La bicicleta de Leonardo

El otro día estuve en la exposición Da Vinci, el genio, y allí me la volví a encontrar. Entre varias docenas de reconstrucciones de inventos de Leonardo estaba una bicicleta, más o menos como ésta:


(no dejaban hacer fotos, pero en google se pueden encontrar muchas). La bicicleta de Leonardo le encanta a todo el mundo. Según cuenta El País en una crónica de la inauguración de la exposición, con la presencia de la presidenta Esperanza Aguirre y otros altos cargos regionales de Madrid, “una de las piezas más singulares es el diseño de una bicicleta con un complejo mecanismo de bielas que ha llamado la atención de todas las autoridades”. Bueno, pues que sepan nuestras autoridades que Leonardo no inventó ningúna bicicleta: es un fake, un hoax, o, para decirlo en cristiano, un fraude.

Un fraude, que, tiene gracia, es reconocido hasta en el propio texto que acompaña a la bicicleta en la exposición (que parece que ni el periodista ni las autoridades leyeron)… lo que no ha impedido a los organizadores, en un alarde de rigor histórico, ponerla entre los demás ingenios mecánicos de Leonardo.

Que Leonardo había inventado la bicicleta fue una noticia que saltó a los medios en 1974, cuando, en la restauración del Codex Atlanticus apareció este dibujo:


El dibujo, no hay más que verlo, es una birria más propia de un niño que un maestro como Leonardo, y desde el principio casi todos los investigadores pensaron en un fraude. Hoy todo apunta a que el dibujo se hizo entre 1967 y 1974 durante la restauración por unos muy poco profesionales monjes del convento de Grottaferrata, cerca de Roma (hay una exhaustiva explicación aquí).

En fin, no es más que una anécdota, pero a mí me da que pensar sobre cómo la divulgación de la cultura  se convierte cada vez más en espectáculo. No, Leonardo no inventó la bicicleta, pero se non è vero, è ben trovato, ¿no? Pues ya está.

* * *

Una cosa más, ya que estamos con esta exposición: que nadie cuente con que las reconstrucciones de los inventos son “interactivas”, como he leído en algún sitio. En realidad no se puede tocar prácticamente nada, y por otra parte, los modelos están llenos de errores y no funcionarían. Una pena. Cuando me enteré de la exposición pensé que habían traído a Madrid los modelos que vi hace dos años en Roma, que, esos sí, estaban bien hechos y se podían tocar todos. Veo ahora que la exposición de Roma aún no se ha cerrado; si tienen la oportunidad, no se la pierdan. Aunque también está la dichosa bicicleta…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, cultura y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a La bicicleta de Leonardo

  1. loiayirga dijo:

    Estoy contigo. La cultura deviene en espectáculo y el museo o la exposición devienen en entretenimiento. Se trata de entretenerse y para eso se entra en un museo de esos de la ciencia. Se “ven” las cosas que hay por allí, se lee algún cartel, se tocan las cosas que sean de tocar o actuar y pasado un tiempo prudencial, cuando uno más o menos “lo ha visto todo” se marcha y a otra cosa mariposa.
    Sucede lo mismo en los museos de arte actual con multitud de monitores con videos que muy poca gente tiene paciencia para ver completos.
    Sucede lo mismo en los actuales museos de arte clásico que son mastodónticos, como el Louvre o tantos otros (el Louvre el que más), imposibles de ver, pero adaptados a su cometido: albergar masas. No están hechos pensando en un tiempo humano ni para un espacio abarcable por el ser humano sino para ser visitados por las masas. Y para eso si sirven. Para que la masa se pasee un rato por el museo, “vea” las cosas, y se marche “más culta”.
    Se trata de consumir “cultura”.
    Y aunque nunca me hayan interesado las vajillas ni modernas ni antiguas allí está uno paseándose en el Victoria y Albert Museum entre vajillas del siglo pasado (si no recuerdo mal ese es el sitio de vajillas y muebles) porque el museo está en la guía. El interés del turista es algo falso y absurdo y la exposición y el museo se han convertido en turismo.
    Si esto es así se entiende que ni a El País ni a las autoridades ni a nadie le interese si la bici la inventó o no Leonardo. Se trata de entretenerse.

