ZPCs

Hace tiempo que dejé de ver la tele, y últimamente estoy dejando de seguir la política nacional: la encuentro igual de deprimente.

Pero hay una diferencia: la política, aunque no quieras, te afecta (claro que la tele, aunque no la veas, también… quizá a estas alturas de la historia ya son lo mismo). Así que no puedo abstraerme de la última ocurrencia de nuestro presidente: los ZPCs. Esto dijo en el debate sobre el estado de la Nación:

En el próximo curso escolar, el Gobierno va a poner en marcha el proyecto Escuela 2.0 para la innovación y la modernización de los sistemas de enseñanza.

Las aulas dispondrán de pizarras digitales, conexión inalámbrica a Internet y cada alumno tendrá su propio ordenador personal portátil, con el que podrá continuar trabajando, haciendo sus deberes, en casa. Y los profesores recibirán la formación adicional necesaria.

La iniciativa, que desarrollaremos en colaboración y con la cofinanciación de las Comunidades Autónomas, comenzará a aplicarse en septiembre, de modo que en el curso 2009/2010 los más de 420.000 alumnos de 5º de primaria de los colegios públicos y concertados recibirán un ordenador personal.

Uno no sabe que admirar más aquí: el disparate pedagógico, el tecnológico o el económico.

Es un disparate pedagógico porque los niños no necesitan ordenadores para aprender. Necesitan orden, atención, una disciplina razonable, un ambiente social y familiar en el que se valore el esfuerzo y el mérito, y un maestro al que le guste (mejor, le apasione) enseñar. Nada que no se haya inventado hace más de dos mil años.

Un ordenador no es más que una herramienta. Si se utiliza bien, puede hacer maravillas (igual que las hace un destornillador). Si se utiliza mal, no es más que chatarra. Pero usar bien un ordenador no es tan fácil como usar destornillador, sobre todo si de lo que se trata es de usarlo para enseñar. Hay que tener un proyecto pedagógico. ¿Dónde está?

Es un disparate tecnológico porque es imposible cablear de aquí a septiembre los miles de colegios con el ancho de banda necesario (lo dicen las propias telecos, y eso que les ha tocado la lotería). Y no hablemos de hacer el mantenimiento (¿qué va a ocurrir se caiga la red del cole?¿y cuando al niño se le estropee el PC?).

Los ordenadores, sin asistencia técnica ni formación, no funcionarán. Y sin un proyecto pedagógico, cuando funcionen se usarán mal. Lo que nos lleva al tercer disparate, el económico. En medio de una crisis sin precedentes vamos gastarnos una millonada en chatarra (poniendo a 500 € el PC, a 2000 la pizarra digital y a otros 2000 la instalación de internet inalámbrica en la clase para 420000 niños, sale por unos 300 millones de euros). Y para más INRI, chatarra con Windows.

Y ¿qué se le ocurre al líder de la oposición? Criticar que “ya en 2004, en su debate de investidura, prometió que habría un ordenador por cada dos alumnos en las aulas españolas” (hasta ahí bien) para añadir a continuación que “esperemos que ahora lo cumpla” (la cagamos).

Pues eso: deprimente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Computers & Internet, Educación, Sociedad, Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

31 respuestas a ZPCs

  1. Folken dijo:

    Quitando de que desde el punto de vista de la evaluación de proyectos eso es una aberración -algún día tendré que escribir de esto en el blog-, desde el punto de vista legal es una chorrisandez enorme:
    Las competencias en educación están casi en su totalidad cedidas a las autonomías. En algunos casos, creo que sólo la carcasa de las escuelas sigue teniendo titularidad teórica del Gobierno de España, y en otros ni eso. (Creo recordar que eran algunos edificios los que tenían titularidad, pero no estoy seguro)

    Puede prometer lo que quiera en sanidad y educación, que como las autonomías no ejecuten se puede poner un capirote y correr la San Silvestre, que el resultado será parecido.

    Y mira que él lo debería saber, que fue profe asociado de Derecho Constitucional.

