Física para futuros presidentes, de Richard Muller

En el post anterior prometí explicar de qué libro había sacado el análisis de la caída de las torres gemelas. Ya lo adivinó Sergio Palacios, pero de todos modos tengo que decirlo: Física para futuros presidentes, de Richard A. Muller.

Iba a empezar el post conminándoles a comprarlo (¡dejen de leer este blog y lean mejor este libro! o algo así), pero en la librería me acaban de decir que está agotado, a pesar de que se publicó el año pasado. En fin: en cuando salga una nueva edición, consigan este libro y léanlo de cabo a rabo. Se lo pasarán mejor que con el periódico, y habrán aprendido mucho de lo que se necesita para entenderlo.

En la contraportada, nada menos que Steven Weinberg dice: “¡Un triunfo! El libro contiene información que todos los presidentes –y ciudadanos- del siglo XXI deben tener”. En efecto, aquí se explican temas tan controvertidos como el calentamiento global, las nucleares, el terrorismo tras el 11-S o las energías renovables. En todos los casos, la física tiene bastante que decir, y Muller lo cuenta magníficamente, con sencillez, con humor en ocasiones, y siempre yendo al grano. Pocas páginas hay en las que no se encuentre alguna idea interesante, un dato curioso, o una manera brillante de exponer las cosas.

Richard A. Muller es profesor en Berkeley, y lleva muchos años ejerciendo como asesor del gobierno de los EEUU. Hace tiempo que imparte un curso con ese nombre en Berkeley  (los videos están en Youtube) en el que explica “la física que los futuros líderes mundiales necesitan conocer”. Este libro no es el texto del curso, sino una edición destinada al público general, pero también trata de explicar al lector la física que tendría que saber para afrontar los grandes problemas políticos.

Estaba tentado de contar algunas de las cosas que dice Muller sobre el calentamiento global, pero no quiero llegar a la portada de menéame y tener que contestar docenas de comentarios acusándome de ser un escéptico climático vendido a las petroleras o, al contrario, de ser un ingenuo climático embaucado por el farsante de Al Gore (porque ambas conclusiones pueden sacarse de los argumentos de Muller: es lo que pasa cuando se hace ciencia y no ideología).

Así que mejor voy a animarles a que lean el libro copiando aquí el comienzo de la tercera parte (“Nucleares”), una serie de datos sorprendentes sobre la radiactividad que luego se van explicando en los capítulos siguientes:

Este libro es radiactivo, y el lector también, salvo que esté muerto, en cuyo caso podemos saber cuando murió viendo cuanta radiactividad le queda. En esto consiste la datación por radiocarbono, en medir la reducción de la radiactividad de los huesos para deducir la fecha de la muerte.

El alcohol también es radiactivo, al menos el que bebemos. El alcohol de botiquín no suele serlo, salvo que se haya obtenido biológicamente, es decir, de la madera. De hecho, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de los Estados Unidos analiza el vino, la ginebra, el whisky y el vodka para determinar su radiactividad. Si un “quinto” (0,75 litros) de whisky no emite como mínimo cuatrocientos rayos beta por minuto, la bebida no se considera apta para el consumo humano.

Los combustibles biológicos son radiactivos. Los combustibles fósiles no.

Según los cálculos más fiables, de todas las víctimas de la bomba de Hiroshima, menos de un dos por ciento murió de cáncer provocado por la radiación.

Todos estos enunciados son verdaderos. Ni siquiera se cuestionan –al menos entre los expertos- pero, así y todo, sorprenden a casi todo el mundo. En cuando uno entiende qué es la radiactividad, la explicación de esas afirmaciones cae por su propio peso. La sorpresa inicial refleja la confusión y la información errónea que mucha gente tiene sobre el asunto, pero un futuro presidente no puede permitirse ser lego en la materia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, fisica, Libros, Reseñas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Física para futuros presidentes, de Richard Muller

  1. eulez dijo:

    Pero hombre, no te censures por el puto Menéame. Di lo que te salga de las narices que para eso este es tu sitio, hombre ya.

    Supongo que ondasolitaria se habrá quedado más tranquilo después de ver que has puesto la entrada sobre este libro, a pesar de que destripase la sorpresa en el anterior post.

  2. Mari Pili dijo:

    Donde otros disfrutan del “efecto Menáme” tú sufres la “maldición Menéame”: ver tus comentarios invadidos por ágrafos obsesivos empeñados en infringir tanto las reglas de la ortografía como las de la lógica más elemental.