  2. Frenzo dijo:

    Los inventos de Leonardo tenían graves problemas de diseño y es obvio que su bicicleta tampoco funcionaría. En el croquis se ve claramente que los pedales se chocarían contra el piso imposibilitando su desplazamiento. Por otro lado, la forma en que fueron dibujados los pedales revelan que Leonardo tenía un pobre dominio de la perspectiva.

  3. Fraudes consentidos y leyendas piadosas, la mitología con la que inventamos el pasado hasta hacerlo verdad. Y, sin embargo, qué contraste esa intolerancia con Plutón. Tantos años llamándole planeta, y ahora borrado de todos los libros de ESO. ¿Tienen derecho los científicos a quitarle el título a Plutón? Me gusta Plutón. Plutón-planeta. Mi sistema solar está desconcertado. Si preguntáramos a Mercurio, a Saturno, a Marte, y sobre todo a Uranio, ¿no votarían a favor de seguir reservando a su hermano Plutón el séptimo puesto?

  4. pseudópodo dijo:

    Hombre, Frenzo, el que tenía un pobre dominio de la perspectiva era el monje guasón que hizo el dibujo 🙂 Por otro lado es cierto que muchos de los diseños de Leonardo no funcionarían; Leonardo era un genio, sí, pero está muy sobrevalorado como ingeniero y la prueba es que la mayoría de sus diseños no se llegaron a construir. Es un ejemplo claro de que “el papel lo aguanta todo”.

    Loiayirga, tampoco hay que despreciar la función de espectáculo de los museos si eso sirve para atraer a la gente a la cultura y que les pique el gusanillo de saber más. Lo que veo mal es que muy a menudo las exposiciones no están planteadas así, cada vez más parece que se trata por encima de todo de ofrecer una agradable “experiencia de usuario” o sea, que se supedita todo a hace pasar un buen rato. La gente espera ver la bicicleta de Leonardo, pues le damos la bicicleta de Leonardo. Y cuando hagan una sobre Galileo, pondrán un cartelón con lo de “Eppur si muove” y una reproducción de la Torre inclinada de Pisa, a pesar de que ni dijo eso ni dejó caer desde la torre ninguna piedra: son los “fraudes consentidos y leyendas piadosas” esa mitología que bien dice Miguel de Esponera (a mí me molesta especialmente que cuando se trata de historia de la ciencia se tengan tan pocos escrúpulos con la verdad y que más que historia se hagan vidas de santos…)

    Y lo de Plutón… bueno, una chorrada de las academias, que se aburren, como la nueva ortografía de la RAE: no lo haremos caso y ya está.

  5. Cristina dijo:

    Bueno, lo de Plutón, chorrada, lo que se dice chorrada, no es 🙂 Es que, o se cambiaba la definición de planeta, o había que meter más “plutones” en la lista.

    Yo también creo que lo de los museos-espectáculo es un error. Y no ya solo por una cuestión de filosofía, sino porque creo que tampoco sirven para atraer gente. Es que el listón está muy alto, en lo que a espectáculos se refiere, y un museo jamás va a poder competir en efectos especiales con el cine, por ejemplo. Así que es posible que la gente acabe apreciando más algo que pueda entender, que algo que es llamativo sin más.

  6. Sertorius dijo:

    Hay un algo raro con Leonardo. Parece como si quisieran a toda costa hacerle pasar por lo que no es y vender (de paso y de contrabando) ideas que no eran suyas.
    En cuanto a los museos… bueno todavia recuerdo como me impresiono el Metropolitan de Nueva York en el sentido de un museo mas participativo en comparacion con los almacenes solemnes que eran los museos europeos. Pero exagerar en esa senda me parece otro error. El MOMA (templo de la modernidad) hoy en dia exibe cosas que podrian estar en una exposicion de la Casa de la Cultura de un pueblo mediano y todo es artificio, video y vacio.
    Al menos la bicicleta falsa esta ahi.

