Antología de bodrios (XVII): Cómo distinguir el vidrio del cristal

Hace cosa de dos semanas apareció en la estación un anuncio que me dejó perplejo.

Hay cuatro fotos repartidas en dos filas. En la primera foto de la fila de arriba, un hombre con corbata y manga corta nos muestra un vaso. En la siguiente foto, lo apoya en la pared y pone la oreja sobre él, como escuchando. Abajo pone ¡ES CRISTAL! En la fila de abajo, el mismo individuo muestra una botella, para a continuación pegarla a la pared y poner la oreja, como hacía con el vaso. Debajo pone: ¡ES VIDRIO!

Pero mejor les pongo esta foto (que he encontrado aquí):

Día tras día veía esto al volver de trabajar y no sabía qué pensar. Porque el vaso no es de cristal: es tan de vidrio como la botella. Además, ¿qué demonios puede tener que ver eso con pegarlos a la pared y poner la oreja? Pero sobre todo: ¿¿QUÉ C*****S ME QUIEREN DECIR CON ESTE ANUNCIO??

Bueno, tras un rato de guglear me enterado de que esto es parte de una campaña para favorecer el reciclado, que tiene otros cuantos anuncios en vallas y también en televisión. Atentos al anuncio del vidrio en versión TV:

En fin: quiere tener gracia y no la tiene; no hay coherencia entre las “instrucciones” de la valla y las del spot, y sigue sin entenderse bien. ¿Cómo puede hacerse una campaña tan nefasta? La única explicación que se me ocurre es que al estar pagada con dinero público (que, ya se sabe, no es de nadie), al anunciante le importaba poco lo que saliera: se trataba de pulirse un presupuesto. O quizá la Comunidad de Madrid se ha propuesto volver a ganar uno de los Premios Sombra el año que viene…

Y al final, ¿qué quería decir el anuncio? Pues por lo visto el reciclado del vidrio no es tan sencillo como parece. Los vidrios de calidad, como los de las ventanas, los vasos y las copas, contienen una apreciable proporción de plomo, que es un contaminante y perjudica el reciclado; por eso no deben arrojarse al contenedor del vidrio sino al de materia orgánica. Al de vidrio sólo deben ir tarros y botellas. Pero no se crean que eso lo dice la campaña: yo lo he leído en enchufa2, y por lo que cuentan no es fácil encontrar esta información (tan poco intuitiva, por otra parte).

* * *

¿Por qué me molesta tanto este anuncio, que al fin y al cabo es una chorrada? Creo que por dos cosas. En primer lugar, porque no sería nada difícil explicar lo que he dicho en el párrafo anterior. Cualquiera lo puede entender, y más si hacemos unas pegatinas con la lista de lo que sí y lo que no se puede echar a reciclar y las ponemos en los contenedores. Pero hoy en día eso no puede hacerse. Hay que hacer una campaña publicitaria. Y la publicidad por definición no puede dirigirse a la razón: tiene que ser graciosa, ingeniosa, tiene que sugerir y manipular. Tiene, en definitiva, que gastar el dinero de los ciudadanos para tratarlos como imbéciles.

Y, en segundo lugar, me molesta por el abuso de las palabras. Aunque como pieza comunicativa es tan inepta que no consigue nada, lo que el anuncio pretende en el fondo es redefinir lo que es vidrio [cristal] como “lo que va [no va] al contenedor de reciclado de vidrio”. Pero resulta que “vidrio” y “cristal” tienen unas definiciones perfectamente establecidas.

En física, vidrio es un material sólido amorfo, es decir, en el que los átomos están desordenados, mientras que en un cristal es un sólido en el que los átomos están ordenados según una retícula regular. La botella del anuncio, igual que la copa, son vidrios con este criterio “microscópico”.

Cuando decimos que son “de cristal”, estamos usando otra acepción de la palabra “cristal”, la popular. En esta acepción, cristal es un sólido duro, frágil y transparente; no hace alusión a la estructura microscópica sino a las propiedades macroscópicas. La gran mayoría de estos “cristales” son vidrios desde el punto de vista físico (con la excepción del cristal de roca).

Ciertamente es un poco lioso que haya dos definiciones de vidrio y cristal, una “macro” y otra “micro”, pero precisamente por eso hay que evitar liarlo más añadiendo una tercera definición que podríamos llamar “política” en el mejor espíritu de nuestros gobernantes (recuerden: “las palabras deben estar al servicio de la política y no la política al servicio de las palabras”).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad, Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

31 respuestas a Antología de bodrios (XVII): Cómo distinguir el vidrio del cristal

  1. hand dijo:

    ¡Ah! ¡Una explicación clara, al fin!

