¡Otra vez un Ig-Nobel español!

Noticia de última hora: la investigación española está que se sale. ¡Por segundo año consecutivo conseguimos un Ig-Nobel!. Improbable Research ha concedido el galardón de linguística a un equipo catalán:

LINGUISTICS: Juan Manuel Toro, Josep B. Trobalon and Núria Sebastián-Gallés, of Universitat de Barcelona, for showing that rats sometimes cannot tell the difference between a person speaking Japanese backwards and a person speaking Dutch backwards.

Hasta ahora, los investigadores españoles habian conseguido ya dos Ig-Nobel. En 2002 el de higiene, concedido a Eduardo Segura, de la empresa Lavakan de Aste, en Tarragona, por inventar una lavadora para perros y gatos. Y en 2006 el de química, a Antonio Mulet, José Javier Benedito and José Bon de la Universidad Politécnica de Valencia, y a Carmen Rosselló de la Universidad de les Illes Balears, por su estudio “Ultrasonic Velocity in Cheddar Cheese as Affected by Temperature.”

Y que luego haya quien se queje del estado de la ciencia en España…

***

NOTA: Felicidades también a los argentinos y chilenos:

AVIATION: Patricia V. Agostino, Santiago A. Plano and Diego A. Golombek of Universidad Nacional de Quilmes, Argentina, for their discovery that Viagra aids jetlag recovery in hamsters.

PHYSICS: L. Mahadevan of Harvard University, USA, and Enrique Cerda Villablanca of Universidad de Santiago de Chile, for studying how sheets become wrinkled.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, cultura. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¡Otra vez un Ig-Nobel español!

  1. Vaya. Acabo de instalarme el Safari y mi primera experiencia es un comentario cortado por la mitad.

    Lo que deccía. Ya me gustar

  2. Ahora con el Explorer. En el Safari (de los co’ones) no me funciona ni siquiera la opción de copiar.

    En resumen: tienen un Ig-Nobel y un CV que supera con creces el del ¿95%? de los profesores de Psicología en España. Publican en Sciencia, Cognition, Journal of Experimental Psychology…

    (Pseudópodo, con lo amigo que eres de las estadísticas sobre tu blog, a ver cómo manejas esta anomalía al contabilizar el número de comentarios por comentarista).

  3. pseudopodo dijo:

    Topo, parece que el Safari transforma los acentos en algún código que WordPress interpreta como fin de comentario…a mí me ha pasado con Firefox en algún otro blog. La contabilidad, como prefieras, pero creo que te conviene que lo cuente como tres, para cuando de un premio… 😉

    Antes de publicar el post eché un vistazo a la página de alguno de los premiados y ví que efectivamente tenía publicaciones en el Science. Lo de los premios Ig Nobel es un poco peculiar, porque se mezclan premios a investigaciones-basura con otros a cosas curiosas pero que tienen valor científico. Recuerdo uno que dieron hace tiempo por un artículo sobre la forma óptima de mojar galletas; parece una chorrada, pero luego leí una versión divulgativa en un libro (que se titula “Como mojar una galleta”, claro) y era muy interesante, con mucha física detrás.

    En este caso, visto el CV de los premiados parece probable que el trabajo sea buena ciencia pero la verdad es que parece una broma… (a lo mejor tú como psicólogo nos lo puedes aclarar…)

  4. El artículo es bonito, elegante metodológicamente y de análisis estadístico no muy exigente, características comunes a casi toda la psicología cognitiva. Combina elementos de conductismo en el método (la tasa de respuesta de las ratas a un pulsador para obtener comida) con cognitivismo en la teoría, juntando ramas de la psicología que habitualmente se presentan casi como totalmente separadas. Es una ‘Brief Communication’, así que los autores van al grano y eso, para los recién llegados al área, hace un pelín complicado de seguir.

    Los autores adiestran a ratas para que aprendan a distinguir entre el aleman y el japonés, dos idiomas de diferentes categorías rítmicas. A unas se les premia cuando le dan a la tecla mientras escuchan aleman (siempre las mismas frases) y no se les da nada mientras que escuchan japonés; a otras, a la inversa. La cuestión es ver si ante nuevas frases las ratas son capaces de detectar la diferencia entre esos idiomas. Y pueden hacerlo, porque con los nuevos idiomas las ratas le dan más con el idioma que han aprendido que les da comida.

    Varias son las posibles explicaciones para esto. El reproducir las frases a la inversa elimina los componentes prosódicos del lenguaje. Así que, si las ratas fallan en discriminar idiomas cuando se reproduce las frases hacia atrás, tal y como muestran los resultados, señal de que la prosodia es importante.

    El objetivo final de los autores es explorar los mecanismos de comprensión del lenguaje presentes en animales no humanos. El lenguaje no es algo que pasó de no existir (no humanos) a existir (humanos). La búsqueda de las adquisiciones evolutivas sucesivas que hicieron posible el lenguaje humano es la idea de fondo del artículo.

  5. pseudopodo dijo:

    Me quito el sombrero, Topo.

  6. roke dijo:

    Pues sí Topo…es mucho más interesante de lo que parecía a primera vista. Para publicaciones peculiares propongo tres:
    – El pato homosexual necrofílico
    – La caída de la mesa de una tostada con mantequilla.
    – El modo más eficaz de hacer un lazo en el zapato.

  7. Pingback: Ted

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s