A más ordenadores, peores resultados

No iba a hablar más de los ZPCs, pero no puedo resistir contar esto.

Decíamos que no había evidencia empírica de que los ordenadores mejoraran los resultados académicos. Me acabo de enterar (gracias a Topo Universitario) de que sí hay evidencia, pero de signo contrario: en general, a más ordenadores peores resultados.

El trabajo lo ha hecho José María Lacasa, de la revista Magisterio, y parece impecable. Ha analizado los resultados del informe PISA 2006 para la escala de ciencias en los centros españoles y ha encontrado que un aumento de un ordenador cada 10 alumnos en un centro se relaciona, una vez correguidos los efectos de las variables socioeconómicas, con una bajada del rendimiento medio del centro de cerca de 9 puntos PISA (la media de España era de 488 puntos en 2007).

Y no sólo ocurre en España: de 18 países estudiados, se encontró una relación estadísticamente significativa (al 95%) en 7, y en 5 de ellos aumentar los ordenadores empeoraba los resultados. He hecho una gráfica para verlo mejor:
EfectoPCsPISA

(En la gráfica, el efecto del aumento de ordenadores se mide como la variación en los puntos PISA de ciencias por cada aumento de un ordenador por 10 alumnos)

Los efectos de los ordenadores son peores en los centros públicos que en los privados (en estos no tienen efecto negativo, pero tampoco positivo), lo que para el autor podría explicarse porque “la implantación de ordenadores en la Pública no responde a un proyecto de centro, sino a un proyecto general de la propia administración al que el proyecto educativo del centro ha de adaptarse”. En definitiva, lo esperable cada vez que un gobierno inspirado diseña un gran salto adelante….

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación, Sociedad, Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a A más ordenadores, peores resultados

  1. elquebusca dijo:

    Estoy de acuerdo que en la pública la introducción de los ordenadores no responde a un proyecto de centro. Aunque también hay que desconfiar de los proyectos de centro de la privada. No sé como se está haciendo en Madrid, pero en mi provincia todos los colegios concertados se ven forzados por la competencia entre ellos a implantar “el bilingüismo” (es una carrera en la que no se pueden quedar atrás) y tengo la impresión que se esta haciendo muy mal. Habrá que reflexionar un día sobre el asunto de querer marcarse metas ambiciosas que uno no va a poder satisfacer.

    El resultado del estudio sobre ordenadores no me sorprende en absoluto. Puede que las clases que se hacen usando ordenadores sean clases perdidas o poco aprovechadas. Hoy, para los alumnos el ordenador es un instrumento de ocio (navegar, tuenti, messenger), no de trabajo. La biblioteca de mi pequeño instituto se abre por la tarde. Los ordenadores son un reclamo para que los alumnos se acerquen. La primera hora y media los ordenadores únicamente pueden usarse para buscar cosas y hacer trabajos. Raro es el día que se ocupa alguno durante ese tiempo. La siguiente hora y media pueden hacer otras cosas. Es el tiempo que realmente se utilizan. Casi siempre al completo.

    ¿Qué pueden aportar los ordenadores a la educación?
    Prescindo de las asignaturas en las que existan ejercicios con respuestas únicas. Quizá el inglés o las matemáticas sean de este tipo. Se me ocurre que pueda ser muy útil para el alumno ser corregido inmediatamente. Yo he hecho como alumno este tipo de ejercicios en inglés y me ha ayudado. Pero donde yo me muevo es en las asignaturas de “letras”: ética y filosofía, concretamente.
    ¿Qué podría aportarles a los alumnos en esta asignatura? Información y Datos.
    Pero no es eso lo que les falta. Sus libros de texto tienen ya más cantidad de información de la que ellos pueden leer y asimilar. Situémonos: tienen que leer, entender y comentar un texto “la política” de Aristóteles. No se trata de que tengan a su disposición on line toda la obra de Aristóteles, ni las explicaciones sobre ese texto de 20 profesores que dan la asignatura. Se trata de que atiendan a la que da el profesor en clase, (les cuesta muchísimo atender una explicación oral que dure un rato) lean la que tienen en su libro de texto, memoricen cada día los conceptos básicos del autor para tenerlos en la cabeza cuando se leen los nuevos textos y finalmente lean con detenimiento el texto. Todo esto requiere un esfuerzo que no siempre están dispuestos a hacer. Yo nunca echo de menos que ellos tengan más información sino de que le echen ganas y tiempo a la que tienen.
    Terminaré con algo que quizá invalida todo lo que he dicho. Los profesores no tienen formación sobre como usar los ordenadores en clase. Yo lo uso mucho en mi vida personal. También para preparar clases y conseguir información yo. No tengo ninguna experiencia ni formación sobre como puede ser usado con los chicos.

