Por qué ganar dos premios Nobel es más fácil que ganar uno

Ahora que ya se han entregado todos los premios Nobel del 2010, llama la atención que no se haya comentado el hecho curioso de que ninguno de los premiados lo fuera por segunda vez.

Hecho curioso, digo, porque como explicó Linus Pauling cuando recibió su segundo premio Nobel (el de la Paz en 1962; había recibido el de Química en 1954),  en realidad es más fácil ganar dos premios Nobel que uno.

La explicación es sencilla. La probabilidad que tiene una persona de ganar un premio Nobel es de, aproximadamente, uno entre seis mil millones (pues más o menos ese es el número de habitantes del mundo). Pero sólo hay unos pocos centenares ganadores del premio Nobel vivos, así que la probabilidad de ganar un segundo premio Nobel es de una entre unos pocos centenares.

(El razonamiento de Pauling lo he encontrado en Inteligencia Instantánea, de Jaime Poniachik -pero no hay muchas fuentes en Internet, no sé si la anécedota será aprócrifa-).

Pauling limitó su argumento al segundo premio, pero podría haberlo generalizado a n: dado que sólo hay cuatro personas que hayan recibido dos premios Nobel (Linus Pauling, Marie Curie, John Bardeen y Frederick Sanger) la probabilidad de un tercer Nobel es de una entre cuatro. Y siendo cero el número de personas con tres premios Nobel, las probabilidades de ganar un cuarto Nobel … ¡son infinitas!

Esta entrada fue publicada en Ciencia, personajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a Por qué ganar dos premios Nobel es más fácil que ganar uno

  1. serenus dijo:

    y la probabilidad de que al pulsar la tecla E en mi teclado se convierta en un elefante… casos favorables 1 (que aparezca), casos posibles 2 (que aparezca o que no aparezca… ) mmmm, no sé me parece que me estoy liando.

  2. Instan dijo:

    Lo triste es preguntarse cuánta gente ha oído de John Bardeen, uno de los padres del transistor (además de la teoría BCS de la superconductividad), frente a Stephen Hawking.

  3. Pedro Terán dijo:

    Pero sí tendría sentido hacer un análisis informal de los componentes sociales de la cuestión, es decir, desde el momento en que Fulanito recibe un Nobel, ¿cuánto camino tiene ya recorrido para recibir otro, en comparación con, p.ej., mindundis como nosotros?

    Recibir el Nobel significa: acceso a la mejor financiación investigadora del mundo para el resto de tu vida (si no lo tenías ya), acceso a los mejores estudiantes y coautores, libertad total para abrir nuevas líneas, moverse en un ambiente de estimulación intelectual de primer nivel mundial, etc. etc. etc. Y, por otra parte, reconocimiento e interés en tu trabajo de colegas que trabajan en áreas apartadas, presencia mediática dentro y fuera del mundillo científico, etc. etc. etc.

  4. panta dijo:

    @Pedro Terán 😮 bien ganar un nobel podría suponer convertirte en un pope y alejarte de la investigación para entrar en el ‘politiqueo’ de la subvención.
    Por otro lado, volviendo a lo de Pauling, quizá si hubiese estado más listo – o su hijo hubiese sido más espabilado en el contraespionaje, pues J watson y Crick lo utilizaron un poquillo, según cuenta watson – podría haber compartido el nobel por la doble hélice y hubiese sido ¡triple! nobel.
    Saludos

  5. Dr.J dijo:

    Realmente pauling merecería varios Nobel en Química por diversas aportaciones (aunque en probabilidad parece que no andaba muy fuerte). Lo curioso es que hay coincidencia en cuanto a que los premiados en literatura no vuleven a producir obras importantes. Por supuesto lo complicado es que en muchas disciplinas no se puede premiar lo realizado en un año (que sería lo lógico) porque es un plazo muy breve y por ello se premia una carrera; creo que el señor de la fertilización in vitro está ya terminal. Así que tampoco tras el Nobel suele hacerse gran cosa.
    ¡AH, pseudo! gracias por la atención inmerecida, yo creía que no tenía ningún suscriptor, tendré que cambiar el modelo,

  6. Frenzo dijo:

    En la misma línea de razonamiento de esa persona temerosa de los atentados, que siempre que viajaba en avión, llevaba una bomba en la maleta, arguyendo que la probabilidad de que dos personas no relacionadas y de modo independiente llevaran una bomba en su maleta era prácticamente nula.