    (Esto lo digo sin acritud: tampoco yo pienso que debiera existir un cisma entre los creyentes de la “verdad oficial” y los que son capaces de creerse cualquier explicación alternativa, con tal de que no sea oficial. Muchos de los comentaristas del post anterior expusieron dudas más que razonables sobre todo el tinglado del 11-S. Como dijo alguien “debemos tener la mente abierta, pero no tanto como para que se nos caiga el cerebro”.)

  3. Ozanúnest dijo:

    La relación con Menéame debe de ser la causa de que sólo haya dos comentarios cuando la entrada anterior tuvo 33 comentarios en un solo día. Enlazo lo siguiente:

    Sobre la radiactividad, pues es perfectamente entendible para alguien que haya estudiado un poquito de ciencia. No obstante, malos periodistas sin formación científica asustan a la población con cuentos, cuando la radiación es un fenómeno natural. Así, todo lo relacionado con el adjetivo “nuclear” tiene cierta connotación negativa. Un ejemplo son las imágenes por resonancia magnética nuclear, donde eliminan la última palabra para evitar miedos.

  4. Alonso dijo:

    Estimado:
    ¿Pues entonces nos conminas a descargárnoslo desde nuestro sitio web favorito? 😀

    Yo ya conocía algunas de los fenómenos que enlistas. Y también recuerdo haber leído en un libro de texto de física sobre el temor de la población a lo “radioactivo” ¿Efectos de la crisis de los misiles? ¿El panorama escatológico reinante? No sabría dar un veredicto, pero creo que por ahí va la cosa también, y no sólo la prensa es la “madre del cordero”
    Pero yo me quedaré tranquilo mientras sepa que las conservas se desinfectan mediante este fenómeno.

    Saludos.

  5. pseudópodo dijo:

    Hombre, eulez, se nota que andas un poco mosqueado con menéame…

    Pues al final, quieras o no, cuando ves que te lee mucha gente (o por lo menos que hay muchos comentarios) sí que te acabas autocensurando. Si te apetece contar algo pero sabes que el tema va a ser polémico y tampoco andas con ganas de discusiones ni tienes mucho tiempo, es fácil que al final no lo pongas. Por ejemplo: he visto un video riéndose de Dawkins que me ha hecho gracia, pero no me apetece llegar al comentario 50 discutiendo sobre el escándalo de los curas pedófilos. Eso no me pasaría si no hubiera apenas comentarios. A lo mejor no tendría que pasar, y sería mejor poner lo que fuera y pasar de contestar los comentarios, no sé.

    Maripili, lo de la maldición meneáme es lo que capta muy bien la tira que ha enlazado Ozanúnest. Me ha hecho mucha gracia lo del empeño en infringir “tanto las reglas de la ortografía como las de la lógica”.

    Lo que me parece preocupante es que en estos temas tienda a producirse con tanta facilidad ese cisma del que hablas. Estoy seguro de que hay un montón de aspectos oscuros en el 11-S, pero si defiendo que la explicación oficial de la caída de las torres es muy lógica en términos físicos, parece que estoy respaldando la versión oficial entera. Y mira que he dicho veces que no he estudiado el 11-S como para tener opinión propia en la mayoría de las cosas… Pero parece que en la mayoría de las discusiones hay como una efecto de polarización y sólo sobreviven las opiniones extremas. Hace tiempo que vengo pensando sobre esto, a ver si algún día escribo algo…

    Ozanúnest, es verdad lo de la resonancia magnética, ahora se la llama “magnetic resonance imaging”, la N de nuclear ha desaparecido. Y mira que ahí no hay ni radiactividad…

    Alonso, yo no digo nada, no vaya a ser que la SGAE esté vigilando esta página. Pero, ¿cual es ese sitio? 🙂

  6. JuanPablo dijo:

    ágrafos obsesivos empeñados en infringir tanto las reglas de la ortografía como las de la lógica más elemental

    ¡Qué genialidad! Espero recordar la frase para cuando escriba un review del nuevo libro de Barabasi; meneame es uno de los grandes contraejemplos a las teorías de la ‘inteligencia del enjambre’!

  7. eulez dijo:

    Ozanúnest, la tira del “efecto Putéame” está clavadísima.