  2. josele dijo:

    Holatodos

    Intento reprimirme, no es que no siga leyendo el blog, pero a veces me repito tanto, que parezco en vez de pe dos veces (pepe), pepino.

    ¿sabeis cuantas veces estan abriendo las listas de interinos para que se incorpore gente como maestros de ingles en esos supercoles bilingües, porque los maestros que están no saben inglés y los que saben ya están colocados?

    2 veces este año.

    eso quiere decir que gente con el titulo de maestro y sin saber ingles esta trabajando en colegios bilingües enseñando en … inglés.

    es más, como no hay, están dejando que alumnos de ultimo año de magisterio (si, de 3º, con 21 añitos) puedan acceder a enseñar en esas plazas… mientras hacen eso que llaman el practicum.

    Lo siento, Pseudópodo; esto es un plan concertado entre los que dicen ser de derechas y los que dicen ser de izquierdas para reforma tras reforma, accion tras accion, degradar el nivel de la enseñanza, alargar su duración y encarecer la educacion buena marketing mediante (la de los masteres postgrado bolonia).

    Y lo de los ordenadores, si habeis dado con este estudio que esta publicado, (perdonad el sarcasmo) ¿que no habran visto los chicos del ministerio?

    ¿O es que llegan a ministros, secretarios y subsecretarios por no saber leer y ser buenos chicos?

    vaya vaya, aqui no hay playa

    saludos

  3. pseudopodo dijo:

    Es interesante eso de que para los alumnos el ordenador es un instrumento de ocio, elquebusca. Porque para sus padres y para los políticos es un instrumento de trabajo, el instrumento por antonomasia, la personificación de la ciencia y la técnica, vamos. A lo mejor esta “disonancia cognitiva intergeneracional” (toma ya) explica bastantes cosas… Los mayores piensan con ordenadores van a trabajar más y los adolescentes saben que van a trabajar menos. Y todos contentos (eso sí, con el nivel cada vez más bajo).

    Últimamente ando pensando que el hecho de que los ordenadores están cada vez más presentes en la vida de los alumnos es un motivo para que no lo estén en el colegio. Precisamente porque el colegio tiene que servir para que tomen contacto con otras realidades y hagan lo que en ningún otro sitio van a hacer. Muy especialmente: concentrarse y profundizar en algo, aunque sea aburrido y cueste trabajo. Igual que antes el colegio servía para rescatar a los niños de la vida prosaica y monótona del pueblo ahora a lo mejor debería servir para rescatarles de la estupidez vistosa de la TV y del déficit de atención de lo virtual.

    Eso, si queremos que la escuela sirva para elevar la calidad de la vida intelectual de los alumnos. Que a lo mejor lo que pasa (es otra cosa que ando pensando últimamente) es que el ideal de escuela que por aquí todavía manejamos tuvo su época y ya pasó, que la Ilustración está muerta y enterrada y que en realidad estamos ya entrando en otra época, una época en la que la cultura no va a servir para nada. Más o menos, como cuando la caída del imperio romano.

    Y a lo mejor hasta nuestros políticos son clarividentes y por eso (te cito, josele) “reforma tras reforma, acción tras acción, degradan el nivel de la enseñanza, alargan su duración y encarecen la educación”, con un perfecto acuerdo entre la presunta izquierda y la presunta derecha (aunque hay que reconocer que la izquierda le pone más ganas).

    En fin. Y lo de los bilingües… pues más de lo mismo. No sabía eso que cuentas de los interinos, pero sí me había llegado por gente que conozco que funciona fatal, porque no hay profesorado capacitado (se les paga un cursillo de un mes en el verano en Inglaterra y se supone que con eso van a ser profesores bilingües…).

