Antología de bodrios (VII): El cambio climático según Antonio Gala

Antonio Gala es posiblemente el autor más leído en España en los úlimos veinte o treinta años. En la lista de libros más vendidos nunca falta una obra suya. Es además un personaje público, que alcanzó su mayor dimensión cuando lideró el movimiento de oposición al ingreso de España en la OTAN en el referendum de 1986.

Gala tiene una breve columna diaria en El Mundo. Esta es la de ayer:

El rey tonto, por Antonio Gala (publicado en El Mundo, 12 de abril de 2007)

Que el cambio climático causa variaciones genéticas y modificaciones migratorias parece comprobado. Que tal cambio lo cause el hombre, me sorprende. Primero, porque la Naturaleza es demasiado grande, aun perturbable; segundo porque el hombre se cree, por soberbia, rey de ella y no lo es. Cuando la desaparición de los dinosaurios no había CO2 ni hombres; y se cumplió un ciclo. El hombre es un “sarpullido de la Tierra”, que produce picor, no mudanzas sustanciales. De ellas somos espectadores, por muy dañinos e importantes o influyentes imbéciles que nos creamos. Pienso que la Naturaleza tiene recursos defensivos ignorados, aunque a todos nos beneficien. Lo prueba la aparición de cientos de nuevas especies de animales, paralela a la desaparición de otras. Ella sigue su rumbo. Con o sin nosotros.

¿El cambio climático produce variaciones genéticas? ¿Cuando desaparecieron los dinosaurios no había CO2? ¿Están apareciendo cientos de nuevas especies animales? Y sobre todo ¿es posible escribir más disparates en menos líneas?

  1. No sé que quiere decir “variaciones genéticas”, pero si tan impreciso término lo concretamos en mutaciones, es imposible que el cambio climático pueda producir tal cosa. Una mutación genética requiere que se produzca una alteración en la molécula de ADN y eso necesita radiaciones ionizantes. Podría ser que el agujero de ozono cause algún leve incremento en la tasa de mutaciones en Australia, por el aumento de la radiación ultravioleta. Pero en aunque tal cosa fuera cierta (que por ahora, que yo sepa, no lo es), el agujero de ozono no tiene que ver con el calentamiento global…
  2. Cuando desaparecieron los dinosaurios no sólo había CO2 sino que la concentración de este gas en la atmósfera era mucho mayor que la actual. En concreto, se calcula que entre dos y cinco veces mayor… Por lo demás, la desaparición de los dinosaurios no tuvo nada que ver con el CO2.
  3. ¡Qué más quisiéramos que estuvieran apareciendo nuevas especies animales! Me imagino que Gala confunde el hecho de que de vez en cuando los biólogos encuentren alguna especie desconocida con que se creen especies nuevas. Que ya es confundir. El caso es que las especies se están extinguiendo a un ritmo brutal. Uno de los naturalistas más prestigiosos, E. O. Wilson, ha calculado que en cien años se habrán extinguido la mitad de las especies animales. Podemos estar seguros de que en ese periodo no va a aparecer ninguna… como no sea por ingeniería genética (y, por cierto, la desaparición de especies no tiene que ver con el cambio climático).

Pero no sólo se trata de que Gala no conozca los hechos. Es que demuestra una manera de pensar completamente acientífica. Su principal argumento es que la Tierra es demasiado grande. Eso viene a ser como decir que no se puede ir a la Luna porque está demasiado lejos. ¿Qué significa demasiado? Depende de para qué.

El aumento de temperatura que se prevé es de tres o cuatro grados en unas cuantas décadas. ¿Es eso mucho? En palabras de don Antonio Gala, yo diría que es un “sarpullido”, más que una “mudanza sustancial”. Desde luego, muy poco para asar un pollo. Pero como fiebre, no está nada mal…

En fin. Está claro que cuando uno llega a opinador profesional, ya no hace falta saber de qué se habla.

(Más bodrios, aquí…)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Recortes, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Antología de bodrios (VII): El cambio climático según Antonio Gala

  1. Agus dijo:

    Hace siglos que no leo a Gala. Es de lo más patético que se ofrece en la letra impresa de la prensa española. Tópicos, escritura fofa, lógica pueril… Cuesta entender por qué él y no otros miles. Gracias por dejar en cueros su audaz ignorancia.

  2. claudia dijo:

    Para que te rias un rato.

  3. Pingback: meneame.net

  4. Claudio dijo:

    Antonio Gala: que tipo mas insufrible…. Te las das de dandy, escribes tres novelas políticamente correctas que no pasarán el filtro de los próximos 30 años…y hablas con pose, etc, etc.. y ya está.

    Pues si lo vieras hablando de religión… súmale enteros a su infinita ignorancia científica….

    En fin, cada vez estoy mas de acuerdo con Hans Georg Gadamer. Cuando cumplió 100 años, le preguntaron si leía todavía, y dijo que sí, pero que como le quedaba poco tiempo, sólo leía cosas que merecieran la pena, es decir, clásicos con más de 2000 años de antigüedad. Creo que voy a aprender latín de una vez.

  5. Creo que lo que pasa es que Gala había hablado con el primo de Rajoy…

  6. Pino dijo:

    Fantástica crítica pseudópodo. He de reconocer que incluso me he reído con tu ironía (“Y sobre todo ¿es posible escribir más disparates en menos líneas?” “Desde luego, muy poco para asar un pollo. Pero como fiebre, no está nada mal…”)

    Gracias por tu blog; un ejemplo de cordura, sabiduría y espíritu crítico.

    Un cordial saludo.

  7. pseudópodo dijo:

    Gracias a ti, Pino: comentarios así animan mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s