Decíamos ayer

La verdad es que se vive bien sin un blog. En este mes de barbecho no lo he echado de menos, aunque reconozco que casi todos los días que tenía conexión (bastantes he estado offline) me asomaba y me gustaba encontrar nuevos comentarios. También, más de tarde en tarde, miraba las estadísticas, y contemplaba como iban bajando y bajando. No sé por qué, también esto me gustaba. Quizá tengo un fondo mórbido al que complace la decadencia, o quizá me gusta el orden, incluso ese orden descendente…

El caso es que las visitas iban bajando con regularidad, a un ritmo que, de mantenerse constante, significaría que a finales de agosto nadie entraría en el blog; o, más exactamente, que a partir de esa fecha el número de vistas semanales empezaría a ser negativo. Estuve tentado de esperar a comprobarlo, pero prometí volver al cabo de un mes y ya han pasado cinco semanas.

[Inciso: nooo, las vistas no pueden llegar a ser negativas. El truco está la cláusula “de mantenerse constante”:  eso es una extrapolación lineal que es forzosamente errónea. Lo curioso es que las visitas se ajustan muy bien por un sencillo decaimiento exponencial (en la gráfica, la semana 1 es la del post en el que anuncio el periodo de barbecho):

DECAY

Con este ajuste más realista, el periodo de semidesintegración del blog es de un poco menos de seis semanas.]

Ahora parece que, tras este silencio, toca decir algo memorable, alguna revelación que me ha acaecido en estas semanas de meditación y recogimiento. Pero en realidad ha habido poco recogimiento: el mes se ha pasado en un sinfin de exámenes (he debido corregir ochocientos) y algunos viajes. Aún así, tener cerrado el blog me ha servido por lo menos para mantener el ritmo de lecturas (entre ellas, alguna realmente buena, que ya reseñaré).

La obligación de decir cosas memorables es una tentación del homúnculo, y me he propuesto tenerlo a raya. Así que lo mejor es seguir el ejemplo de Fray Luis de León. Cuando volvió a dar clase en Salamanca, tras cinco años de obligado barbecho (encarcelado por la Inquisición) había una gran expectación. Sus alumnos se agolpaban impacientes esperando oir algo memorable de labios del gran hombre. Cuando por fin habló, fue para pronunciar estas palabras: “Decíamos ayer…” y continuar la explicación donde la había dejado.

Podemos imaginar la decepción de los alumnos. Y, sin embargo, habían escuchado algo realmente memorable; algo que recordamos más de cuatrocientos años después.

Pues eso: queda abierto de nuevo este blog.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blogs, personajes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Decíamos ayer

  1. Juanjo dijo:

    Lo bonito sería que hubiese alguna especie de musgo digital que cubriese los blogs inactivos…

    Bienvenido.

  2. Héctor M dijo:

    ¡Ya era hora!

    ¡Bienvenido! 🙂

  3. Joaquin dijo:

    ¡Bravo, maestro! 😉

  4. Ermanitu dijo:

    Me alegro de que estés de vuelta. Éste es uno de mis blogs favoritos!

  5. serenus dijo:

    Celebro tu vuelta. A propósito de las estadísticas, creo que en el mes de agosto la mayoría de las bitácoras personales caminan al borde de la desaparición y sus autores de la deshidratación ¡ufff qué calor da el ordenador!

    Saludos

  6. pseudopodo dijo:

    Pues va por ustedes… 🙂 gracias a todos.

    Juanjo, lo del musgo digital sería una gran idea. También estaría bien que las letras se fueran borrando, como inscripciones en una piedra muy vieja con el tiempo (siempre que hubiera un botón de restaurar, claro). Y por cierto, tienes que quitar el musgo de tu blog, que ya tiene, aunque no se vea.

  7. mike dijo:

    Muchas gracias por regresar, en mi lista, pseudópodo es el número uno 🙂

  8. JuanPablo dijo:

    le tengo cariño a esa frase, yo la usé para iniciar el blog 🙂

    (una alegría que vuelvas, lamentablemente por acá tengo demasiado tiempo libre)

  9. pseudopodo dijo:

    Gracias, Mike & JuanPablo… por cierto, lo del tiempo libre ¿es por la gripe A? Un amigo iba a ir a una universidad en Argentina y ha tenido que aplazar el viaje porque han cerrado.

  10. jusamawi dijo:

    La ventaja de los blogs es que es fácil recordar lo que decíamos ayer.Sólo está a un click de distancia.Sin embargo en la vida diaria es algo que se olvida con demasiada frecuencia.

    Welcome

  11. JuanPablo dijo:

    así es, las clases están paradas en todos los niveles.

  12. elquebusca dijo:

    En nuestra época rendimos culto a la novedad. Es lamentable, porque la vida cambia menos de lo que nosotros queremos hacernos creer. O al menos cambia tan lentamente que no tiene sentido buscar novedad cada día.

    Asistí a una conferencia sobre Lorca y alguien, después, me preguntó. ¿Algo nuevo sobre Lorca?
    Me parece una mirada equivocada sobre las cosas. O Lorca tiene algo que decir que es “de algún modo permanente” e interesante hoy y mañana o no me interesa. No creo que se trate de tener siempre una mirada nueva sobre las cosas sino una mirada que nos diga como son o qué son las cosas.
    Cierto que a veces, para oir el mensaje de siempre necesitamos que nos lo digan con palabras nuevas.

  13. pseudopodo dijo:

    Hola, elquebusca!

    Bueno, la vida hoy cambia muy rápidamente (demasiado) pero sigue siendo cierto que prestar demasiada atención a las novedades no nos deja entender las cosas. Y la pretensión de que algo es mejor porque es nuevo es, simplemente, una tontería: generalmente, la mayoría de las novedades son una basura, y sólo las que perduran (o sea, llegan al estatus de no-novedades) merecen la pena.

    Lo que me da que pensar es si esta actitud (esta adicción a las novedades) es natural o es algo aprendido… mi impresión es en buena parte es que la sociedad actual nos adoctrina para que seamos así.

  14. pseudopodo dijo:

    Gracias, jusamawi. Veo que en el campo tienes internet (lo mejor de los dos mundos).

    JuanPablo, acuérdate de cómo aprovechó Newton la peste. No seas menos que don Isaac.

  15. JuanPablo dijo:

    créase o no, en esta semana ya ‘armé’ mis futuros dos papers, sin contar un 3ro más divertido aunque menos científico 😀

  16. Agus dijo:

    Ha vuelto. Thanks God.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s