Pequeñas perplejidades (III): Horario y antihorario

El hombre común se maravilla ante las cosas raras, el hombre sabio se maravilla ante las cosas comunes.

Hace poco me encontré con esta cita (nada menos que del sabio Confucio) y pensé que tenía que retomar la serie de las pequeñas perplejidades. Así que allá vamos…

* * *

Dando clase de física aparece muy a menudo la distinción entre “en el sentido de las agujas del reloj” y “en el sentido contrario a las agujas del reloj”. Por abreviar: en sentido “horario” o “antihorario”.

Por ejemplo, hace poco tenía que explicar que, en un diagrama PV, un ciclo representa un motor si se recorre en sentido horario, y un frigorífico en sentido antihorario. Pero los relojes mecánicos, pensé, sólo llevan existiendo unos siete siglos. ¿Cómo se distinguía antes entre un sentido y otro? En directo es fácil, claro, con un gesto de la mano. Pero, ¿por escrito? No puedo creer que los griegos, por ejemplo, no tuvieran que hacerlo en ningún texto. ¿Cómo lo harían?

Nosotros decimos a veces “a derechas” y “a izquierdas”. Para mí, “a derechas” es “en sentido horario”, pero no estoy seguro del todo de que sea así para todo el mundo. No es muy intuitivo: a los niños hay que explicárselo, aunque sepan qué es la derecha. Y además, sospecho que el término podría venir de la rosca de los tornillos: “a derechas” es el sentido “correcto” para apretar el tornillo.

Lo que nos lleva a un tema relacionado: ¿por qué todos los tornillos tienen la rosca en el mismo sentido? (hay algunos, para usos especiales, que tienen la rosca “a izquierdas”, por ejemplo cuando se quiere que no se aflojen por error). Es evidente que al principio, cuando los tornillos se fabricaban artesanalmente, habría un 50% de tornillos en cada sentido. En algún momento, seguramente cuando comenzó la producción en serie, se produjo una ruptura de simetría y una orientación se convirtió en abrumadoramente dominante. Sería interesante estudiar este proceso: sospecho que la rosca “a derechas” hace algo más fácil apretar los tornillos a los diestros, que son (somos) mayoría. Una pequeña ventaja se amplifica enormemente por realimentación positiva.

Pero, ¿qué razón puede haber para que todos los relojes vayan en sentido horario? Igual que los tornillos, antes los había en los dos sentidos (recuerdo ver un reloj antihorario en la catedral de Florencia). Pero aquí no parece haber ninguna ventaja de uno frente a otro.

Hay incluso casos en los que el sentido que ha llegado a ser dominante es el “peor”: para la mayoría diestra, es más natural escribir de izquierda a derecha (la mano no tapa la escritura ni la emborrona). Y sin embargo, el árabe y el hebreo se escriben de derecha a izquierda. Cómo puede haber prosperado este convenio tan poco natural me parece un misterio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Ideas & Thoughts, psicología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

27 respuestas a Pequeñas perplejidades (III): Horario y antihorario

  1. Tengo entendido que el “sentido horario” proviene de los relojes de sol (en el hemisferio norte, claro).

  2. “sin embargo, el árabe y el hebreo se escriben de derecha a izquierda. Cómo puede haber prosperado este convenio tan poco natural me parece un misterio.”
    No es tal misterio si se entiende que estas lenguas siempre se escribían a mano alzada, con pincel o similar. De esa manera es natural que surgieran lenguas en ambos sentidos, y con esas dos pues tocó hacia la derecha. En China y Japón, siguiendo la misma técnica, surgieron variaciones más curiosas.

  3. Destrógiro y levógiro… (o dextrorotatory y levororatory en ingles).

    No tiene mucho que ver pero…
    Recuerdo haber leído que los cañones, durante muchos tiempo, tenían almas no estandarizadas, de modo que en los barcos se perdía mucho tiempo buscando balas que más o menos encajaran. Luego se desarrollaron los calibres. Lo mismo para los tornillos, cada herrero hacía los suyos, tuerca y tornillo unidas para siempre.

    En NGram Viewewr se puede ver que hay más cosas destrógiras que levógiras…
    http://books.google.com/ngrams/graph?content=dextrorotatory%2Clevorotatory&year_start=1800&year_end=2000&corpus=0&smoothing=3

  4. Frenzo dijo:

    Un algún lugar leí (creo que en El código de Arquímedes) que en algunos casos los griegos escribían de corrido, de modo que los sentidos desde la derecha y desde la izquierda iban alternándose en cada renglón. Por otro lado, lo que señala Hernán es muy razonable,porque podría hablarse de sentido horario mucho antes de la invención de los relojes mecánicos.