  2. serenus dijo:

    Excelente análisis. Tomo nota, y en cuanto se tercie, te enlazo.

    Saludos.

  3. Esteban S dijo:

    Bajo el rubro de disparate económico también entraría la repercusión de la medida en el esquema de incentivos de cada familia. Se me hace que el mercado de portatiles de segunda mano se les va a llenar de los trastos aquellos a los dos días de enviados.

  4. Javier dijo:

    Y en días similares, aprovechando que España goza de las tarifas de internet más elevadas del mundo civilizado, a su vez que de la menor implantación, se propone que la TVE se financiará con cargo a un nuevo impuesto sobre internet.

    El mundo al revés.

  5. Wonka dijo:

    Coincido al 100% con tu crítica, que, por otra parte, es tan de sentido común que parece mentira que no se la escuchemos a casi nadie. Desde luego, a nadie en la clase política. Aparte, ¿acaso tenemos alguna evidencia empírica seria de que contar con ordenadores en clase o en la escuela mejora el rendimiento académico? Me temo que no.

  6. Joaquin dijo:

    La incorporación de las TIC a la educación es inevitable. Internet y todo lo que conlleva suponen una revolución social inmensa e inevitable. La educación (desde primaria hasta la universidad) va un poco retrasada en el aprovechamiento para su actividad de todo lo que se deriva de esta revolución. Dicho esto, coincido contigo en que eso no se mejora con inversión en “chatarra”. Siempre se ha dicho que los ordenadores multiplican lo que tienes, así que hay que convendría estar muy seguro de no multiplicar la mierda. De las épocas en que he tenido responsabilidades sobre cosas de estas me queda la idea de que en un proyecto de “informatización” de algo el hardware supone del orden del 10%, y el grueso de la dificultad está en la adaptación de procesos y métodos (en las personas, vamos). Es una lástima que una dirección correcta no se siga con un paso decidido y racional, sino con anuncios escandalosos y exagerados…

  7. Ion dijo:

    Buen análisis: te enlazo.

  8. josempelaez dijo:

    Sumándome a tu análisis, que me parece muy acertado, también añado que me duele que estos charlatanes de la política nos tomen por unos ignorantes incapaces de captar sus intentos de manipulación para “ir tirando” de cara a las próximas elecciones.

    Aparte de que las CC AA ya están comenzando a “matizar” la propuesta, como es el caso de Extremadura, y de que Eva Almunia ha reconocido ya que la financiación está pendiente de concretar, tenemos también detrás los intereses del gremio de los libreros.

  9. Javier dijo:

    Eva Almunia, pobrecica mía, lo lejos que ha llegado con un título de magisterio.

    Me gusta esta frase : “La incorporación de las TIC a la educación es inevitable”. Yo añadiría: “su eficiencia, más que dudosa”. Darle un portátil a un niño no arregla nada de la educación ni va a modernizarnos. ¿Habéis rellenado alguna vez un documento oficial (en Microsoft Word, por cierto) de cualquiera de las variantes MEC/MCYT/… (ya no sé ni cómo se llaman)? Si los que gestionan el negocio son analfabetos informáticos, no sé cómo pretenden que de un día para otro el maestro de Vitigudino aprenda a dar clases a una muchachada armada con su portátil. ¡Ah, sí! un par de sindicatos organizarán cursos, que se darán o no se darán, pero sí se cobrarán, y todo arreglado.

  10. elquebusca dijo:

    Soy profesor de instituto. Doy clase de filosofía. El problema de la enseñanza no es tener más ordenadores. A mis alumnos de Segundo de Bachillerato por ejemplo les cuesta mucho entender los textos de Platón, Aristóteles, etc, que se ven en este nivel. Pero no necesitan un ordenador ni Internet porque no es cuestión de tener muchos materiales (es lo único que Internet podría darles) sino de atender a las clases y querer leer concienzudamente y con atención los materiales que tienen. Supongamos que Internet fuera una enorme enciclopedia. Mis alumnos no necesitan más materiales sino comprender bien los que tienen. Les cuesta entender el libro de texto, pero tener otros diez no les va a ayudar.

