Déspotas orientales

Cuenta Heródoto que cuando el rey Darío de Persia partía con su ejército contra los escitas…

…sucedió que uno de los persas, llamado Eobazo, el cual tenía tres hijos y los tres partían para aquella campaña, suplicó a Darío que de los tres dejase a uno en su casa. Respodiole Darío que, siendo él su amigo y pidiéndole un favor tan pequeño, quería darle el gusto cumplido dejándole a los tres. Eobazo no cabía en sí de contento, creyendo que sus hijos quedarían libres y exentos de marchar a la guerra; pero Darío dio orden de que los ejecutores de sus sentencias mataran a todos los hijos de Eobazo, y de este modo, degollados, quedaron con su padre.

Una generación más tarde, Jerjes, el hijo de Darío, manda su ejército contra Grecia. Se presentó ante él un amigo lidio, Pitio, y le suplicó…

Señor, cinco hijos tengo, y los cinco os acompañan en esa expedición contra la Grecia. Quisiera que, compadecido de la avanzada edad en que me veis, dieseis licencia al primogénito para que, exento de la milicia, se quedase en casa a fin de cuidar de mí y de mi hacienda. Vayan en buena hora los otros cuatro, llevadlos en vuestro ejército, y ojalá, cumplidos vuestros deseos, retornéis glorioso.

Al oír estas palabras, Jerjes montó en cólera: “¿Cómo tú, hombre ruin –gritó al anciano- te has atrevido a hacer mención de ese hijo que, siendo mi esclavo, debería acompañarme con toda su familia y aun su misma esposa?” Acabada de dar esta respuesta, dio orden a los ejecutores ordinarios de los suplicios que fuesen al punto a buscar al hijo primogénito de Pitio y hallado lo partiesen en dos de un tajo, y luego pusiesen una mitad del cuerpo en el camino a mano derecha y la otra a mano izquierda, y que entre ellas pasase el ejército.

(Tomado de Ryszard Kapuscinski, Viajes con Heródoto; pp 165 y 226)

***

La campaña de Jerjes contra Grecia es la que acabó en las batallas de las Termópilas (sí, la de 300), Platea y Salamina. Pese a ser muy inferiores en número, los griegos combatieron heroicamente y acabaron venciendo. Afortunadamente…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Citas, literatura. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Déspotas orientales

  1. Felipe dijo:

    Leí ‘Viajes con Herodoto’ este verano y me entusiasmó. De hecho me animó a Leer al propio Herodoto. Al final hice una pequeña selección de textos:

  2. Asturchale dijo:

    Pseudopodo, buscabas una critica elogiosa de Dawkins en español. Ha aparecido en La Pagina Definitiva, una web de bastante exito:
    http://www.lapaginadefinitiva.com/dblibros/173

    Es la primera vez que dejo un comentario en tu blog. ¡Muy interesante!
    He comentado la película “300” en dos entradas de mi blog, tal vez te interese:
    http://quegayosomos.blogspot.com/2007/04/300-una-bazofia-militarista-americana.html
    http://quegayosomos.blogspot.com/2007/04/segunda-parte-de-la-bazofia.html

  3. pseudopodo dijo:

    Gracias, Asturchale, me lo leeré.
    …otro lector del blog ya me pasó otra crítica elogiosa en “Por la boca muere el pez” y espero muchas más (porque Spain is different)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s