    Pseudo, sí, estoy un poco quemado con esa página, aunque no lo suficiente como para dejar de leerla y participar. Hay que mantener el karma alto para menear a la gente que merece la pena y no las mierdas que mandan normalmente. Aunque es cierto que viendo lo que pasó aquí no se si en realidad eso de menear es una putada. A mi me gusta que me meneen, me divierto (hasta cierto punto) con las gilipolleces que dice la gente.

    Por cierto, es verdad esto de la tendencia al extremismo de las personas; aunque hay que tener en cuenta que eso se intensifica en interné, al no tener el referente de otra persona para suavizar las ideas propias. De alguna forma, el contacto real, cara a cara, tiende a suavizar las opiniones porque, normalmente, no se suele querer ofender a la otra persona. En interné la gente no tiene esa limitación y dicen todas las barbaridades que se les ocurre.

    Juan Pablo, guau, Barabasi… eso sí que es un gurú. Lo que no se vea en este blog…

  8. Ozanúnest dijo:

    Alonso, no te diré que no. Chernóbil también ha hecho que cualquier término relacionado con lo nuclear tenga asociado un significado escatológico (ahí lo has clavado).

    Pseudópodo, lo que le digo a Alonso.

    La tira, por cierto, es del autor Runtime-Error, conocido por hacer tiras de actualidad sin cortarse un pelo. No obstante, hace poco sí que tuvo que cortarse algunos por la presión del bufete de abogados de El rey del pollo frito*. Lo más gracioso es que la causa no estaba en sus propias tiras, sino en los comentarios más exaltados. Tened cuidado, por tanto, con lo que comentéis en otros blogs: podéis fastidiar al propietario.

    * Lo llamo así porque su nombre artístico está registrado como nombre de marca.

    La historia completa:

    http://www.runtimecomics.com/2010/03/abogados-ramoncin-eliminar-contenidos/

  9. Cristina dijo:

    Yo compré el libro hace poco y lo tenía esperando en cola para ser leído… pero como lo has puesto tan bien, creo que será el próximo que caiga.

  10. pseudópodo dijo:

    Ozanúnest, creo que Alonso decía escatológico en la 1ª acepción del DRAE y tú lo dices en la 2ª… pero la verdad, las dos van bien aquí (pocas veces pasa eso).

    Lo de Ram… digo el Rey del Pollo Frito es impresionante. No lo sabía. Pero ahora dice que va a ser bueno….

    eulez, en realidad a mi me ha hecho ilusión las tres o cuatro veces que he llegado a la portada de menéame, porque eso de que se disparen las estadísticas te sube el ego. Pero luego vienen los comentarios ágrafos que dice Mari Pili y dices: hay gente que es mejor que no te lea…

    Cristina, menos mal que al menos esto sirve para que alguien se anime a leer el libro. A mi no me pareció muy atractivo en el primer momento, pero empecé a leerlo y me enganchó. A Muller se le nota mucho que es físico y no periodista o divulgador profesional, pero no porque escriba mal (al contrario, es muy ameno) sino por la manera de pensar y enfocar las cosas. A mejor por eso me ha gustado tanto y no le pasa igual a todo el mundo…

  11. elquebusca dijo:

    Alonso, please, dime en qué página puedo descargarme el libro. Tengo un ebook y no leo novelas. Y si no quieres hacerlo por aquí puedes hacerlo en mi correo xxxelquebusca@gmail.com

  12. Alonso dijo:

    Pseudópodo ha hecho la aclaración por mí, muchas gracias. Y no me había fijado, pero en verdad ambas acepciones funcionan bien.

    Lo del sitio favorito era en broma. Pero ahora, si quieren un sitio favorito google es vuestro amigo… No vaya a ser que al día siguiente Pseudópodo se quede sin blog (Y de paso me pasen también la multa via SDC y Fernando Ubiergo aparezca en mi puerta cobrándome) Aparte que hace tiempo que no bajo e books.

    Saludos.

  13. Ozanúnest dijo:

    En realidad, me refería a la primera. Sé que es “escatológico” tiene una acepción distinta la empleada para referirse a los chistes de South Park. Pero ambas van bien, en efecto.

    Pseudópodo, la información de la noticia fue nombrada en los comentarios de la tira. De hecho, en una de las tiras de Ramoncín comenté que entendía que no le guste que le insulten (como a nadie, por otro lado). En fin, supongo que todo acabará cuando tanto los internautas como Ramoncín dejen de exaltarse.