    Aunque me preocupa que no podamos reciclar vasos y copas para fabricar recipientes de vidrio a causa de su alto contenido en plomo – y que en cambio los usemos a diario para beber…

    Saludos,
    Dani

    pd.- si llego a saber que alguien más iba a usar las fotos, me hubiera intentado esmerar con el enfoque y el reflejo de los fluorescentes. En mi defensa alegaré que están tomadas con el móvil 🙂

  2. Alonso dijo:

    Me pregunto: si les dices a estos publicistas que el vidrio puede escurrir
    ¿Colapsarán?
    :malchiste

  3. eulez dijo:

    Gracias por escribir esto, tenía pendiente una búsqueda sobre este tema porque el anuncio es confuso a más no poder. Al final no se sabe qué se echa en donde. Y encima nos tratan de imbéciles.

  4. Iñigo dijo:

    Tecnicas modernas de marketing

  5. Mandelrot dijo:

    Esto de tratar a la gente como retrasados mentales ya es tendencia:

    O los “creativos” han sido los mismos o, más probablemente, hay más de uno que piensa que éste es el nivel al que hay que dirigirse a su target de público (que es la mayor parte de la sociedad) para que el mensaje llegue. Y desgraciadamente no hay más que salir a la calle para preguntarse si en realidad no tendrán razón…

  6. Epaminondas dijo:

    Totalmente de acuerdo. A mí me fastidia muchísimo la falta de claridad en las instrucciones para reciclar. O la falta de instrucciones, directamente.
    Se da la situación de que viví tres años en Japón, donde hay una industria del reciclado muy importante, y la diferencia es abismal. Más allá de que en Japón lo hacen todo bien (sin exagerar: es que vas y te das cuenta de que todo lo hacen bien), en el caso particular del reciclado se reduce a repartir cada año, casa por casa, un folleto de papel barato, sencillo, con instrucciones clarísimas y con muchos dibujos (como acostumbran los japoneses) sobre qué hay que reciclar y qué no, y dónde y cuándo y cómo.
    Además, una lámina con el calendario anual, también en colores y con dibujitos, que señala los días en que hay que sacar cada tipo de basura (plásticos, papeles, vidrios y electrodomésticos). La gente suele pegar esta lámina en la pared de la cocina para no olvidarse.
    Y ya está. No hacen falta anuncios por televisión ni chorradas: millones de euros gastados en publicidad que se podrían usar para otras cosas.

  7. Epaminondas dijo:

    Algo como esto es a lo que me refería:
    http://www.city.yokohama.jp/me/pcpb/info/
    Está en japonés, aunque al final hay enlaces a instrucciones en distintos idiomas, incluido el español. Pero aunque no se entienda, recomiendo seguir los enlaces de cada cuadro con dibujito como para darse una idea de lo detallado que está y de cómo contemplan prácticamente todos los tipos de residuos domésticos.

  8. Epaminondas dijo:

    Ah, y el folleto, aquí:
    http://www.city.yokohama.jp/me/pcpb/kankyo/gen10_3_1.pdf
    Una maravilla de síntesis y claridad. Justo lo contrario que mis mensajes 😛

  9. pseudopodo dijo:

    hand/Dani, yo pensé en hacerle la foto con el móvil, pero el mío es incluso peor que el tuyo, así que tengo que darte las gracias por colgarla… El plomo que contiene el vidrio no es problema mientras el vidrio esté sólido; cuando se funde (en el proceso de reciclado) es cuando puede pasar ese plomo al ambiente.

    Mandelrot, ese anuncio también es impresentable (yo sólo lo había visto en vallas, e incluso así da asco) Ya ha tenido más críticas, por ejemplo, esta columna tiene bastante razón…

    Epaminondas, totalmente de acuerdo. Esas instrucciones son una maravilla (y hasta las tienen en español). Lo que me llama la atención también es que parece que no tienen contenedores diferentes, sino que recogen tipos de basura distinta en días distintos, ¿no? Desde luego es más barato y probablemente más eficaz que tener tanto contenedor (claro que comprar contenedores diversos, cambiar de modelo cada año, etc, debe crear bastante riqueza –para concejales y amiguetes, se entiende)

    Alonso, lo de que el vidrio fluye mejor que no lo sepan estos creativos porque a saber qué se les ocurre…

    eulez & Iñigo: lo que se ve es que el primer mandamiento del “marketing moderno” es “Tratarás al consumidor como a un retrasado mental”.