    Y otra idea más que me ronda: ¿no estará el problema en que todos hemos perdido el sentido común y albergamos unas expectativas exageradas, le pedimos demasiado al colegio y a la vida en general? (y quien mucho abarca poco aprieta).

  4. Iñigo dijo:

    Un estudio muy oportuno para resolver de raiz esta cuestion de los ZPC que uno entiende que no es mas que ilusionismo, pero que cuando se investiga y defenestra el disparate te quedas mas ancho y pancho. No hubiera estado mal saber de esta noticia a traves del telediario ordinario pues es un zas en toda la boca de dimensiones nacionales, pero vamos que es mas importante saber que nosequien a montado una tiendo online para vender sombreros para gatos.

  5. josele dijo:

    Ahí las dao Pseudopodo;

    Alejar a los niños del colegio… ese es el rollo, no vaya a ser que aprendan que la igualdad y la diferencia pasan por la identidad (¿veis como me repito?).

    En una hesperiencia reciente he averiguado que en el norte de europa, donde Molonia ya esta implantado, los alumnos aparecen por clase aproximadamente 10 horas a la semana…

    …para exponer los trabajos que les propone el profe (que por supuesto se dedica a investigar para que los españoles compremos sus libros).

    Es decir, que los alumnos estan en la biblioteca o en casa o en el restarante trabajando a media jornadas para pagar el prestamo que el estado les ha hecho para que vayan a hacer eso en no se sabe que ciudad universitaria alla lejos de sus papas, aprovechando para estar de fiesta.

    Bueno, por lo menos estan de fiesta. Las fiestas de universitarios ahora consisten en chicos borrachos jugando a la gameboy pleisteishon y las chicas pues…

    Matrix total; efectivamente, imperio romano en picado parte dos… Pero de esto hablaria de más.

    asi que expectativas exageradas… bueno, mucha tele, mucho ego… y poca cultura cultural

    saludos

  6. Antonio dijo:

    Retomando al hilo una caballerosa discusión con Joaquín que quedó pendiente en una entrada anterior (“ZPCs”) y aprovechando que Pseudópodo nos reaviva la disputa con la contundencia de las cifras, os ruego que me dejéis volver sobre el asunto precisando un comentario (¡joder, qué retórica me ha quedado la intro).
    Voy. Nuestro anfitrión, con su habitual gentileza, señalaba que la diferencia de opiniones radicaba en que la experiencia de los profesores de Instituto con la Informática era otra que la de los profesores de Universidad. Y tenía razón. Yo profeso en los dos bandos (dos bandos radicalmente escindidos desde que se cercenó el acceso de los Catedráticos de Instituto a la Universidad) y además en una Universidad que ha sido pionera en el uso de las “nuevas tecnologías”, porque desde hace ya una década la UNED tiene la intención de eliminar las tutorías presenciales y “virtualizar” la atención a los alumnos (como siempre, poniendo como modelo algo foráneo, en este caso la británica “Open University”). Al fin y al cabo, se trata de eliminar gastos, mano de obra. En mi Universidad el ordenador se concibe como la herramienta de gestión prioritaria, tanto en lo que atañe a la gestión didáctica como a la administrativa.
    Pero el caso del Instituto es muy diferente. La propaganda ministerial extiende, hasta en los telediarios, la consigna de que la lucha contra el fracaso escolar pasa por la continua “renovación” de las técnicas pedagógicas y la incorporación de las presuntas “nuevas tecnologías” al servicio de la educación, y así distingue a los antiguos (que supuestamente se oponen a algo tan chachi e indiscutible, porque son unos carcas y unos vagos “irrenovables”) de los modernos (que son los que se apuntan a un bombardeo virtual, aunque para ello -para ponerles a los alumnos la tabla de multiplicar en una pizarra digital, por ejemplo- tengan que hacer un curso de tres meses y gastarse una pasta alucinante en el bicho tecnológico). La clave la dió una muchacha 2.0 entrevistada en el telediario propagandístico de la semana pasada: “me gusta el ordenador porque no tengo que escribir”.