  7. Pues mira…yo voy a aprovechar para soltar una reflexion sobre la probabilidad un poco de perogrullo, pero que me ronda la cabeza mucho: mientras no se resuelva la cuestion de si el Universo es determinista o no, por mucho que nos pongamos no conocemos el sentido profundo de eso que llamamos “probabilidad”. Lo digo porque en un Universo determinista, en el fondo cualquier suceso tendria probabilidad 1 o 0. La probabilidad solo tiene sentido pleno en un Universo no determinista.

  8. Pedro Terán dijo:

    Depende, lo cierto es que la palabra “probabilidad” se usa para hablar de varias cosas que no tienen mucho que ver unas con otras.

    En el sentido que suele aparecer en los libros de texto, sí.

    También está la escuela que piensa que la probabilidad es un número que ponemos nosotros subjetivamente para medir no una cualidad intrínseca del suceso sino nuestra creencia de que va a ocurrir.

    Por ejemplo, cuando dicen en la tele que la probabilidad de que llueva mañana es del 75% (no se hace en España pero sí en otros países), lo que se pretende decir no depende de si la meteorología es determinista o no.

    (Continuando con el off-topic: Pseudópodo, al final, ¿qué tal el libro de Jaynes?)

  9. JuanPablo dijo:

    Pauling bien pudo ganar 3, con el tema del ADN, pero bueno, no pudo ser.

    Ah, existe cierto ‘teorema’ al respecto: en toda disciplina con N premios, existe un umbral k << N/2, tal que ganar k premios implica ganar N-k. (no recuerdo a quién se lo atribuyen)

  10. elquebusca dijo:

    El de la bomba me ha recordado a aquel tipo que se fue a vivir a la capital de provincia que menor índice de suicidios tenía. Por lo visto tenía miedo que le tocara. Y además creía que la decisión de matarse no dependía de él. 😉

    Tiene gracia el post (aunque sólo le encuentro eso: gracia). Es un aperitivo, supongo, para contentar al personal mientras nos sirves algo más sustancioso.

    La anécdota de Pauling supongo que solo puede tomarse como chiste ¿no?
    Lo que cuenta Pedro Terán en su primer comentario es muy interesante y creo que absolutamente verdad pero lo que parece falso es pensar que la concesión del Nobel tenga que ver con leyes probabilísticas ¿no?
    En el bombo de los que no han recibido ningún premio nobel me meten a mi como si tuviera alguna de que me lo dieran.

  11. elquebusca dijo:

    Pseudopodo, voy a ahorrarte trabajo y voy a contestarme a mi mismo. Estoy hoy un poco esquizoide.
    “Al menos el post tiene gracia, tu comentario ni eso”.
    En fin, ya se que no es tu estilo, pero era la respuesta que me merecía.

  12. pseudópodo dijo:

    😦 Los de Ono parecen empeñados en que me dedique al blog en el trabajo: ahora, a las 23:40, es cuando vuelve la conexión….

    Hasta mañana a todos…

  13. Pingback: Por qué ganar dos premios Nobel es más fácil que ganar uno

  14. pseudópodo dijo:

    Amigos, vuestros inteligentes comentarios palidecen ante el análisis al que ha sido sometido este post en menéame… me ha recordado un post de serenus que se titulaba “comprensión lectora“.

