[50 libros] #03 Las categorías de la cultura medieval, de Arón Guriévich

Cada vez leo más libros de ocasión; últimamente creo que son ya mayoría. Lo mejor, más que el precio en sí, es que al ser tan baratos uno compra con más alegría, sin pedirle al libro demasiadas credenciales. Hay más lugar para las sorpresas, y suelen ser agradables (un poquito más, aún, por ser casi gratis). Es el caso de este libro, del que nunca había oído hablar y cuyo autor era para mí un perfecto desconocido. Pero lo vendían por siete euros y probé suerte.

Sólo podemos entender nuestra sociedad viéndola desde fuera, como el pez que sólo percibe el agua cuando está fuera de él. Eso lo aprendí cuando descubrí la antropología. Pero el “fuera” que más nos interesa es ese país extranjero que es nuestro pasado. Y su antropología es la historia de las mentalidades: por eso cada vez me interesa más.

Arón Guriévich se inscribe en esa línea, y no hay duda de que es un sabio. Pero, ay, no es un buen escritor. El estilo es átono y, sobre todo, el libro resulta repetitivo y poco estructurado. Un buen editor que lo reescribiera y lo podara aquí y allá podría haber conseguido un libro espléndido, pero pero parece que esa especie no abunda en España y menos en la Unión Soviética.

Aún así el libro se deja leer y tiene mucho que enseñar: sobre los conceptos medievales de tiempo y espacio, sobre la personalidad del hombre medieval y su literatura, sobre su visión de la riqueza y el trabajo… Por poner sólo un ejemplo, es interesantísimo lo que cuenta sobre la usura. Sabía que no se entendía por usura, como hoy en día, exigir un interés abusivo por el dinero prestado, sino exigir cualquier interés, y que se consideraba prohibida por el Evangelio. Lo que no sabía es que contra la usura se daban otras razones filosóficas que resultan muy sensatas, y tampoco cómo a pesar de las prohibiciones floreció la banca, usando ingeniosos subterfugios (como emitir letras de cambio pagadas en otra ciudad o país distinto de aquel en el que se había contraído la deuda, y por consiguiente en otra moneda: el cambio camuflaba los intereses).

En realidad, este libro es una mina de informaciones e ideas… pero uno tiene que extraer las joyas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cultura, Libros, Reseñas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a [50 libros] #03 Las categorías de la cultura medieval, de Arón Guriévich

  1. ¿Habría la más mínima posibilidad de conseguirlo en formato digital, epub por ejemplo? Por cierto que si te gustan los libros de ocasión deberías de probar los digitales 😛

  2. pseudópodo dijo:

    David, no tiene pinta… ni siquiera en papel es fácil de encontrar, está agotado. He visto que en amazon.com se puede comprar, aunque tampoco nuevo. ¿Ves por qué me gustan los libros de ocasión? Sobre los digitales, creo que no tardaré en comprarme un kindle, pero no pensando en leer libros libros sino páginas web, vía readability.

  3. Federico dijo:

    Hoy en día resulta difícil no interpretar todo en clave “crisis”. A santo del cierre de Spanair, justo hoy he estado hablando con compañeros acerca del modelo actual de funcionamiento de las compañías (de la economía y de la sociedad también): viven en el futuro, en un futuro de probabilidades y especulación, contando con apoyos que dependen de confianzas, haciendo apuestas de futuro basadas en perjudicar a la compañía de al lado, prometiendo el oro y el moro…. en definitiva, para entendernos mejor, ofreciendo vuelos a 8 euros (que yo me fui a Mallorca con toda la familia por 60 y pico)… en fin, una locura. Con la boca pequeña, sin realmente saber si quería decir eso, dije que necesitábamos un pelín de comunismo. Y me ha llamado la atención el libro de hoy, que no sé si será pro o “no pro”, pero se escribió en ese contexto. Y no me considero comunista (tal vez un pelín), pero estoy hasta los mmm de la economía.

  4. Clodoveo11 dijo:

    Sí, eso es lo bueno de los libros baratos. Si son una piltrafa no te llevas berrinche, y si son buenos te llevas una alegría. Y sí, acabarás con un e-book de esos, con lo cual ahorrarás espacio. Eres lector pero no bibliófilo… 😉

  5. pseudópodo dijo:

    Federico, Gurievich citaba a Marx como Dios manda, pero le veo yo poco comunista… lo que sí que tiene relación con la crisis en este libro es el tema de la usura: si hubiéramos mantenido los usos medievales, no habría ni hipotecas subprime ni nada que se les parezca 🙂

    Clodeoveo, yo he comprado algunos libros de segunda mano muy malos y lo mejor es que se los he vuelto a llevar al librero (gratis, que conste) así que todos contentos 🙂 pero la verdad es que me he llevado pocas desilusiones, creo que entre las novedades hay mucha más basura que en los libros viejos. Y bueno, bibliófilo no me importaría ser, si algún amable lector quiere recompensarme con un facsímil de la Geografía de Tolomeo, por ejemplo, no se lo iba a despreciar.