  5. Frenzo dijo:

    Chequeo con Wikipedia. El tipo de escritura alternado, serpenteante, es del griego más antiguo (bustrofedon).

  6. loiayirga dijo:

    Como no se me ocurre comentar nada sobre el asunto y las ganas de participar me pueden me voy por las ramas.
    La última palabra de este post es “misterio”. Si se me perdona la pedantería creo que la palabra podría ser enigma o problema. Parece que la palabra misterio es demasiado seria para una cosa como la que te ocupa.
    Y encuentro para ello en internet la siguiente explicación.
    “Los pensadores modernos de orientación existencial (Marcel, Blondel, Unamuno) gustan de diferenciar los enigmas de aquello que propiamente es el misterio del hombre: el enigma es un problema que puede y debe abordarse en su resolución con técnicas apropiadas; el misterio humano, por su parte, afecta a los seres humanos en la radicalidad de su ser y de su persona; trasciende toda técnica concebible. «Un problema es algo que yo encuentro, que hallo entero ante mí, pero que puedo por ello mismo cribar y reducir, mientras que un misterio es algo en lo que yo mismo estoy comprometido (engagé)» (Marcel).”

  7. Aloe dijo:

    A mi me parece más “natural” el sentido habitual de als agujas del reloj, y creo que es porque sigue, más fielmente que el contrario, el sentido habitual de nuestra escritura: de izquierda a derecha y de arriba a abajo, por lo que “arriba” está antes que “abajo”. Por tanto, las agujas van de izquierda a derecha (como la escritura) en la parte de arriba de la esfera (la más relevante en nuestros escritos).
    La division del espacio que contiene información segun la convencion de nuestra escritura es ahora omnipresente, creo: se tiene en cuenta en el diseño de interfaces informáticas, en la paginación de la prensa, en el cobro de publicidad en la misma prensa…

    • Javier dijo:

      Algo he leído sobre esto, pero la orientación es a veces inesperada. Por ejemplo, en un periódico a la derecha arriba pagina impar es lo más caro e importante. Más abajo, menos importante. Más a la izquierda o página par, todavía menos. En este caso, creo que el orden en que se escribe se mezcla con que leemos las páginas del principio al fin y el lomo está a la izquierda. Esto no es cierto en todos los lenguajes.

      En supermercados y parques de atracciones, creo que está estudiado que cuando entramos vamos mayoritariamente (e intuitivamente) hacia la derecha. No sé por qué. Igual tiene que ver con que somos diestros de piernas también.

    • vruz dijo:

      En revistas japonesas, lo que nosotros llamamos “contracarátula” es la tapa, las revistas japonesas se comienzan a leer en el sentido exactamente opuesto al de nuestra cultura.
      Esto no tiene relación aparente con el sentido de la escritura, si bien el japonés puede ser escrito en vertical, el texto generalmente fluye de izquierda a derecha igual que en los idiomas que utilizan el alfabeto latino.

  8. pseudópodo dijo:

    Pues muy instructivos todos los comentarios, así da gusto…

    Hernán, te voy a estar eternamente agradecido por tu comentario: primero, porque tiene toda la pinta de que esa es la explicación que buscaba (para la expresión “sentido horario” y para cómo los griegos podían referirse a un sentido y otro); y segundo porque ¡no se me había ocurrido que el sentido de la sombra del reloj es opuesto en los dos hemisferios!

    Eso es muy interesante porque proporciona una manera de averiguar en qué hemisferio estamos. Recuerdo que de pequeño me impresionó un acertijo que vi en la TV sobre un hombre al que secuestraban y que averiguaba que le habían llevado al hemisferio sur. ¿Cómo lo sabía? La respuesta era que mirando el sentido en el que giraba el remolino del desagüe. Muchos años más tarde me enteré de que eso es una leyenda urbana (la viscosidad es mucho más fuerte que la fuerza de Coriolis) y ayer mismo habría jurado que es imposible saber en qué hemisferio estamos sin preguntar a alguien (eso incluye al gps) ni mirar las estrellas. Casi habría dicho que es una ley de la naturaleza (algo así como una consecuencia de la simetría de las leyes naturales ante una reflexión en el espejo). Y resulta que el secuestrado podría haber sabido que estaba en el hemisferio sur sin más que mirar la sombra de un palito…