    En mi centro ya hay varias salas de ordenadores. Sé que los de inglés los usan mucho y en matemáticas también tienen planeado usarlos aunque aún no han empezado. El gran beneficiado de estas aulas, sin ninguna duda, es el de la tienda de informática del pueblo. Viene constantemente a reparar mil cosas que van mal y cobra mucho. No se cual es ahora el porcentaje del presupuesto del centro que se lleva la informática (entre compra de ordenadores y mantenimiento) pero no tengo ninguna duda que en educación cada vez será mayor y sin un beneficio proporcional para el alumnado.

    Eso sí, existe la mentalidad de que los ordenadores e internet son la panacea. Por eso la oposición no se puede sustraer al “espejismo digital”.

    Hasta yo mismo que escuché lo de los ordenadores en las noticias de la radio, puse luego la televisión expectante para escucharlo de nuevo de labios del Presidente. Durante un rato hasta yo mismo piqué el anzuelo.
    Zapatero es la apoteosis de este mundo mediático. Es un trailer muy sugerente y atractivo de un película muy mala.

  11. “Los niños no necesitan ordenadores para aprender.”

    En efecto, ni calculadoras, ni papel y lápiz. En la antigua Grecia recibían enseñanza oral de sus maestros. Pero sucede que no estamos en la antigua Grecia, sino en el siglo XXI, y en el país tecnológicamente más atrasado de Europa, donde la mayor parte de la población no sabe ni encender un ordenador y creen que internet es google. Hoy día y en España, los niños sí necesitan un ordenador.

    “es imposible cablear de aquí a septiembre los miles de colegios con el ancho de banda necesario”

    Solución obvia: Wifi gratuito, como ya han querido implantar algunos ayuntamientos (Málaga, por ejemplo) y se les ha impedido, porque claro, cuando se trata de internet, como con tantas otras cosas, lo primero no es el servicio al ciudadano, sino que una serie de empresas privadas se llenen los bolsillos con el negocio.

    Seguramente si el Sr. Aznar no hubiese cometido la gran cagada de privatizar Telefónica para dársela a sus amigos, hoy podríamos tener una empresa pública gestionando las infraestructuras de telecomunicaciones, al estilo de ADIF en los FF.CC. De aquellos polvos vienen estos lodos.

    “En medio de una crisis sin precedentes vamos gastarnos una millonada en chatarra”

    En esto estoy de acuerdo, por la sencilla razón de que estas medidas se toman con cinco años de retraso, por lo menos. Si se hubieran tomado en la época de bonanza económica, ahora no habría que tomarlas contracorriente.

    No me entusiasma Zapatero, pero ésta es la primera vez que un presidente de gobierno asume la necesidad de dar educación digital a los niños. Ni Felipe González (que se cachondeaba de estos temas), ni mucho menos Aznar (que no sabía ni de qué iba) hicieron nada.

    Que esto lo hace ZP porque hay elecciones de aquí un mes… seguro. Pero la medida en sí es necesaria.

    Saludos

  12. jusamawi dijo:

    Existe un proyecto en el País Vasco mediante el cual se va a clasificar a los centros según sea su capacitación tecnológica.Hay cinco niveles.En el primero de ellos, por ejemplo,el centro ha de contar con un aula tic con X ordenadores.Debe haber al menos X “unidades móviles” ( un carrito con un portatil, un cañón y una impresora)(Increible eso de llevar una impresora en un carrito) etc. A medida que los centros vayan superando esos niveles tendrán, tal vez, alguna ayuda económica.Los que no lo hagan tendrán que pedir limosna.

    Las solicitudes de subvención para equipamientos de los centros parece que son sólo para material informático.Este año una profesora del centro ha solicitado unas láminas con representaciones del cuerpo humano y todos le han mirado como si fuera de otro planeta.