    Pseudópodo ha dado también en el clavo. La enseñanza debería servir, en otras cosas, para rescatarles unos momentos al día de la estupidez catódica (obligarles a escribir, por ejemplo). Pero es que tal vez nuestros próceres no tienen ninguna intención de propiciar este rescate. Esto es, no tienen ningún interés en la enseñanza.

    El asunto llega a los límites de lo infame y lo surrealista cuando atendemos a otra de las moderneces que se han inventado estos listos: la supuesta enseñanza “bilingüe”. No es asunto de “debate político”. Recordemos que en las últimas elecciones si Esperanza decía que iba a propiciar siete millones de colegios bilingües, el finiquitado Simancas echaba el órdago y le contestaba que él pensaba montar diez millones. Y entonces Esperanza subía a los quince millones. Y así.
    Ya el mismo hecho de que el concreto caso de la enseñanza que recibía un grupo minoritario y elitista de los alumnos (los que llevan una vida bilingüe por papá y mamá cada uno de la tierra que los crió) en centros concretos y elitistas se haya puesto como modelo de enseñanza idílica es para alucinar. No llegábamos a que nuestros alumnos supieran escribir y leer bien en español y a un memo iluminado se le ocurre pedirles a los analfabetos funcionales que hagan el triple salto mortal y amplíen sus posibilidades para conseguir ser analfabetos también en cualquier otro idioma. Sobre las formas de gestionar institucionalmente lo que se refiere a la didáctica de este enredo patético para qué vamos a hablar. Un profesorado con una formación en lenguas extranjeras claramente deficiente se convierte de la noche a la mañana en profesorado capacitado para las volteretas idiomáticas más espectaculares. Unos alumnos que a duras penas lograban aprender los más básicos rudimentos de la lengua inglesa, tras quince años de matraca, se transmutan de repente en linces multiculturales de la aldea global de la alianza de las civilizaciones. Doy clase en un Instituto bilingüe. ¡Para qué os voy a contar!

  7. jusamawi dijo:

    Las subvenciones a las que tienen acceso los colegios e institutos son fundamentalmente utilizadas para la adquisición de material informático o tecnológico.Cualquier otra cosa ha sido olvidada.
    Ahora, por ejemplo, estamos sufriendo un atosigamiento constante para la incorporación de las pizarras digitales.
    Los alumnos, en general, controlan a la perfección todo lo relativo al messenger, tuenti etc pero son incapaces de buscar información precisa en la red.(Tampoco se les enseña)
    La mayoría de trabajos que entregan son simplemente un copia-pega de la primera información a la que tienen acceso en internet de la cual por supuesto no tienen ni idea de si es adecuada o no, obsoleta o actualizada.(Lo mismo ocurre con muchos profesores que en vez de elaborar los temas que luego desarrollarán en clase, se limitan a imprimir lo primero que encuentran)
    Los profesores hacen cursos de office y cosa similares para llenar sus curriculums pero son incapaces de sacar partido a las posibilidades reales que la tecnología puede ofrecerles en su labor con los alumnos.Algo tan sencillo como crear y utilizar un blog se convierte en objetivo imposible.
    Los propios datos que pide el departamento de educación para calificar a los centros como tecnológicamente cualificados se reducen al número de ordenadores por alumno y poco más. Parece no interesarles el uso didáctico que se hace con todos esos medios.
    Cuando alguien propone la posibilidad de utilizar algo que no sea Windows es tachado de raro y provocador.
    La velocidad a la que la tecnología en general y la informática en particular va desarrollándose ha pillado a todos por sorpresa.En vez de detenerse y aprender a sacarle partido aunque sea a algo en concreto, se ha desatado la locura de la acumulación de aparatos que casi nadie sabe utilizar o si lo sabe, no sabe cómo ni para qué.

  8. pseudopodo dijo:

    Antonio, totalmente de acuerdo con lo de los bilingües. Lo de “analfabetos en varios idiomas” lo llevo diciendo yo también desde que empezó esta estupidez. Pero fíjate que si todos los partidos están de acuerdo en esto es porque a los padres les encanta. Igual que lo de la informática. Cuando voy a las reuniones del colegio de mis hijos, lo único por lo que preguntan los padres es por el inglés y la informática. El otro día protestaban porque los niños (de 4 años) tenían demasiado poco vocabulario en inglés…

    Supongo que estos padres están inseguros porque ellos no saben ni inglés ni informática (sea lo que sea la “informática”) y por eso les parece que son el santo grial, el pasaporte para el siglo XXI.

