya que si rezar sirve para pedir, agradecer, ganar méritos etc. cómo puede ser también una penitencia?
    No puedo aspirar a comprender el misterio de la vida, de la muerte, del universo,etc. Creo que nuestra inteligencia no es capaz de entender los enigmas existenciales. Quizás algún día la ciencia avance a tal punto en que pueda darnos razones basadas en demostraciones comprensibles y así develar los más complejos arcanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s