  14. Pseudópodo:
    No tengo elemntos como para llamar farsante a Al Gore por sus posiciones sobre el calentamiento global, aunque no descarto que lo sea. Ahora bien, como tengo entendido que cuando era vice de Clinton fue el principal sostén de la política (que luego se aplicó) de que la Internet debía ser gratuita y libre para todos, y lo mismo sobre el sistema GPS (claro que aquí estaba la posible competencia del inminente sistema ruso y del europeo), le pregunto:
    ¿Es verdad lo dicho (sobre Internet y GPS)?
    En ese caso, ¿No sería justo acercarle el crédito que le corresponde, consignándolo junto con la descalificación?
    Gracias por desasnarnos e indicarnos las fuentes.
    Saludos
    Fernando Terreno

  15. pseudópodo dijo:

    Fernando, no es que yo llamara farsante a Al Gore, sino que, si dijera aquí que el cambio climático es real (citando a Muller) a lo mejor se me echaban encima con ese grito los de la secta de los que no se lo creen. Pero si dijera otras cosas que dice Muller, se me echarían encima los contrarios.

    De todos modos, Muller deja en bastante mal lugar a Gore. Le acusa de tergiversar la información, seleccionando de forma parcial los datos con bastante desvergüenza para que confirmen sus tesis. Lo documenta muy bien, con datos concretos, así que me parece que Gore tiene poca defensa en esto. En lo otro, lo de internet y el GPS, no sé hasta qué punto ha sido decisiva su influencia o simplemente se ha subido al carro. COn internet, da la impresión, oyéndole, que la inventó él… pero no quiero juzgar sobre un tema del que sé bastante poco.

  16. me da igual ninguno de esos hijueputas sirven dejen de dar falsas esperanzas al pueblo colombiano ratas inmundas att uno de los ciudadanos mas inconformes con esta politica partida de chulos.

  17. joselu dijo:

    Empecé a leer este libro antes de leer los comentarios de los dos post que lo recomiendan. Así, mis primeras impresiones virginales sobre él no pueden ser mejores, si te gusta la física y el sentido común.
    Abro paréntesis:
    Ahora, ya al tanto de la polémica que han suscitado, parece que a mucha gente le interesan más los maquiavelismos que la física. Encaja bastante con la teoría evolutiva del desarrollo de la inteligencia humana: (El hombre al desarrollarse en grupo, en competencia y colaboración con diferentes personalidades que componen la tribu, está “conspirando” continuamente para sacar ventaja, y eso desarrolló su cerebro)
    Cierro paréntesis.

    Sólo llevo tres capítulos del libro pero lo que dice me encaja a la perfección.
    En la segunda guerra mundial, el bando aliado bombardeó a la población civil alemana de forma sistemática. Al principio lo hizo con bombas “explosivas” causando grandes destrozos, pero puntuales en referencia a toda una ciudad.
    Después empezó a lanzar bombas “incendiarias”, mucho más primitivas en cuanto a tecnología. Estas empezaron a crear incendios puntuales, que se iban uniendo unos con otros, con bombas que seguían cayendo ( echando más leña al fuego) que acaban arrasando casi toda una ciudad.
    Con este método se alcanzaron temperaturas infernales, donde el asfalto y las farolas se fundían, y el que buscaba un alivio en el agua del río acababa hervido como una langosta.
    De este modo tan inumano y eficaz empezaron abombardear las ciudades japonesas. De hecho el número de muertes civiles bajo estos bombardeos fueron muy superiores a los producidos por las temibles bombas atómicas de Nagasaki e Hirosima. Con todo lo terrible que fue aquel holocausto nuclear es muy probable que ahorrara no sólo vidas norteamericanas, al acortar la guerra, sino de civiles japoneses. ( No entro en temas morales que darían para más de un libro)

  18. Pingback: 9 Julio 2010 – ¡¡Rumbo a Galicia!! « Diario58

  19. Frenzo dijo:

    Hace poco terminé de leer el libro y, googleando a Muller, encontré que ahora es un converso en el tema del cambio climático. La noticia es vieja, de hace tres años, pero no deja de ser sorprendente. Realmente es un cinetífico serio, capaz de admitir cuando se equivoca y mucho. Lo explica en los primeros cinco minutos de este video:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s