  10. Richi dijo:

    Pues ya podrían haberse gastado el dinero invertido en esta mamarrachada instituciones en poner de contenedores de vidrio en mi barrio, porque lo que es yo, no pienso coger el coche para tirar mi vidrio. Así, que, lo siento amigos del reciclado y medio ambiente, o me lo ponen cerquita o a la basura orgánica que van.

  11. Javier dijo:

    ¿Y el bote de Nescafé? ¿Es cristal o vidrio?

    Que yo sepa en España se ha intentado confundir a la gente a propósito con los conceptos bien distintos de “reciclaje” y “recogida selectiva de basura”. Son bien distintos. El ejemplo más claro son las pilas. Pero reciclaje suena ecológico (ecológico=bueno) y lo otro es simplemente práctico (práctico=economicista=malo). Cosas de la religión laica. Como el tratar a la gente de idiota y al final dejarla más confundida de lo que estaba.

    Las soluciones llevan tiempo inventadas como muestra el ejemplo japonés, un país de dibujos animados y tecnología espeluznante, donde no se pierde el tiempo haciendo publicidad de algo que se explica en una hoja de papel.

  12. hernan dijo:

    >Lo que me llama la atención también es que parece que no tienen contenedores diferentes, sino que recogen tipos de basura distinta en días distintos, ¿no?

    Lo vi hace poco en un “manga” (comic japonés – se lee de derecha a izquierda), las intrucciones que da una adolescente responsable a un nuevo vecino:
    http://koiwai.biz/eng/v1/ch01/01_14120x174_jpg.htm
    http://koiwai.biz/eng/v1/ch01/01_15120x174_jpg.htm

  13. pseudopodo dijo:

    Richi, yo engo un contenedor de vidrio cerca de casa, pero viendo esta publicidad se me quitan las ganas de usarlo..

    Javier, por lo visto el bote de Nescafé es “vidrio”. Sin embargo, un vaso de Duralex transparente es “cristal” (con comillas, please). Si es ámbar o verde, ya lo dudo. Esto es un misterio, porque el presunto contenido en plomo no depende de las propiedades observables del material.

    Hernán, veo que compites con Frenzo como enciclopedia viviente audiovisual…buena referencia (por cierto, he leído tan poco manga que al principio no caia en que la acción va de derecha a izquierda…)

  14. josele dijo:

    lamento comunicaros que parte de mi trabajo consiste en formar publicistas

    algunos ni siquieran saben poner las h’s en su sitio

    y aprueban, me parece

    en el cole les explican, creo, que publicitar es hacer notorio; lease, que se hable de ello; incluso aqui se habla de ello, luego el objetivo se ha cumplido

    creo que el que ademas lo hagan eticamente es responsabilidad de los que les contratan, con nuestro dinero, a los que por cierto contratamos nosotros con nuestros votos o nuestra inactividad

    la responsabilidad es nuestra; tenemos lo que queremos, por acción u omisión

    por cierto, antes nos devolvian el dinero del casco; ahora nos multan por no devolverlo gratis

    jopeles…

  15. Epaminondas dijo:

    >Lo que me llama la atención también es que parece que no tienen contenedores diferentes, sino que recogen tipos de basura distinta en días distintos, ¿no?

    Exacto. Pero como se puede ver en la historieta que postea Hernán, la basura reciclabe tampoco se deja en la puerta de casa (la orgánica sí) si no en unos sitios específícos que hay más o menos cada cien metros. La gente deja sus residuos bien empaquetados la noche anterior o la misma mañana del día designado para la recogida de ese tipo de residuos. Claro, hace falta una buena dosis de civismo, también.
    Sí que existen contenedores para algunos tipos de residuos especiales, pero ubicados en lugares estratégicos: por ejemplo, a la entrada de casi todos los supermercados tienen uno para tirar las bandejitas ésas de la carne. Y al lado de cada máquina expendedora de bebidas hay uno para latas y otro para botellas de plástico.
    De todas maneras, quiero aclarar que el sistema de contenedores que tenemos aquí no me parece mal, y no es un invento español si no que es lo que se usa por toda Europa. En Alemania separan el vidrio por colores, así que en los puntos de reciclado hay como ocho contenedores distintos.