    El otro día un alumno, que estaba estudiando en la biblioteca, se acercó a la sala de profesores para preguntar por el significado de una palabra.Cuando se le dijo que cómo es que no había mirado en algún diccionario de la biblioteca, respondió que el ordenador no funcionaba.

    La oferta de cursos on-line está a la última.Lástima que casi nadie los sabe ofrecer en condiciones.

    Tengo guardado un trabajo de una alumna que para redondear su tarea puso, como mandan los cánones, la bibliografía al final del mismo. El problema es que ella puso lo siguiente: Bibliografía: google.

    La aplicación informática mediante la que los centros envían toda la información necesaria al departamento de educación sólo puede usarse si utilizas internet explorer.

    Los centros están obligados a gastar lo que no tienen en pagar licencias a Microsoft .

    Hace unos días llegó una oferta para la compra de portátiles.Si comprabas los baratos( suficientes para nuestros propósitos) teníamos que tragar con Windows Vista .Si queríamos usar XP teníamos que comprar los más caros pues estos incluyen la herramienta de degradación.Si les mencionas Linux, por ejemplo, van y se ofenden.

    Podría seguir hasta el infinito y más allá pero como botón de muestra es suficiente.

    Si lo que define la calidad de un centro es el número de unidades móviles que tiene, apaga y vámonos.
    Hablando de calidad ¿hay alguien en este mundo que no esté hasta las pelotas de los procesos de calidad?

  13. Javier dijo:

    jusamawi, a tu última pregunta, mira la respuesta en el comentario precedente. La casa por el tejado. Y si dices que las matemáticas no se aprenden con un ordenador sino con la cabeza, te mentan a los griegos.

  14. pseudopodo dijo:

    Carlos César, cada vez que se habla de “educación digital” me pregunto de qué se está hablando. ¿En qué consiste, en concreto? ¿Hace falta que te la impartan en el colegio? Ahora está de moda hablar de los “nativos digitales”, gente que no recuerda un mundo sin internet. ¿Qué van a enseñarles unos profesores que saben poco más que usar el google y el correo electrónico?¿Quien va a formar a esos profesores? Yo creo que lo más eficaz sería que lo hicieran sus alumnos 🙂

    Si no tiene sentido “enseñar a usar el ordenador” a los nativos digitales, se entiende que el ordenador en la escuela no es un fin sino un medio. Pero, como dice Wonka, no hay evidencia empírica de que contar con ordenadores en clase mejore el rendimiento académico. Y es lógico que no la haya, porque “usar el ordenador” pueden ser cosas totalmente distintas, ya que la cacharrería importa muy poco, y lo importante, como dice Joaquín son los procesos y métodos. Yo creo que la única manera de introducir procesos y métodos que saquen partido del ordenador es evolutivamente, con pequeñas mejoras que surgen desde dentro y no con plan revolucionario que a mi, no sé por qué, me recuerda a los grandes saltos adelante maoístas…

    En ese sentido, lo que vamos sabiendo da muy mala espina: aquí van a sacar tajada Microsoft, Toshiba, Banesto, Santillana… (gracias por el enlace, josempelaez). ¡A esto lo llaman 2.0! Si sólo falta la SGAE… Lo de gratis resulta ya que no va a ser (pero da igual: el titular ya está conseguido). Y además, como dice Folken, todo esto está transferido, así que la iniciativa se diluirá en el caos autonómico habitual, como pasa con todo (por cierto, ¿cuánto tiempo va pasar hasta que nos demos cuenta de que esta organización estatal es totalmente inoperante?)

    Por cierto, jusamawi y elquebusca, se agradecen los testimonios de primera mano (y también gracias a todos los demás).

    Ah, y sobre la calidad… me he pasado todo el día rellenando via telemática unos magníficos formularios de esos qualitarios de los que habláis, así que mejor no me mentéis la bicha.

  15. pseudopodo dijo:

    Leo en El País esto que no tiene desperdicio:

    “el Gobierno no ha hecho un estudio serio -como sí se ha hecho en Finlandia, Noruega o Estados Unidos- para ver cómo aprende un niño en soportes tan diferentes como el papel y el digital.”