  7. pseudópodo dijo:

    Bueno, Cristina, es verdad, me has hecho repasar lo de la redefinición de Planeta y veo que había muchas razones técnicas para hacerlo… otra cosa es que haya que ajustar la lista de planetas de los colegios. A mí eso me recuerda al academicismo de enseñar las definiciones oficiales de “metro”, por ejemplo, y darle importancia a si es la distancia entre dos marcas de una barra de platino iridiado que se conserva en el museo de Pesas y Medidas de París o si “en realidad” es no-sé-cuantos-miles de millones de longitudes de onda de no-se-qué-raya del espectro de emisión del cesio… cuando la única definición que hay que saberse es la original: la diezmillonésima parte del cuadrante del arco de meridiano (he hecho la prueba muchas veces y prácticamente ningún alumno de 1º de carrera lo sabe).

    Me ha gustado lo que dices de que el espectáculo tampoco sirve para atraer gente porque el listón está muy alto. Muy cierto: la “ciencia divertida” al final es menos divertida que los videojuegos, y encima no enseña nada de auténtica ciencia. Todo lo que no pase por enseñar a pensar y por cultivar el gusto adquirido de pensar (tan difícil de adquirir, me temo, como el gusto adquirido por Bernhard, me temo 😉 ) no va a ningún lado.

    Sertorio, me has dado una idea para la película definitiva (de ciencia divertida, por supuesto) sobre Da Vinci, el genio: se titulará Algo pasa con Leo 🙂 ¿Por qué tiene ese tirón Leonardo? Pues daría para un post entero y a lo mejor lo escribo, porque ando leyendo alguna cosa sobre él…

  8. Alejo Urzass dijo:

    Don Pseudo, sin duda Leonardo fue todo un visionario.
    Por cierto, aquí un Bernhardiano militante. Le dediqué un a entrada en mi blog, lo que es mucho dado lo poco que riego el sitio. No he leído “Corrección” (no tengo prisa, al contrario, quiero mantener el placer de que me queden libros de Bernhard por leer), pero mi recomendación sin duda sería para el libro Relatos autobiográficos y si se quiere algo ligero y verdaderamente divertido, éste.

  9. pseudópodo dijo:

    ¡Qué bueno! Seguro que los de El Mundo Today fueron a la exposición y vieron la bicicleta, no tiene otra explicación 🙂

    Veo que los bernhardtianos sois más de los que pensaba… aquí dejo el enlace a tu post, Alejo, para que conste tu devoción.

  10. loiayirga dijo:

    Como pseudópodo ya ha reconocido: de chorrada… nada.
    Lo que dictan las academias que tienen autoridad será más o menos discutible pero es lo que termina yendo a misa, si se me permite la expresión.
    Una mujer de Maryland, profesora de español en América, que pasó 4 años en Sevilla aprendiéndolo (cada uno presume de lo que puede y lo mío son los contactos en Skype) se enfadaba cuando le expliqué lo del cambio de nombre de la “Y”. Me dijo que no le gustaba lo de “YE” que se usa en Latinoamérica y que ella seguiría llamándola “Y griega”.
    Cuando una academia tiene autoridad lo que sucede es que los libros de texto que estudian las jóvenes generaciones recogen sus decisiones y para los presentes niños y los venideros la “YE” se llamará “YE” y los planetas del sistema solar serán ocho. No se trata de que los académicos se aburran y se dediquen al sexo de los ángeles, en el caso de la “Y griega” se trata de unificar criterios para todos los países de habla hispana, parece ser que unos ceden aquí y otros ceden allá para que el “español” no se diversifique más de lo que ya está.
    La gente en la calle habla como quiere, escribe como puede, sigue pensando que Plutón es un planeta (aunque no estoy seguro que hablen mucho de Plutón) pero los próximos correctores ortográficos que pronto usaremos todos o usarán en las editoriales ya no acentuarán nunca “solo” y los niños al aprender el alfabeto dirán “ye” en lugar de Y griega.
    Del mismo modo que aprenden el “nuevo” padrenuestro.
    Esto recuerda un poco (salvando las distancias por su importancia) aquello que he oído que decía Kuhn (digo que lo he oído porque no se lo he leído a él directamente) : los científicos del geocentrismo se mueren sin aceptar el heliocentrismo pero todos los nuevos se educan ya en el nuevo paradigma.