    Clodoveo, es que el reloj de sol en el que hay que fijarse es gnomon, o sea, un palo plantado verticalmente en el suelo. Hay mil versiones de relojes de sol, pero este es el más sencillo y el que permite entender las cosas:

    gnomon

    David, pues tiene pinta de que lo que dices es la explicación a lo de escribir hacia la izquierda. Yo estaba siendo un poco anacrónico al pensar en que sólo se puede escribir con un lápiz o una pluma. Lo del bustrofedón que dice Frenzo es interesante, seguramente ese tipo de escritura se hacía en piedra, donde no hay problema de que la mano te lo emborrone. Y desde luego, tiene la ventaja de que los ojos se mueven menos, pero está claro que hemos perdido la costumbre de leer de derecha a izquierda.

    bustrofedon

    loiayirga, tengo que darte la razón en sentido filosófico. En sentido estricto, Misterio es una palabra muy seria para una cuestión relativamente trivial como esta. Pero es que en español la usamos en sentido coloquial con un sentido mucho menos fuerte, y las alternativas “enigma” o “problema” son poco naturales. En inglés hay una palabra mucho mejor: puzzle, que es justo lo que quería decir, pero habría que traducirlo por “rompecabezas” que es muy poco natural también… (por cierto, supongo que sabes que “sacramento” es la traducción latina del “mysterion” griego, así que está claro que es una palabra trascendente…)

    Aloe yo también creo que esa es la razón por la que nos parece más natural que un reloj vaya “a derechas”. Pero fíjate que nos parece natural por una cuestión cultural, el hecho de que escribamos de izquierda a derecha y de arriba a abajo. No sé si hay una preferencia más básica, que haga que el hemisferio izquierdo y el superior) sean los dominantes. Yo creo que no, o que en todo caso el hemisferio derecho del campo visual es dominante.

    [Acabo de ver que es lo que dice Javier. Y lo de ser “diestro de piernas” ya lo he venido observando: hay determinados recorridos que hago por un camino a la ida y por otro a la vuelta, y siempre el camino elegido es el que tiene los girosa la derecha.. curioso]

    Alberto, parece que en inglés sí, pero mira que curioso en español (la forma destrógiro parece que no se usa, se ve que esto sigue siendo latín)…

    [Ah, una postdata para Hernan, que no permite comentarios en su blog: me gustó mucho este post, sobre todo la mención a Vainica Doble y a esa canción que es una de mis favoritas. ¿Se las conoce en Argentina?]

    • > Y resulta que el secuestrado podría haber sabido que estaba en el hemisferio sur sin más que mirar la sombra de un palito…

      En realidad es aún más simple: en el hemisferio norte ves el sol moverse de izquierda a derecha, en el sur lo vemos moverse de derecha a izquierda (si se entiende lo que digo). Aparte, en el hemisferio sur la luna creciente tiene forma de C … como debe ser!.

      A las Vainica no las conocía ni de nombre, las escuché hace poco, por la mención en tu blog que se sumó a otra recomendación en otro blog español absolutamente distinto. Así que, no, no diría que aquí se las conoce. Claro que mi cultura musical – especialmente de fronteras afuera – es muy pobre.

    • demairena dijo:

      agrego: y entre los trópicos alterna!

  9. Otras rupturas de la simetría que, aparte de las clásicas (senda de circulación de vehículos, botones de camisas y otras prendas, atadura de cordones de zapato) me han llamado la atención:
    – cruzarse de brazos (creo que cada cual tiene su propia forma fija – quién sabe cuándo se adquiere, y si está correlacionada con algo)
    – entrelazar dedos (cuando juntas las manos, como para rezar – idem)
    – nave de iglesia (yo, al menos, me siento del mismo lado, constante para cada iglesia; no he encontrado una ley todavía)

    • Javier dijo:

      dar la vuelta al café con la cucharilla

    • Aloe dijo:

      La forma de cruzar los dedos y los brazos (cual queda arriba, si el pulgar izquierdo o derecho y si el brazo izquierdo o derecho) es, según parece, innata en cada uno de nosotros, de herencia mendeliana, y no tiene que ver con ser diestro o zurdo.
      Así se lo explicaron a mis hijos en el colegio de primaria, en clase de ciencias, cuando les explicaron la herencia genética, como ejemplo.
      Espero que sea cierto, y no una leyenda urbana introducida en las aulas, como el giro del agua en los desagües.
      En mi caso queda encima el pulgar y el brazo izquierdo. Forzar el otro produce incomodidad. Mis hijos cruzan igual y su padre al contrario, así que no queda desmentido.