    Un pequeño detalle, ciertamente…

    Y también:

    “El propio Bill Gates, fundador de Microsoft, siempre ha presumido de que a su hijo no le dio un ordenador hasta los 10 años, y cuando los cumplió, el tiempo de uso permitido fue de 55 minutos, para evitar el impacto negativo de la pantalla del ordenador en la visión”.

  16. elquebusca dijo:

    En general a los alumnos les gusta ir al aula de ordenadores, sobre todo lo que les gusta es pinchar en enlaces: buscar. Cuando encuentras lo que quieres y tienes que leer una página larga se cansan. Estar cinco o diez minutos sin cambiar de página y leyendo al les parece aburrido que no están dispuestos a hacer. La dinámica del ordenador a la que están acostumbrados es a cambiar constantemente de pantalla.

    A mi me parece que el ordenador puede ser muy util cuando se trata de ejercicios de soluciones “únicas” y el ordenador te corrige inmediatamente. Creo que esto se está ya haciendo en idiomas y en matemáticas. En ese sentido yo agradezco cuando encuentro una página de ejercicios en inglés que te corrigen inmediatamente despues de escribir en una frase incompleta la preposición adecuada o el tiempo del verbo que corresponde.

    • elquebusca dijo:

      ellos están acostumbrados a profesores que no revisan sus textos y construyen textos atropellados y con incoherencias gramaticales de bulto como el precedente. El ordenador les parece demasiado exacto. jeje.

  17. A.B. dijo:

    Tener un ordenador les servirá a los chavales… para aprender a manejar un ordenador.

  18. Te invito a leer la carta de la primera niña que ha recibido el portátil de Zapatero.

    http://www.terceraopinion.net/2009/05/17/portatil-zapatero/

    Un saludo.

  19. pseudopodo dijo:

    elquebusca, me temo que esto de nos ser capaces de leer algo largo nos está empezando a ocurrir a todos… lo que precisamente es otro punto a favor de no usar demasido el pc en el aula…

    Tercera opinión, como se nota que la carta es real… como la vida misma 🙂 Lo que uno se pregunta es cómo es posible que los políticos puedan tener tal desconexión de la realidad para no darse cuenta de que esto es lo que va a pasar. Y peor todavía, como la mayoría de la gente tampoco se da cuenta y les parece fantástico (porque se hacen estar promesas porque dan votos, simplemente).

  20. Pingback: bitsenbloc » Blog Archive » ZPCs

  21. Antonio dijo:

    “La incorporación de las TIC a la educación es inevitable. Internet y todo lo que conlleva suponen una revolución social inmensa e inevitable”.
    ¡Qué cansancio! ¡Qué hastío! ¡Qué entrega sumisa a la populachería inevitable! ¡Al humo inevitable! ¡A la frase hueca inmensa e inevitable!
    Por un momento uno tuvo la esperanza de que un Ministro catedrático de Metafísica, con el que he compartido algunos ratos de lucidez, pusiera la mirada en lo prioritario y se dejase de monsergas pardas. Pues no. Lo primero que se la ha ocurrido a don Ángel es lanzar esta propuesta de guardarropía, esta patochada.
    La enseñanza está hecha unos zorros y funciona como un Midas inverso: cualquier cosa que toca (personal, presupuestos, medios, tecnologías…) la convierte en mierda. Nos encontramos en el Pleistoceno superior del saber, no llegamos ni a los afluentes del Jarama, nuestros alumnos no se interesan más que por un puñado de marujeos y tópicos deleznables (el fútbol, las patrias, las modas, el pedorreo televisivo). Los medios de comunicación inventan sofisticadas tecnologías para podernos informar en alta definición de la comunión de Andreíta, de los choriceos del politiqueo, de la última incursión para destrozar Canaletas. Y nosotros, panda de mentecatos, nos figuramos en un espacio digital, recorriendo las autopistas de la información, navegando por los siete mares del conocimiento global, aliando civilizaciones, fusionando Europa, ubicados en los universos virtuales de las costosas pizarras digitales que costeamos gracias a esa puntera y boyante economía que ZPCs proclamó hace apenas un año (cuando eras la princesa de la boca de fresa, cuando tenías aún esa forma de hacerles daño). Somos gilipollas. Somos inmensamente gilipollas.

