Una demostración de la invisibilidad de lo inmóvil

Dos ilusiones ópticas muy curiosas que he encontrado en un magnífico (pero técnico) artículo de revisión sobre los movimientos sacádicos, y que sirven para ver, en la medida de lo posible, dos cosas de las que hablaba en el post anterior.

Primero, la ilusión de Troxler, que permite experimentar la invisibilidad de lo inmóvil:

ilusion2.jpg

Instrucciones:

1) Mirar fijamente al punto central. Con la visión periférica veremos el anillo azulado.

2) Se observará que poco a poco el anillo se va desvaneciendo. En cuanto desviamos la vista, reaparece.

La explicación parece ser que las microsacudidas no son efectivas para evitar la adaptación sensorial de la visión periférica, sobre todo cuando se trata de estímulos de poco contraste (el movimiento que sufre el anillo con las microsacudidas apenas cambia su imagen sobre la retina y por eso no es eficaz para evitar su desvanecimiento).

Y ahora una ilusión que permite ver las microsacudidas:

ilusion_.gif

Instrucciones:

1) Mirar fijamente al punto central durante un minuto
2) Mirar a continuación al punto blanco adyacente

El patrón de líneas blancas se verá ahora en negativo (es lo que se llama una postimagen) y se moverá constantemente debido a las microsacudidas.

Esta entrada fue publicada en Ciencia, psicología. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Una demostración de la invisibilidad de lo inmóvil

  1. Pseudópodo, has ganado mi admiración más profunda. No puedo dejar de quitarme el sombrero ante una persona que lo mismo maneja la Ley de Zipf que los movimientos sacádicos.

    Por curiosidad, ¿qué te ha llevado a leerte ese artículo?

  2. pseudopodo dijo:

    Je, pues ya verás cuando empiece a hablar de futbol… 😀

    Bueno, más en serio, gracias por el elogio, pero no es para tanto. En realidad algunas de las cosas que estoy escribiendo ultimamente son elaboraciones de ideas de hace años, así que he tenido tiempo para pensarlas…

    Pero como (para qué negarlo) me has inflado el ego, creo que voy a explicar el “cómo se hizo” de este post y algunos más en una entrada independiente…a ver si mañana la escribo…

    Un saludo, topo.

  3. MacCano dijo:

    Joer, ahora veo lineas por toda la casa…XDDDD

  4. leonardo dijo:

    me parece excelente….pero no se si se han dado cuenta de que despues de que uno hace el ejrcicio y efectivamente se evidencian las microsacudidas, así como también la postimagen encontramos que cuando quitamos la mirada del punto negro y la colocamos en otro lugar es dificil percibir elñ punto negro, el blanco se vera facilmente, ahora bien si ubicamos la mirada fija del punto negro al punto blanco este se ubica exactamente donde esta el blanco, la pregunta es… es normal que yo vea esto es decir que en el punto balnco el negro y el blanco son el mismo y que apesar de la postimagen y las microsacudidas esto se mantenga?…fuera de que la figura si cierro mis ojos se mueve por todos lados…gracias

  5. Mercedes dijo:

    Pues debo ser rara pero yo las lineas blancas las sigo viendo blancas y he repetido el experimento, pero nada, las sigo viendo blancas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s