    Hay varios niveles de comprensión lectora. Lo primero que hay que entender es que Pauling estaba de broma. Esto debería ser obvio, pero no lo es para todo el mundo (en realidad, cualquier texto que contenga una ironía empieza a ser incomprensible para más del 50% de la población: véase párrafo anterior).

    Lo segundo que hay que entender es por qué la broma tiene gracia, y aquí ya viene bien haber estudiado eso de que probabilidad = casos favorables / casos posibles. La broma resalta que hay que entender esto bien. En términos un poco técnicos, habría que decir que la segunda probabilidad es una probabilidad condicionada: ganar el segundo premio nobel tiene la condición previa de haber ganado el primero, y Pauling deliberadamente lo obvia. Uno de los espabilados comentaristas de menéame lo ha explicado así: Está mal formulada la frase: es más fácil ganar dos premios Nobel que uno. La correcta es: Es más fácil ganar el segundo premio Nobel que el primero.. Claro: por eso Pauling no lo dijo así :-).

    Pero también tiene interés la cuestión de si es más fácil ganar el segundo Nobel que el primero, que es lo que plantea Pedro Terán. Cuatro casos favorables sobre unos pocos centenares de casos posibles es una ratio grande, pero son demasiados pocos casos para concluir que sí es más fácil. Por supuesto que con el Nobel entras en el nirvana de la investigación (investigación sin rozamientos, podríamos decir) pero también tiene sus contras. Además de lo que dice Panta, el Nobel suele ganarse ya viejo, con poco tiempo para emprender una línea nueva que te valga otro. Aunque en el caso de Pauling yo creo que el segundo (de la Paz) no lo hubiera ganado si no fuera famoso, y era famoso por el primero.

    Lo que me parece interesante aquí es que hay varios casos de físicos (supongo que en otras disciplinas también) que cuando recibieron el Nobel podrían haberlo recibido por varios trabajos distintos, pero sólo lo recibieron por uno, y ya se quedaron sin el segundo Nobel porque parece que no se premia lo que no se premió con el primero. El caso más notable es por supuesto el de Einstein, que solo fue premiado por el efecto fotoeléctrico, cuando debería haber tenido otro por la Relatividad Especial, uno más por la General, y seguramente un cuarto por el movimiento browniano (también debería haber tenido varios Fermi y quizá Landau). El anónimo Bardeen (qué razón tienes, Instan) tuvo la suerte de dar con la teoría BCS después de haber recibido el premio por el transistor…

    Dr.J, lo más curioso de los Nobel de Literatura es que a menudo no han producido tampoco nada importante antes de recibir el premio. Se podría escribir una historia de la Literatura del S XX sin mencionar a ningún Nobel y no se perdería nada esencial. Ah, y sobre las suscripciones: entra en Google Reader > examinar cosas > buscar e introduce “doctorjota” en la ventanita de “buscar feeds”. Verás que tienes un suscriptor: ese soy yo.

    Frenzo, había oído algo parecido a la historia de la bomba, está bien. Pero me ha gustado más la del índice de suicidios de elquebusca, porque creo que siendo en el fondo igual de disparatada, no nos lo parece tanto. Y la prensa, sobre todo los dominicales, nos sugieren cosas de ese tipo todo el rato. Yo he leído decálogos para ser feliz (ahora el tema está de moda porque lo paga Coca-Cola -y lo cobra Punset-) que ponían, por ejemplo “5.: Cásese. Muchos estudios han demostrado que los casados son más felices”.

    elquebusca, no, no es mi estilo y no te respondería así. Yo te diría: “no está mal tu comentario, aunque sólo tiene eso, que no está mal. A ver cuando escribes algo más sustancioso y lo posteas en tu blog…”. Pero sólo es lo que yo te diría si te contestara, no es que te lo diga yo (¿Mentiendes?)

    JuanPablo, parece verosímil: una vez cruzado un umbral, ya te dan todos los premios (Efecto Mateo, ¿no?)