    Por supuesto que hay que volver a los griegos. Hay que volver a lo que los griegos hacían con una escuadra y un cartabón. Sin más majaderías. Como ha ocurrido ya en otras épocas de la Historia. Hay que volver otra vez al principio.
    Y, cuando hayamos logrado superar el principio, volver a saber leer, escribir, geometría, aritmética, gramática, geografía, literatura, arte, física, química, etc, entonces estaremos en condiciones de expandir nuestras almas hacia el universo digital y la enseñanza bilingüe.
    ¿Os acordáis de aquella vez que Ortega dijo aquello de “ese señor es tonto” y le contestaron: ¡pero si habla cinco idiomas! y replicó: -¡sí claro, es tonto en cinco idiomas!?
    Pues con las TIC lo mismo. Vamos a alcanzar la imbecilidad absoluta por todos los medios tecnológicos.
    P.D.: a todo esto, me encantan los bichos de mi tiempo, los uso con los alumnos mejor que nadie (y al que quiera se lo demuestro), pero de ahí a creerme que ahora constituyen objetivos claves y dignos de atención tercia mucha distancia. Lo mismo si me dan un puesto en un CEP o en el PNTIC me pongo a proclamar estupideces como el mayor rufián de los profesores. Aunque no creo. Ya no está uno para tales trotes de demagogia pesebrera.

    • Joaquin dijo:

      Antonio colega, no entiendo tanta rabia y despotrique. Además de pura pose, transmites un pesimismo que no comparto y que no creo justificado por los hechos. No existe un tiempo pasado que fuera mejor desde ningún punto de vista, ni económico ni social ni cultural. Y si este es aún triste habrá que trabajar por cambiarlo. Insistir cabezazo tras cabezazo en los mismo muros ya se ve lo que da de si. No me parece malo buscar estrategias nuevas con herramientas y procedimientos diferentes. Hoy he escuchado a Gabilondo explicar que los ZPCs son una parte de un plan más amplio… claro, aunque sea muy fácil la critica destructiva (como el fake de terceraopinion) la gente no es tan tonta. En el fondo esta reacción tan visceral a la entrada de ordenadores en las aulas huele a miedo.

      • Antonio dijo:

        Querido Joaquín:

        perdona que me haya explicado tan mal. Doy clase en un Instituto en el que hay más ordenadores que alumnos, desde hace ya muchos años, dos salas con pizarras digitales, un salón de actos multimedia que es la envidia de los Institutos alemanes que nos visitan, Internet a tutitplén en todos los puestos, en todos los seminarios y en diez ordenadores de la sala de profesores, donde se imparte FP de Administrativo (modulos superiores) en aulas informáticas perfectamente equipadas, etc, etc… Vamos, nos lleva cayendo la pasta para todo esto a espuertas. Y yo acabo de plantarme en Montpellier de Comenius con un vídeo sobre la guerra en Europa de 40 minutos montado del todo profesional, con audio en dos idiomas y subtítulos en inglés, tras 6 meses de trabajo. Además se nos ha otorgado la mención a mejor Instituto de Comenius de la Comunidad de Madrid hace una semana en Toledo.
        Me dedico en mi poco tiempo libre a gestionar blogs y páginas web (la de la asignatura de Filosofía medieval que imparto en la UNED, por ejemplo).
        No sé, a lo mejor me da miedo el ratón a estas alturas, pero no creo.
        Lo que me da mucho miedo es que algunos se crean que todo esto, de por sí:
        1) se rechaza porque da miedo (¿a quién, a la tía Paca del pueblo?);
        2) viene a servir de purga de Benito, sin antes considerar lo fundamental (mi Instituto, tan tecnológicamente supercojonudo, tiene unas estadísticas de fracaso y tan malas notas que pondrían los pelos de punta hasta a un happy-pedagogo-tecnofashion).

