Libros del verano 2007

Uno de los alicientes de la casa en que veraneamos es que está a un paso de la Biblioteca Provincial (bueno, ahora ya no se llama así; de todos modos, para mí siempre será la Casa de la Cultura, que es como se llamaba cuando yo tenía diez años).

Afortunadamente abren en agosto, aunque sólo sea por las mañanas. Esto me permite hacer una escapada muy pronto, antes de que se despierten los niños, y mezclarme una o dos horas con los estudiantes de bachillerato que, pobrecitos, han suspendido la física.

Lo que más me gusta es poder explorar: buscar en el catálogo autores que me interesan, hojearlos y ver si merecen la pena. Los que pasan este primer filtro me los llevo a casa (es una pena que sólo dejen sacar tres libros con un carnet, pero a veces mi mujer me deja el suyo). Algunos acabo leyéndolos, otros no. Y otros no me basta leerlos y los compro.

Estos son los libros que me he llevado a casa este mes de agosto:

  1. Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, de Haruki Murakami (leído)
  2. El ABC de la felicidad, de Lou Marinoff (leído)
  3. Léxico familiar, de Natalia Ginzburg (comprado)
  4. Uvas amargas, de Jon Elster (comprado)
  5. 25 grandes ideas, de Robert Matthews
  6. La medición del mundo, de Daniel Kehlmann
  7. La frontera del éxito, de Malcolm Gladwell (leído)
  8. Innovación y tradición, de David Edgerton
  9. Conflicto de visiones, de Thomas Sowell (leído)
  10. Expiación, de Ian McEwan
  11. Agonizar en Salamanca, de Luciano G. Egido
  12. Las brujas y su mundo, de Julio Caro Baroja

De los libros leídos iré colgando aquí sus reseñas. En cuanto a los comprados, saqué el de Ginzburg porque está agotado, pero cuando lo encontré en una librería lo devolví. Así lo saborearé más tranquilamente…Con el libro de Elster la cuestión no es tener tiempo de saborearlo sino de digerirlo. Cuando lo encontré la librería Cervantes de Salamanca (¡bendita sea!) pude devolverlo a la biblioteca y relajarme. Elster es denso como pocos (algún día hablaré aquí de él), y las vacaciones se estaban convirtiendo en trabajos forzados…

El resto de los libros se divide en realidad en dos grupos: los tres últimos, que no tuve tiempo mirar con detenimiento (así que no puedo opinar más allá de decir que “tenían buena pinta”) y los otros tres, que sí me dio tiempo a explorar. Aquí va una mini-reseña de cada uno por si interesa a alguien.

25 grandes ideas, de Robert Matthews

Este libro es una introducción al “estado del arte” de la ciencia, centrado no en los resultados sino en las ideas: un buen enfoque para enterarse de las cosas. Cada capítulo es independiente, breve (menos de diez páginas) e incluye un resumen, una cronología, un par de breves complementos -que quedarían muy bien como recuadros en una revista- y bibliografía. Matthews se explica bien y el nivel es muy asequible sin ser banal, así que el libro es un buen punto de partida para ponerse al día sobre lo que se cuece hoy en la ciencia.

Estas son las 25 grandes ideas (en inglés, las he sacado de la web del libro): Consciousness / Nature versus Nurture / Small world theory / Game theory / Artificial Intelligence / Information Theory / GM (genetic modification) technology / Out of Africa / Evolution / The Selfish Gene / Catastrophism / Plate Tectonics / Bayes’s Theorem / Chaos Theory / Cellular Automata / Extreme Value Theory / Evidence-based medicine / Epidemiology / Special relativity / Entanglement / The Standard Model / The Theory of Everything / The Big Bang / Dark Energy / Parallel Universes / The Anthropic Principle

(Puede servir de test: quien pueda decir de qué van veinte o más conceptos es un superenterado; entre 15 y 20, enteradillo; de 10 a 15 un poquito flojo: debe leer menos periódicos y más ciencia; menos de 10: usted no está en este mundo, realmente necesita leer el libro).

La medición del mundo, de Daniel Kehlmann

Este libro ha tenido un gran éxito en Alemania. “Deslumbrante” ha dicho Der Spiegel; “un fascinante encuentro entre la literatura y la ciencia”, dice la portada. Los protagonistas son Alexander von Humboldt y Carl Friederich Gauss, y con estas credenciales no es de extrañar que me llamara la atención. Ha sido decepcionante. Gauss y Humboldt son retratados como dos fantoches inhumanos. Kehlmann no ha indagado en su psicología y tampoco parece haberlo hecho en su obra, de manera que no entendemos sus motivaciones, más allá de que parecen ser unos maníacos. Por la página 77, donde abandoné la lectura, no sentimos ninguna empatía por ellos ni hemos aprendido nada. Quizá mejore cuando se entrelacen sus historias, que hasta donde yo he llegado avanzan paralelas en capítulos alternos, pero no he tenido paciencia.

Innovación y tradición, de David Edgerton

Edgerton plantea una historia de la tecnología centrada en el uso y no en la invención. Esto tiene interés porque es el uso lo que importa socialmente: hay muchos grandes inventos que no han tenido relevancia práctica (pensemos en todo lo relacionado con la carrera espacial) y otros muy modestos pero de enorme trascendencia (como el preservativo). El libro incluye mucho material curioso y va contra muchos tópicos: defiende la importancia de tecnologías poco publicitadas, explica que el uso de una innovación suele alcanzar la cumbre muchos años después de su invento –y por eso la historia centrada en la invención da una visión deformada de lo que es importante en cada época-…pero desgraciadamente, Edgerton escribe como un francés. Y a mis años eso ya es motivo para buscar alternativas. Una pena.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros, Reseñas. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Libros del verano 2007

  1. eldoctorhache dijo:

    “Lessico famigliare” (la autora lo escribía así, con “g”, pese a que en buen italiano debería de ir sin ella) es uno de los libros más fascinantes de la literatura italiana -y diría que no sólo de ella- del siglo XX. Desconozco la calidad de la versión española (tuve la suerte de realizar todos mis estudios en Italia, y ya se sabe, como dijo Max Aub, que uno es de donde hizo el Bachillerato), pero se trata en todo caso de una obra preciosa, en la que, a través de la narración (divertida, sentimental, dramática según los momentos) de la vida de una peculiar familia turinesa, uno puede encontrar a cada paso referencias y ecos que suenan y resultan, por humanos, igualmente “familiares”. Gran autora teatral, también escribió ensayos históricos; entre ellos uno, apasionante, sobre los avatares familiares de Alessandro Manzoni, el autor de “Los novios”. Creo que te encantará.

  2. pseudopodo dijo:

    Gracias, doctorhache! (me alegro de leerte por aquí).

    Ya dije en otra entrada que me encantó “Las pequeñas virtudes”, por eso tenía fichado “Léxico familiar”. Estoy viendo que Natalia Ginzburg no será muy conocida, pero tiene lectores muy entusiastas.

  3. JuanPablo dijo:

    soy un desastre… sólo me animo a escribir unas diez páginas de 8 de esos temas.

  4. qbit dijo:

    Comenta algo del de Malcolm Gladwell.
    😉

  5. pseudopodo dijo:

    Ya tengo la reseña en el horno… (resumen: tá bien…y más detalles próximamente )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s