    • Clodoveo11 dijo:

      Jo, yo no puedo comprar de segunda mano. Siempre me imagino las cosas horribles que habrá hecho el anterior dueño… antes de ponerse a leer el libro. :)))))

      Lo de bibliófilo te lo decía en relación al hecho de tener libros, no por el valor de su edición o encuadernación. Para mí leer un buen libro y no tenerlo es un trauma; es como si tuviera unas neuronas metidas en el cajón de la mesilla y no metidas en el cerebro. O igual me sucede porque me gusta leer y a la vez consultar otros libros (ya sabes, siempre ensayo), pero me gusta poseerlo y poder volver a disfrutar de sus conocimientos a discreción. Cuando de joven iba a la biblioteca para consultar libros por razón de estudio recuerdo que si me gustaba alguno descatalogado no paraba hasta sacarlo y fotocopiarlo…

  6. loiayirga dijo:

    Al ver a los otros diferentes de algún modo nos descubrimos a nosotros mismos por contraste. Me parece apasionante poder ver de nuestra sociedad aquellas cosas que por comunes, por obvias, no podemos reparar en ella. Solo aparecen cuando los otros se muestran diferentes.

    Ahora estoy con “El Crisantemo y la Espada” en mi Ipad. En pdf y pirata, claro. Por cierto el readability no ha salido aún para Ipad aunque lo anuncien ya como gratis. Ya me he apuntado en un sitio desde donde me mandarán un mensaje cuando esté disponible.

    Lo que no entiendo es como estoy perdiendo el tiempo sin hacer acopio de libros piratas antes de que el FBI nos cierre el grifo.

    Por cierto también he conseguido “Los griegos y lo irracional” en inglés. Qué quieres que te diga. Voy bastante más lento con éste.

    Por cierto, conocer a extranjeros también nos descubre a nosotros mismos. Paseando con una americana por Salamanca, una mujer que tenía hospedada en mi casa, se acercó a una máquina de Cocacola, metió su moneda, pagó su lata y no me ofreció si yo quería una. Creo que supuso que si yo la quería podía sacarla como había hecho ella. No sé si pensar que me tocó la americana maleducada o “es que estos romanos están locos”.

    • Javier dijo:

      Baja libros rápido, que esto se acaba en un pispás. El FBI está manos a la obra y, pese a quien pese, lo que estaba muy claro que era ilegal lo están cerrando o ellos o los propietarios por temor a represalias…

      Sobre lo que dices de los americanos, llevan el dinero de una manera distinta. En los bares y restaurantes cada uno se paga lo suyo (ayuda mucho que los camareros no tienen problemas en hacer cuentas separadas), lo cual ni está bien ni mal, es lo que hay (te evitas los gorrones que todos conocemos). En todo caso, lo llevan de una forma bastante relajada (en Alemania, por ejemplo, es muchísimo más problema), por la sencilla razón de que son muy confiados.

      Por otro lado, el día de tu cumpleaños tus amigos te invitan, no eres tú el que hace el gasto. O es raro que alguien venga tu casa a cenar con las manos en los bolsillos. A mi me sigue gustando el follón español que nunca se sabe a quién le toca pagar, quien paga mucho o poco (gorrones mediante) y con los americanos que me manejo de vez en cuando hacemos la españolada.

  7. loiayirga dijo:

    PUBLICIDAD CONSENTIDA.
    Por aquello de que también podemos conocer cosas de nosotros mismos viendo el modo de ser de otros pueblos (y no solo de nuestros antepasados como explica esta entrada) NO SE PIERDAN USTEDES LO QUE ME CONTÓ UNA GUAPA MUJER RUSA A TRAVÉS DE SKYPE.
    SOLO EN CINES. Quiero decir: solo aquí.

  8. Sertorius dijo:

    Volviendo al tema del libro. Es cierto que con algunos trabajos tienes la sensacion de estar cavando en una mina, que tienes que estar sacando paletadas y paletadas de escombro (escoria) para obtener una pequeña gema. Malos son los libros solemnes y aburridos pero casi peor es cuando intentan ser divertidos sin que el redactor tenga gracia. Estoy leyendo un libro sobre la peste negra de un autor noruego llamado Benedictow que esta repletito de informaciones interesantisimas pero como el autor a optado por ser “ameno” lo narra como si la peste fuera un ejercito invasor, la analogia, en si es interesante, pero se agota muy deprisa. El resultado es que la narracion se hace confusa. Lastima porque aporta muchos datos y algunas conjeturas de muchisimo valor. Es un libro de Akal, eso ya dice mucho.
    En realidad libros redondos, interesantes, veraces, que aporten y que ademas sean apasionantes de leer hay muy poquitos. el mencionado “El crisantemo y la espada entre ellos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s