        Y sí, a estas alturas, ya tengo edad y años de docencia suficientes como para cabrearme al oír mandangas (muchas veces promovidas por analfabetos informáticos) que llevo aguantando con resignación demasiado tiempo sin levantar mucho la voz.

        Un saludo, Joaquín.

  22. Joaquin dijo:

    ¿Y cómo se trabaja lo fundamenta? ¿Dónde está la raíz de ese fracaso escolar? ¿Que parte de responsabilidad tienen los profesores (tanto aislados como sindicados)? ¿Cómo se lucha por un ambiente social que valore el esfuerzo y premie el conocimiento? Me gustaría tener soluciones mejores que suenen menos a mandanga hueca, ya lo siento.

    Un saludo, Antonio

  23. pseudopodo dijo:

    Antonio, habría que ver si esta idea ha sido de Gabilondo. A mi me da que esto ha sido como los 400 euros aquellos, que ni siquiera consultó a Solbes. Aunque siempre queda el consuelo de que al final a lo mejor ni se hace: cada día que pasa se va disolviendo más, y lo que han aprobado hoy no dice más que “se extienda la dotación de ordenadores entre los alumnos de Primaria y Secundaria”.

    Joaquín, a mi me llama la atención que en el debate que nos traemos aquí los profesores de instituto, que son los que conocen la situación, sean tan unánimemente críticos. La universidad es otra cosa: trabajas con alumnos muy seleccionados y para ellos las TIC son a menudo un fin en si mismo. Pero en el colegio los problemas son otros, y por eso creo que la carta de Tercera opinión daba en el clavo, aunque sea obviamente una parodia. Hay que garantizar cosas mucho más básicas.

    El asunto de fondo lo mencionabas tú mismo antes: “en un proyecto de “informatización” de algo el hardware supone del orden del 10%, y el grueso de la dificultad está en la adaptación de procesos y métodos (en las personas, vamos)”. A lo que hay que añadir que aquí no se trata de informatizar por ejemplo la gestión de caja de una empresa, sino algo mucho más complejo y personal. En el caso de la empresa está muy claro lo que se quiere conseguir y qué ventajas trae la informatización, en el caso de la escuela no está nada claro. Así que hay que añadirle otra capa de dificultad más básica todavía que la de los procesos y métodos.

    Como decía en otro comentario, me dan grima los “grandes saltos adelante” impulsados desde arriba en plan maoísta. Yo la experiencia que tengo es que lo único que funciona son las iniciativas que salen de abajo, de la creatividad y talento de la gente. Y la única manera de que salgan esas iniciativas es seleccionando a los mejores profesores, dándoles autoridad y dejándoles en paz, sin obligarles a seguir hojas de ruta burocráticas. Y si piden un ordenador o veinte, se les da sin obligarles a rellenar mil formularios, pero cuando lo pidan. No creo que sea tan difícil.

    • Joaquin dijo:

      Hola Pseudopodo. Acepto pulpo como animal de compañía… Puede ser que los profesores de instituto viváis una realidad muy distinta de la universitaria, pero también es bueno que te miren desde fuera: cuando nos recocemos en el gremio es fácil que los árboles no nos dejen ver el bosque, que se aprecia mucho mejor desde fuera. Hace unos años me tocó, como Vicerrector de Nuevas Tecnologías intentar arrancar una carrera nueva (¡de informática!) y tras haber hecho el esfuerzo de dar un portátil a cada estudiante hubo que dar marcha atrás por la falta de aceptación del profesorado (universitario). Y no había goteras, ni falta de otros medios, ni intromisiones en la elaboración del plan de estudios ni en las metodologías ni nada. Pura inseguridad de ser la primera facultad pública con ese “lujo”, miedo de no estar a la altura y no aprovechar el tren, miedos varios. La mediocridad encuentra un excelente refugio en “la falta de recursos” y un consuelo estupendo en la amarga queja colectiva. Quizá esa experiencia personal me ha hecho mirar esta polémica con malos ojos y no apreciar el sentido más profundo, serio y fundado de vuestras críticas. Un abrazo

  24. lopez dijo:

    ¿500 por ordenador? La administración pública pagará 1000 por ordenadores que se caerán en pedazos nada más comprarlos, y que los botones de reset fallarán a las dos semanas.