    Cambiosocialya, no te puedes imaginar las polémicas que se traen los estadísticos con sus interpretaciones de la probabilidad. Por mi parte, no creo en el determinismo y me puedo quedar con la interpretación “ingenua” (con perdón) que es la que implícitamente usas en el comentario.

    Ah, Pedro, el libro de Jaynes (Julian, no E.T. 😉 ) lo he dejado en hibernación, porque al llegar a la página 25 o así pensé que tenía que leer antes “Los griegos y lo irracional”, que tenía pendiente desde hace tiempo y luego no lo retomé. Espero informar tarde o temprano; lo que leí me gustó pero me pareció que el estilo (¿quizá la traducción?) dejaba que desear.

    Uf, que invento, esto de tener conexión en casa….

  15. Frenzo dijo:

    La verdad es que lo que dice elquebusca parece en broma, pero no lo es, porque tiene su lógica. Es posible que, en ciertos lugares, exista una buena onda especial que haga que los potenciales suicidas reconsideren su decisión, o la posterguen indefinidamente. Incluso puede que sea una buena idea para los que juguetean con una Smith & Wesson o que se quedan mirando los puentes de desmesurada altura, buscar una ciudad donde tal vez la vida cotidiana no parezca un laberinto sin salida, una ciudad con bellas playas playas, y altos acantilados (para cubrir todas las opciones).

  16. pseudópodo dijo:

    Bueno, eso puede que sí (para las depresiones exógenas)… pero lo de recomendar casarse porque los casados son más felices es como recomendar hacerse rico o hacerse guapo.

  17. serenus dijo:

    Pseudópodo, pon bien link… la satisfacción al verme “linkado” ha sido proporcional al desencanto de constatar que teníamos problemas de comunicación.
    Se agradece, no obstante l,a intención.

    saludos

  18. Mujerárbol dijo:

    Pseudópodo & amigos: perdonad por el off-topic pero me he encontrado esto en la red y me ha parecido cuando menos curioso para los que saben de física y eso.
    Naturalmente, yo de matemáticas no tengo ni idea (aunque casi lo pillo: la sacudida más o menos rápido está relacionado con el tamaño en “círculo”, no en canal, del bicho). Y por lo demás, el video es guapo de ver:
    http://www.wired.com/wiredscience/2010/10/dog-drying-physics/

  19. Frenzo dijo:

    Muy lindo video. Los animales empiezan a sacudirse desde la cabeza y después las oscilaciones siguen en el cuerpo. Sentí un poco de envidia de esa habilidad, porque yo sólo puedo sacudir la cabeza. Pero no hay problema con eso, prácticamente todo el pelo que tengo está en la cabeza. Si fuera peludo como un oso, podría sacudirme como un oso.

  20. pseudópodo dijo:

    Gracias, Mujerarbol, es muy curioso el video. No se me había ocurrido que los animales oscilaran de esa manera cuando se sacuden el agua. Lo de frenzo, “Si fuera peludo como un oso, podría sacudirme como un oso”, me parece que es Leibniz o el Cándido de Voltaire… Pero me hace pensar: ¿no somos capaces de sacudirnos así porque esa habilidad, al no ser peludos, no nos sirve de nada y la hemos perdido? Tenían que haber filmado a unos chimpancés…

  21. Frenzo dijo:

    Causualmente vengo de leer un libro sobre Nicolaus Steno (sé que recomendar libros es regalar una mochila con un yunque , pero si te cruzás con The Seashell on the Mountaintop -Una nueva historia de la Tierra es el increíble título de la versión española-, vale la pena darle una hojeada), y ahí se detienen un poco en la filosofía de Leibniz y me cayó muy bien su visión del mundo.

  22. panta dijo:

    Estoy riéndome aún con lo de ‘bellas playas y altos acantilados, para cubrir todas las opciones’ genial @Frenzo.
    Saludos

  23. Frenzo dijo:

    jaja, saludos, panta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s