    Por mi parte, pienso que el único pasaporte es la cultura, saber razonar y tener sentido crítico, y que el inglés y los ordenadores lo que hay que hacer es usarlos sin complejos, y se aprenden casi solos. Pero no me atrevo a hablar para que no me miren raro.

    Jusamawi, lo de cortar y pegar se hace igual en la universidad, yo me he encontrado proyectos de fin de master que estaban íntegramente copiados de Internet (¡y lo peor que es que les aprobaron el master…!) Además, la mayoría cree que hacer un trabajo es eso, y se molestan si les señalas que lo que están haciendo es un fraude y tienen el trabajo suspenso.

    Internet y en general los ordenadores tienen muchas posibilidades, pero se está haciendo un uso nefasto, sin darse cuenta que lo cambian todo. Yo creo que hace falta replantearse muy en serio muchas prácticas docentes. Por ejemplo, con el cortapega de Google no tiene sentido el concepto tradicional de “hacer un trabajo”. Y a lo mejor deberíamos ir a un modelo pre-imprenta, un modelo socrático, con interacción cara a cara con el alumno. Pero esto no parece importar a nadie, ni siquiera la mayoría de los profesores se lo plantean.

  9. josele dijo:

    anda me has dado una idea socratica; voy a hacerles un examen oral -una charlita de un rato- a los suspendidos en septiembre a ver si se han enterado y si han estudiado

    que no… que la uni tiene unos canones muy dificiles para eso; tiene que haber constancia…

    vivimos en la sospecha, que no se nos olvide

    saludos

  10. Antonio dijo:

    También de acuerdo contigo Pseudópodo. Los padres oyen “inglés” o “informática” y se les abren las carnes. También oyen 4×4 o Real Madrid, o Elsa Pataky, o piscina en el chalet y Pilates a mitad de precio, y se humedecen por las canillas. Y seguro que hay un legislador bobo y joputa que te monta una asignatura para reunir todo eso. Con la aquiescencia de los más sesudos intelectuales orgánicos de este gilipuertas de país. (Leed las preclaras reflexiones de los columnovelistas de EL PAÍS, que últimamente no tienen desperdicio).
    Un saludo.

  11. Zakynto dijo:

    Permitidme un par de reflexiones sin que me posicione ni a favor ni encontra de los ZPCs.

    En primer lugar, soy profesor de informática de ciclos formativos y además doy clase a alumnos de PCPI, antes Plan de Garantía Social. Está claro que en un ciclo de informática el ordenador es indispensable, pero he aprendido que un alumno aburrido en una clase y delante de un ordenador lo tiene muy fácil para conectarse a la red, para jugar o chatear. Mal asunto. En los departamentos de informática de los centros de secundaria ya no saben qué hacer para acabar con los juegos, los virus y los accesos no permitidos a internet. Hagas lo que hagas, acaban saltándoselo.

    En segundo lugar, Ordenadores Vs Libros. He leído que las editoriales iban a actualizar los contenidos digitales. Como decís, se está perdiendo el ir a una biblioteca a hacer trabajos. Resulta frustrante mandar un trabajo a los alumnos y que te entreguen 20 ejemplares similares con lo que pone en la wikipedia.

    Ordenadores sí, pero no para la clase de lengua, ni de historia, ni de ciencias, ni de matemáticas. ¿es necesario un ordenador para representar la gráfica de una función? Pues mal asunto. En la Facultad de Informática, al menos hace 15 años, apenas había 2 horas a la semana de clase práctica. Ni tanto, ni tan calvo.