  10. Frenzo dijo:

    Una cosa curiosa más sobre el bustrofedon: en los renglones que se leían de derecha a izquierda, se usaba la imagen especular de las letras, como en los escritos de Da Vinci (http://en.wikipedia.org/wiki/Boustrophedon).

  11. Joaquin dijo:

    Sobre el sentido de los relojes recuerdo un artículo de Mundo Científico de …1992 (probablemente) que se titulaba “realimentación positiva en economía”, y lo ponía como ejemplo de situaciones que se convierten en estándares de hecho porque conviene que haya un estándar, aunque no sea óptimo. Otros ejemplos eran el teclado querty o el vídeo VHS.

    Buscándolo resulta ser en Investigación y Ciencia y un poco anterior. Aunque sin figuras, el texto está aquí: http://www.item.ntnu.no/fag/ttm4165/2007/sciam.pdf … me lo he leído en diagonal y no he visto el reloj (cuya foto recuerdo del artículo en papel), pero aparece explícitamente el sentido de las roscas de los tornillos.

    (Normalmente no recuerdo esas cosas, pero es que ese artículo me gustó un montón)

  12. Marcial Fonseca dijo:

    Saludos. la razon de que las los alfabetos mas antiguos (arabe, israeli, etc) sea de derecha a izquierda pareciera que se debe a que eran tallado en tabletas (con cinceles o estiletes); por lo tanto es mas natural empezar por la derecha ya que asi veo mejor lo que estoy cincelando.

  13. Daniel dijo:

    Sobre la orientación de la escritura, no recuerdo la fuente, pero durante la carrera (Filología) se comentó que lo más general es escribir de derecha a izquierda y de arriba a abajo, como en árabe, hebreo y chino, y la teoría hablaba del algún esquema neuronal y de la comodidad del movimiento del brazo derecho hacia la izquierda. El modo occidental sería una excepción, ¿tal vez relacionado con el desarrollo del pensamiento racional y consecuentes cambios en circuitos neuronales? No sé, pero es bueno verlo como un misterio.

  14. Emilio dijo:

    Los hombres que se hacen raya al lado en el pelo parece que abrumadoramente la hacen al lado izquierdo con lo que el peinado es de izquierda a derecha. Me parece recordar además que esto se decía que pasaba en todas las latitudes.

  15. Emilio dijo:

    Sin embargo, en una pista de atletismo se corre en sentido contrario a las agujas del reloj. Observad el ejercicio que se propone en el siguiente enlace quizá explique algo de lo aquí planteado:
    http://blog.medeamaterial.com/2007/10/hemisferio-derecho-o-izquierdo-del.html

  16. pseudópodo dijo:

    Emilio, llevo dos días sin sacar un rato ni para escribir una línea… y me pones la dichosa bailarina ¡eso no se hace! 😉

    Mientras averiguo algo, dejo aquí otra ruptura de la simetría: a qué lado de la cama duerme el marido y la mujer.

    Ah, Joaquín, yo tengo ese Investigación y Ciencia (abril 1990) y el reloj que salía es justo el que he puesto yo, el de la Catedral de Florencia.

    …y gracias a todos por los comentarios.

  17. demairena dijo:

    Gracias a Emilio recuerdo un ejemplo extra: las carreras de caballos en Argentina van en sentido antihorario, mientras que en Chile o USA es al revés. Suele ser un problema acostumbrar a los caballos.

  18. Emilio dijo:

    En relación con la cuestión de, a qué lado de la cama duerme el marido, supongo que conocéis la que dice, que los hombres duermen del lado más próximo a la puerta, porque llevan tan interiorizado el rol protector, que también para esas ocasiones piensan en el lugar desde el que mejor podrán defender a los suyos en caso de un hipotético ataque. Y la alternativa, ésta del feminismo de género, que dice que lo hacen de ese lado para mejor huir.

  19. Hairanakh dijo:

    No olvides los juegos de cartas (y de mesa). Los países de poker y bridge juegan a izquierdas, creo, y casi todos los juegos de mesa que uno puede comprar indican en las instrucciones que se debe jugar en el sentido de las agujas del reloj. Pero en mi casa esa regla siempre la saltamos, porque somos jugadores de mus, tute y brisca. Y vamos a derechas.

  20. Aumenta el misterio…
    http://books.google.com/ngrams/graph?content=dextr%C3%B3gira%2Clev%C3%B3gira&year_start=1800&year_end=2000&corpus=10&smoothing=3
    En las formas femeninas se exacerba. He estado husmeando en Google Books y no doy con la razón…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s