  16. pseudopodo dijo:

    Cierto josele qué aquí hablamos de ello, y generalmente es verdad que de eso se trata, pero la publicidad institucional debería ser otra cosa, ¿no? El objetivo aquí debería ser que recicláramos mejor, y no que habláramos de la campaña. A lo mejor la única solución para no caer en esto es que se prohibiera por ley la publicidad institucional. Si alguien propusiera eso, lo apoyaría encantado.

    Epaminondas, no quiero decir que el sistema de contenedores sea malo. Pero en mi calle ya llevo vistos, en cosa de cuatro años, como tres modelos de contenedores, sin que haya razón aparente para cambiarlos… lo de Japón me ha llamado la atención porque demuestra que ni siquiera hacen falta contenedores variados para hacer un buen reciclado (no digamos ya campañas de publicidad).

  17. Dadawars dijo:

    No pues no se mucho de reciclaje, ya que por acá, México, mucha gente tira las cosas y ‘ai a ver donde cae.

    En mi colegio se intentó implementar un sistema de reciclaje, pero el proyecto terminó en el fracaso ya que casi todos mis compañeros terminaban tirando botellas de plástica en aluminio, latas en orgánicas y basura en general en plásticos.

  18. Me alegro de leer esto. Cuando oí varios tipos de anuncio sobre eso, creí que el que tenía malas entendederas era yo, porque no entendía la diferencia entre vidrio y cristal y, además, el criterio que me proponen para distinguirlos es poco práctico o inviable. Pero veo que el anuncio publicitario tiene además pocas explicaderas. Un saludo.

  19. Antonio dijo:

    Pseudópodo, he estado meditando sobre las cuestiones referentes a la mejora de la información sobre los procedimientos de reciclado, y lo que me ha dejado perplejo es reparar en la cantidad de desechos fétidos de toda procedencia (humana y animal) que se acumulan junto a los contenedores donde supuestamente deberíamos arrojar lo reciclable con toda finura. En mi calle la situación se torna dolorosa, máxime en verano, porque las cajas de fruta podrida, los orines, los escombros de obra, las bolsas de basura que los perros destrozan y esparcen, las ratas de la alcantarilla vecina, conviven perfectamente con sofisticados artefactos en los que se discrimina el vidrio del cristal, e incluso quitando el corcho para que no se mezcle ni pizca de residuo orgánico. La realidad, a veces, es que es de un contumaz…
    Os dejo una foto del aspecto del contenedor de mi calle tras el sublime esfuerzo de los señores que se desvelan por el bien ecológico del planeta: http://desdelacavernadeplaton.blogspot.com/2008/06/la-crisis-en-romn-paladino.html

  20. pseudopodo dijo:

    dadawars y Antonio: está claro que lo más básico es tener el civismo mínimo para intentar meter cada cosa en su sitio. Porque con esos anuncios con tan pocas “explicaderas” (como dice Jesús Cotta) no aprenderemos a distinguir el (así llamado) vidrio del (así llamado cristal), pero todos ya sabíamos distinguir la fruta podrida del botellín de cerveza. Al final lo que importa es ese civismo, no el aparato sofisticado (y la prueba la hemos visto con el reciclado en Japón, que no necesita contenedores..)

    Por cierto, Antonio, ya que hablas de la crisis en el post que enlazas, la crisis está teniendo su efecto en el reciclado de basuras. En los contenedores que hay frente al supermercado de cerca de mi casa (del que hablaba hace dos posts) ahora hay todas las tardes un grupo de gente esperando a recoger los productos caducados que tiran. Así estamos.

  21. josempelaez dijo:

    ¡Qué lástima que la Comunidad de Madrid no ofrezca a sus ayuntamientos el dinero tirado en estas campañas publicitarias para favorecer el reciclado! Quizá hubiera evitado el que reimplanten la «tasa por prestación del servicio de gestión de residuos urbanos» que incorporaron años atrás al Impuesto sobre Bienes Inmuebles. ¿Tenemos los gobernantes que nos merecemos?

  22. recicladora dijo:

    Vale, has encontrado una explicación, pero no has entendido nada.

    El cristal y el vidrio no tienen nada que ver, no esque el cristal sea un tipo de vidrio o al reves. Son materiales distintos, y resulta que el vidrio se puede reciclar y el cristal no. Echar cristales al contenedor del vidrio es como echar pástico en el contenedor del papel.

    De ahí la insistencia en distinguir cristal de vidrio.

  23. Mujerárbol dijo:

    Pseudo: yo siempre entendí que cristal era una cosa natural y vidrio una cosa fabricada por el hombre. ¿Es cierto?
    Por lo demás, de acuerdo con la tontuna del reciclamiento. Pooor cierto: mi amado ayuntamiento quiere cobrarme 40€ al año en concepto de retirada de basuras, ¿da eso suficiente para que pongan puntos de reciclado decentes y no acumuladores de mmmmm?