    ¿Van acabar los ordenadores con los el bajo nivel de los alumnos y con el fracaso escolar? Doctores tiene la Iglesia, pero …

  12. En realidad no creo que el problema sea ordenadores sí u ordenadores no. El problema es ordenadores para qué, he ahí la cuestión. Los datos de la educación en España son demoledores, pero ya hemos visto en el caso del Yak 42 que los políticos nunca son responsables de nada y que la mejor política es la huida hacia delante. La propuesta de ZP es solamente eso, otra huida hacia no sabemos donde.
    Para la casta política la culpa del fracaso educativo es del profesorado. Por eso, primero se los intentó dotar de todas las herramientas que la pedagogía ponía a su disposición. Pero el profesorado, recalcitrante, siguió empeñado en que la realidad de las aulas va por un lado y la pedagogía por otro y la LOGSE es un fracaso monumental (el más grande de la historia educativa española) no porque en sí misma supusiese un proyecto antieducativo sino porque ha sido boicoteada por el profesorado.
    Ergo no hay que reformar la enésima reforma de una reforma fracasada, sino que hay que darle a los niños ordenadores que suplan el papel de un profesorado que los políticos siguen considerando una panda de inútiles. Y creo que estoy siendo generoso en esta argumentación, porque con ella supongo que a los políticos les interesa la educación de nuestros hijos.
    Si no fuese así, tendría que pensar que la llegada de los ordenadores a las aulas, si es que llegan, no es más que una estrategia política más para hacernos creer que en el país de Europa en el que más se paga por las nuevas tecnologías, somos el no va más de modernidad. Con la mano en el corazón pienso que este es el verdadero impulso que mueve a los políticos en su propuesta. ¿Van a aprender nuestros hijos más teniendo un ordenador en el aula? Sinceramente creo que no, pero compadeciéndome de tantos amigos profesores como tengo por lo menos me queda la tranquilidad de que las criaturas van a estar más entretenidas, lo que debe repercutir en una disminución de la indisciplina y en un aumento de la salud mental y espiritual de tanto profesor como es vilipendiado.
    Antes de los ordenadores tendrían que llegar a las aulas muchas cosas que no tienen pantalla, ni teclado, ni baterías, pero que pesan mucho. Esas cosas se llaman sacrificio, esfuerzo, disciplina (social, sí, pero también disciplina personal), amor al saber y al aprender… Creo que ningún político se refirió a esto en el debate del bla bla bla. Mientras no haya esto pueden llevar a las aulas todos los ordenadores y todas las TICs que quieran que la educación seguirá siendo la misma batalla perdida que es en los últimos años. Lo triste es que todo esto está generando una brecha social cuyas consecuencias comienzan a verse ahora, con la crisis, donde las hijos de las clases trabajadoras que no han podido pagarse enseñanzas más o menos elitistas en colegios privados que burlaban la LOGSE y han padecido la educación pública laminada por las autoridades se encuentran desnudos frente al futuro. Creo que esto es progresismo. Aviados vamos.

  13. pseudopodo dijo:

    Antonio, no una asignatura: un grado boloñés completo.

    Zakynto, no te posicionarás, pero creo que cualquiera puede sacar sus conclusiones de lo que cuentas…

    Manuel, no sé si alguien ha pensado que los ordenadores pueden ser una manera de puentear al profesor. A lo mejor sirven para eso, no me extrañaría, y hasta sirven como dices para tener a los “objetores escolares” entretenidos… Pero no creo que se lo hayan pensado, para mí que es pura papanatería (por cierto, que es verdad que al profesor se le echa la culpa de todo, pero ¿¿cómo no va a tener la culpa el profesor?? no puede ser el alumno, que es bueno por naturaleza, ni los padres, que son ciudadanos-votantes, ni por supuesto los pedagogos que son los expertos… sólo queda el profesor).

    Y qué razón tienes con lo de la brecha social…Si el objetivo hubiera sido desactivar la escuela como mecanismo de ascenso no lo habrían hecho mejor. Pero si empezamos con la brillante trayectoria social de la izquierda española no acabamos.

    (Mientras, Bill Gates está encantado con la iniciativa de los ZPCs… lo oí en la radio y me dio la risa. Cómo no va a estar encantado).