  11. loiayirga dijo:

    Hay que estar como una auténtica cabra para estar a las 6 de la mañana metiendo comentarios en una entrada ya pasada de este blog sobre si es importante o no que la DRAE decida si sólo lleva tilde o no.

    Antes de que alguien me lo diga ya les advierto que soy más que consciente. Pero la vida es muy dura, estoy en una edad “mu mala” (menopaúsico) y la proximidad de un “mock exam” de inglés me tiene fuera de mi.
    Mock exam = examen de prueba cuya calificación no cuenta para la nota final.

  12. pseudópodo dijo:

    Bueno, chorrada estrictamente no, pero sigo diciendo que se da mucha importancia a las academias, en inglés no hay ninguna academia de la lengua y les va de maravilla. Lo de llamar “ye” a la “y griega” siempre me pareció un vulgarismo, pero vale, puedo entender el afán de normalización. Lo que no entiendo es lo de los acentos en palabras como “solo”. Es incomprensible que se introduzca una ambigüedad que no existía antes. Y por mi parte, pienso seguir escribiendo como siempre, y seguro que muchos académicos lo van a hacer… pero sí, los niños serán los que adopten la nueva norma porque así se lo enseñarán. Por cierto, el que decía que tiene que morir una generación de científicos para que se adopten las nuevas ideas era el mismísimo Plack, aunque Kuhn le sacó mucho partido a la idea…: Una nueva verdad científica no suele imponerse convenciendo a sus oponentes sino más bien porque sus oponentes desaparecen paulatinamente y son sustituidos por una nueva generación familiarizada desde el principio con la nueva verdad.

  13. Pingback: La bicicleta de Leonardo

  14. Hyperborea dijo:

    Leonardo cuando dibujaba sus inventos modificaba algunas cosas para que no fucionaran, era un sistema de asegurarse que no podian copiarselas. En esa epoca no había patentes. El dibujo no es original, pero Leonardo conocia e invento cadenas de transmisiñon, algunos de sus inventos funcionan con pedales accionados por los pies y tambien creo sistemas de multiplicación y división de esfuerzo muy similares a los cambios de las bicis. Sino lo invento, podía haberla inventado.

  15. Como que noexiste se nota que a ustedes les sobra el tiempo manga de siverguenzas

  16. Pingback: Da Vinci, su bici y los sabios ignorantes | Blog de Diego Solanas

  17. Pingback: Historia de la bicicleta | Blog | reflexiones variopintas | Rodadas.net

  18. jorgee001 dijo:

    Para mi Leonardo Da Vinci fue el Puto amo y para mi el es el verdadero inventor de ls cicla 300 años antes de que se construyera una en real, en realidad es un genio desmeritado, hizo miles de inventos en los museos no ahy ni una minima parte de lo que este gran genio hizo, sus inventos escritos en libretas y hojas fueron vendidos a coleccionistas y dispersos y perdidos por todo el mundo, no es de extrañar que haya un monton de inventos de el más geniales que la cicla que nunca veremos.

  19. jimena dijo:

    sinceramente esta obra me parece una mierda, encima tardo años en pintar y yo tarde treinta minutos en dibujo JAJAJA
    chupala leonardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s