  24. pseudopodo dijo:

    Cómo se nota que eres historiadora 🙂 Eso era al principio: los cristales eran el de roca o las piedras preciosas como los diamantes o las esmeraldas; mientras que el vidrio se hacía fundiendo arena.

    Luego vinieron los científicos y se dieron cuenta de que había una importante diferencia entre esos cristales y el vidrio: que en los cristales los átomos estaban ordenados en una estructura regular, y en el vidrio estaban desordenados. Así que se llamó “vidrio” a todo lo que era sólido pero tenía los átomos desordenados, y se encontró que había algunos “vidrios” naturales (pocos, un ejemplo es la obsidiana).

    Luego vinieron los comerciantes y como “cristal” sonaba mejor, como más aristocrático, llamaron así a algunos vidrios de calidad especial (“cristal de Bohemia”, por ejemplo).

    A estas alturas el lío ya era considerable. Pero todo puede empeorarse y para eso no hay nada mejor que un político. Así que ahora han hecho esta campaña para que ya nadie se aclare: ahora han decidido llamar “vidrio” a los vidrios que se reciclan y “cristal” a los vidrios que no se reciclan (nadie tira “cristales” en el sentido original a la basura: yo, por lo menos, las esmeraldas y los diamantes no suelo tirarlos).

  25. Alonso dijo:

    Vidrio, Cristal. Ah, vivan las connotaciones.
    Saludos.

  26. Mujerárbol dijo:

    Gracias Pseudópodo, eres un sol. Ahora sí que lo entiendo, y lo que emborronan los políticos también.
    Y como soy historiadora… ¡me hago un lio con las siglas que se emplean en la datación por isótopos! ¿qué grmñzzz significa OIS 5, a vé?
    Estoy leyendo unos papers sobre comporamientos neandertales y me encuentro la sigla OIS por todos lados, !ahora que ya había aprendido lo que significa c 27 ka BP! Esto es como el chiste de la “pinícula” y el “flin” 😉

  27. Fran dijo:

    !!!!!Por fin lo he entendido!!!! Gracias

  28. nose dijo:

    no le entendi

  29. Jose dijo:

    De verdad, que debo ser un zoquete. De acuerdo, me vale que el cristal no se pueda reciclar y me vale que tampoco los vidreos de ciertas características, pero… cómo sé yo que un vaso en el que no leo duralex, no esta fabricado de un vidreo reciclable. Es decir, si el bote de crema-de-cacao tiene forma de vaso y lo uso como vaso y se rompe, ¿es un vaso o es un bote?, ¿acaso prohiben a los fabricantes de vasos hacerlos de vidreo reciclable, o a los fabricantes de botes hacer lo contrario?

  30. pseudópodo dijo:

    No, no eres ningún zoquete. Que yo sepa, parece que los tarros son vidrio de poca calidad, reciclable, y los vasos son vidrio de calidad, no reciclable. Ahora, si compro un vaso en los chinos, ¿será de vidrio de calidad? Ni idea. Y el tarro del marrón glacé de 50€, ¿será de vidrio del malo? Por ese precio, podría ser cristal de Bohemia.

    O sea: que ni siquiera explicándolo bien está la cosa clara.

  31. Paco Mateo dijo:

    Aclaración.
    Cuando se calienta la sílice (componente de la arena de playa) a elevadas temperaturas y está fluye con facilidad, pueden ocurrir dos cosas:

    Enfriamiento rápido. los átomos del fluido se organizan en una dirección y se solidifican. A esto se le llama Cristal

    Enfriamiento muy rápido. Los átomos no tienen tiempo de reorganizarse y no existe cristalización ni solidificación, quedando un fluido de una viscosidad muy pero que muy grande que se conoce como estado vetreo. Y esto es vidrio.

    El cristal (sólido) no se puede fundir (reversibilidad) de forma útil. Si se calienta mucho !!explota¡¡ – Por eso es tan perjudicial meter cristal en la papelera de vidrio, porque en el proceso de reciclado….. PUMM

    El vidrio tiene un comportamiento reversible, pudiendose reducir su viscosidad (sin hablar de fundición, puesto que no dejó de ser un fluido), y ser reciclado.

    ¿Como diferenciarlos? Es muy dificil.
    Ahí tienen toda la culpa¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s