  14. Javier dijo:

    Al hilo de lo que dice Manuel, la eliminación del profesor está allí en el trasfondo de muchas reformas y va a “backfire” como otras tantas reformas. Por mucha calidad de imagen y mucho esfuerzo e imaginación que le pongas, una clase emitida a distancia no es ni mucho menos lo mismo que tener al profesor allí delante. Parte del asunto es que preguntar en uno-a-uno es mucho más fácil que preguntar al profesor delante de toda la clase y que el alumno al otro lado de la pantalla nunca se sentirá incluido, porque el profesor apenas lo ve. Se pierden miles de detalles de comunicación no verbal que son lo que hacen a muchos profesores buenos. Aparte está el asunto de cómo dar una clase con un “attention span” del alumnado que se está reduciendo año a año (en España apenas llega a los diez munutos). Yo he hecho pruebas con más o menos electrónica involucrada y he descubierto que la mejor clase se da en una pizarra: tiene mucho más dinamismo porque no solo son las cosas que aparecen en la pantalla sino el profesor moviéndose para señalar una cosa un otra, escribir, equivocarse, borrar,… Quizá la pizarra electrónica supla algo de eso, pero el profesor plantado delante de un podio escribiendo, no es lo mismo. (Deben de ser cosas de profesores antiguos y retrógrados, y eso que yo ya soy de la generación de “la informática”).

  15. Alfredo dijo:

    ¿Dices que el trabajo “parece impecable”, y que ha sido publicado en la revista Magisterio?
    Parece una broma de mal gusto.
    ¿Tienes alguna referencia al estudio?
    La verdad, creo que no basta con echar las redes y pescar algún dato que pueda venir bien a algún prejuicio previo. Hay que justificar ese hallazgo.
    ¿Explica el autor cómo se produce esa influencia perniciosa del uso del ordenador?

    Saludos

  16. pseudopodo dijo:

    ¿Por qué parece una broma de mal gusto?¿Qué problemas encuentras a este estudio? Obviamente no es una revista con índice de impacto en el JCR, pero es una revista seria. Tienes un enlace al estudio en el texto del post, si lo quieres leer completo. Verás que da muchos más detalles de los que suelen darse en estos casos. Por ejemplo, sobre la metodología:

    Se han agrupado, junto a las variables de centro, los rendimientos medios de los alumnos de la escala de Ciencias y del Índice Socioeconómico y Cultural (ISEC). Después se han realizado regresiones utilizando como variable dependiente el rendimiento medio del centro en Ciencias (una para cada valor plausible, realizándose después la media) y como variables explicativas la ratios de ordenadores dedicados a tareas de enseñanza por alumno (para el efecto bruto) y, además, la media del ISEC medio del centro (para el efecto neto).

    ¿Que si no explica por qué se produce esa influencia perniciosa? Pues por lo que yo sé, no es necesario, para que un estudio sea científico, aventurar hipótesis explicativas. Hay miles de publicaciones (en medicina, por ejemplo) que hacen un estudio estadístico que encuentra una correlación significativa. Toda la literatura sobre factores de riesgo es de ese tipo.

    Por supuesto que si encontramos un mecanismo subyacente nos quedaremos más agusto. Léete los comentarios de este post y de los anteriores sobre los ZPCs y verás bastantes explicaciones de cómo puede producirse ese efecto (el propio Lacasa, de todos modos, da algunas indicaciones en su artículo).

    En cuanto a lo del “prejuicio”, me hace gracia la alusión, porque yo creo que son quienes defienden la bondad intrínseca de los ordenadores los que tienen un prejuicio. Son ellos los que no suelen citar estudios para respaldar medidas que van a costar millones de euros, y son ellos los que no aducen ningún mecanismo concreto que explique esos presuntos efectos benéficos de introducir ordenadores a mogollón…

    Un saludo.

  17. Alfredo dijo:

    Perdona, no había visto el enlace.
    Le he echado un vistazo, y aunque no dudo que la metodología seguida sea seria, es evidente es que el artículo es más bien divulgativo y no presenta los datos necesarios para sacar conclusiones sobre la solidez metodológica del estudio.
    En esas condiciones no tendría la más mínima posibilidad de ser publicado en una revista científica del montón.
    Supongo que habrá una versión más extensa.

    Un saludo

  18. Pingback: A más ordenadores, peores resultados « Informática en la educación

  19. Pingback: Un ordenador portátil para cada alumno de primaria | AXIS MUNDI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s