  25. pseudopodo dijo:

    Joaquín, yo estoy en una universidad, pero Antonio, elquebusca y jusamawi (creo) trabajan en institutos, me refería a ellos como los más críticos con estas iniciativas.

    Lo que me llama la atención en lo que cuentas es que precisamente tu experiencia tendría que llevarte a ser escéptico y crítico con la iniciativa de los ZPCs: si has tenido esos problemas en una facultad de informática, mejor no pensar lo que va a pasar en un colegio: lo de la carta de la niña, vamos.

    ¿Qué una buena parte de la culpa del fracaso la tendrían los profesores? Pues puede ser, pero eso es lo que hay y no asumirlo es un utopismo que se va a dar contra la pared. También hay que entender que los profesores no se motiven demasiado con algo que les viene impuesto desde arriba. El entusiasmo obligatorio es una autocontradicción.

    Es parecido a lo que está pasando con la boloñización de la universidad. ¿Qué entusiasmo está despertando entre los profesores? En los que yo conozco, perfectamente nulo. Más bien se ve como algo que te cae encima sin que nadie te pida opinión y que intentas que no te fastidie demasiado. Entiendo que tú estés harto de profesores obstruccionistas y mediocres. Pero el común de los profesores estamos hartos de gestores más mediocres todavía, gestores que no han dado clase en su vida (o que escaparon del aula en cuanto pudieron) y nos dicen desde el Rectorado como tenemos que enseñar (sin que, por otra parte, les importe la calidad de la docencia, sólo los resultados…es decir, el porcentaje de aprobados).

    La única manera que veo de vencer este recelo mutuo es la que decía más arriba: que se seleccione a los mejores profesores, de les dé autoridad y se les deje trabajar en paz. Y cuando haya uno malo de verdad, que se le eche a la calle. Que es lo que tampoco se hace ahora.

    Por cierto, enlazo al post de tu blog en el que tratas de esto….

  26. Joaquin dijo:

    Gracias por tus comentarios y por el enlace. Por cierto, que tendremos que ir acabando esta charla, o dejarla para una eventual cerveza.

    Sin duda que el anuncio de ZP fue una gilipollez, lo que pasa es que a mi me interesan especialmente dos aspectos de las cosas en general: los positivos y los que están en mi mano. En ese sentido he intentado remarcar lo que de positivo tiene este asunto (la aparición en la agenda política de la escuela y de internet, la posibilidad de generar nuevos medios de mejora, etc.) y lo que podríamos hacer por su éxito o fracaso los profesores (en la medida que sea un éxito de la educación, que es lo verdaderamente importante).

    Lo de Bolonia es espectacular (y daría para una saga inmensa). Menudo ejemplo de como convertir lo que era una buena idea, vaga pero buena, en una legislación concreta absurda y antitética con la buena idea. Pero cuando se analizan estos últimos 10 años de proceso, mucha responsabilidad la tiene la lucha de intereses parciales (colegios profesionales, sindicatos, comunidades autónomas, la CRUE, etc.) movidos por agentes poderosos y que no han encontrado en el Misnisterio (ocupado por 6 personas diferentes en este tiempo) un contrapoder racional y conciliador. Y ahora, el resultado los jirones de esa batalla bajan un nuevo escalón y ahora nos vemos en un proceso análogo intramuros: los departamentos luchando por su tajada en los nuevos planes de estudio.

    Seleccionar al profesorado y dejar tiempo para que maduren las cosas en vez de acelerar un reforma tras otra es sin duda una buena receta… Ahora que eso abre una nueva disquisición ¿como se mide la bondad de un profesor? Pero esto ya si que para oro momento/ lugar.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s