La caverna, reloaded

Actualizada, la alegoría de la caverna podría plantearse de la siguiente manera. Un grupo de personas están sentadas en una habitación cavernosa, dominadas por un paradigma preponderante. Las sillas en que están sentadas se encuentran sujetas firmemente al piso y entre sí, y las imágenes de una pantalla frente a las personas hacen que todas estén absortas. Observan lo que se proyecta desde una cabina en la parte posterior  de la habitación, en la que a veces olvidan que están. Ocasionalmente una cabeza proyecta una sombra en la pantalla y los miembros del grupo se mueven ligeramente para cerciorarse de si es la suya. A las imágenes en la pantalla las acompañan comentarios que hace una voz incorpórea proveniente de bocinas distribuidas en la habitación. De cuando en cuando un punto rojo se mueve entre las imágenes como una mosca sobre un caballo, e ilumina un sitio. La voz continúa describiendo las imágenes y lee las palabras que se proyectan en la pantalla. Las imágenes y las palabras son definidas y brillantes y son la realidad del momento. Aparecen y desaparecen como sombras en una noche de nubes irregulares.

La caverna de Platón

En esto se han convertido los congresos: en el mundo de sombras (eso sí, definidas y brillantes) de la caverna de Platón Powerpoint. Lo vio el ingeniero Henry Petroski y yo se lo transmito.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Citas, cultura, Tecnología, Visualización y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a La caverna, reloaded

  1. bloodykefka dijo:

    ¿hay alguna razón en concreto y personal para empezar algo así?

  2. pseudópodo dijo:

    Bueno, no quería ser el principio de nada, simplemente es que he estado en unos cuantos congresos y me hizo gracia la visión de Petroski… pero ya sabes que aquí una cosa lleva a la otra y a saber en qué acabamos 🙂

  3. Asdf dijo:

    A mí, leyendo eso, se me ha proyectado en la cabeza esta frase: “No tenía, por tanto, duda dicho profesor de que un redivivo Platón se pondría las manos en la cabeza al ver sus clases, si es que no la emprendía a bastonazos con el proyector de ídolos.” Me hizo mucha gracia cuando la vi por primera vez. Sale de aquí: http://elpais.com/diario/2008/05/03/catalunya/1209776839_850215.html

  4. Clodoveo11 dijo:

    La caverna de Platón hace años que la tenemos y padecemos. Se llama televisión, y proyecta nuestra grandeza y miseria en un caleidoscopio de sombras chinescas.

  5. Cristina dijo:

    El otro día me contaron que Gauss sólo fue a un congreso en su vida, hecho del que siempre se arrepintió al considerarlo el tiempo más desaprovechado de su entera existencia. Y eso que supongo que en tiempos de Gauss estos encuentros serían la única oportunidad de conocer los trabajos recientes de los colegas, además de que seguro que entonces la gente presentaba resultados inéditos, no como ahora, que se llevan lo mismo, ya publicado, de congreso en congreso. Y entonces tampoco había Powerpoint, para tranquilidad de Gauss.

  6. pseudópodo dijo:

    Asdf, me ha hecho mucha gracia el artículo, muy irónica la situación. Otra frase memorable: La comprensión de los requisitos exigidos por las distintas administraciones -estatal, autonómicas y universitarias- ofrecía más obstáculos que los textos de Kant o Heidegger. Ningún ser ajeno a la Universidad podría entender el galimatías de validaciones, acreditaciones, habilitaciones y demás jerga que forma parte del universo mental del profesorado.

    Clodoveo, la televisión es tantas cosas… yo la comparo más al fuego del hogar, pero también es natural verla como las sombras de la caverna. De todos modos me gustó el texto de Petroski porque pensé ¿cómo no me había dado cuenta antes? Es casi punto por punto el texto de la República… todos atados a las sillas y sin poder moverse, obligados a contemplar la proyección que otro ha preparado… Lo que no está claro es qué es la realidad que hay tras las sombras que se proyectan en el caso del Powerpoint. Me temo que no es el mundo de las ideas…

    Cristina, no sabía eso de Gauss, pero no me extraña. Y eso que en su época tenían mucho más sentido y seguro que mucho más nivel. Se habla bastante ahora del futuro de las publicaciones científicas, pero nadie habla del futuro de los congresos aunque obviamente son caros e innecesarios en la era de internet y skype…supongo que no se saca el tema porque son unas vacaciones pagadas.

    Y todo esto sin decir nada del Powerpoint… Que conste que yo también lo uso en los congresos, pero no me resisto a poner este poster del gurú de la visualización, Edward Tufte:

    Powerpoint

  7. Miguel Pasquau dijo:

    Power point: nada que objetar si se utiliza como soporte de una disertación. Pero tantas veces vampiriza la disertación misma… Tantas veces se convierte en el objeto mismo de la charla… Recuerdo cuando reprochábamos a los conferenciantes que “dictaran” la conferencia. Por lo general, con muy pocas excepciones, prefiero a quien habla a pecho descubierto, cara a cara, sin estar seguro al principio de lo que va a concluir al final, o de cómo va a hacerlo. Y cuando soy yo quien da la conferencia, necesito adaptarme a las caras que veo delante. Me marcan el territorio por el que debo avanzar. Afortunadamente, no me lo impide una presentación hecha en casa sin el auditorio delante.

  8. triglifo dijo:

    Muy de acuerdo con el post de Miguel Pasquau. Y aún diría más: si hay un power point, ¿para qué diablos se necesita a un tipo ahí al lado que molesta hablando mientras nos esforzamos en leer el texto de letra pequeña y entender las gráficas?
    Una vez más, creo que se cae en el error de pensar que “más es más”. El exceso de información.

    A mí también me gusta más el sistema clásico del buen orador, con alguna diapositiva de fondo que vaya cambiando a medida que las ideas que se exponen cambian,( y también para crear ambiente).
    Ah! la oratoria. Qué agradable y amena una charla cuando alguien domina ese arte.

    El mito de la caverna de Platón siempre me ha parecido genial. Qué gran publicista sería hoy día Platón.

    Y sobre los congresos… vaya, yo creía que se asistía a ellos por el buffete libre y el mueble bar del hotel. 🙂

    • Asdf dijo:

      Platón disfrutaría incluso más de darles bastonazos a los publicistas que al proyector de ídolos. Al fin y al cabo expulsa a los poetas de la república porque se dirigen y excitan las (bajas) pasiones de la gente, para conducir (al menos en algunas ocasiones) su alma de la forma incorrecta. Los publicistas pretenden conducir tu alma SIEMPRE de forma incorrecta (para que creas que necesitas lo que te quieren vender). Si el poeta era malo porque copia la realidad sensible (que ya es una copia de la realidad de verdad), y entonces ya era una copia dos veces degradada, el publicista sería aún peor, porque copia, y quizá sin ánimo de representar demasiado verídicamente.

  9. pseudópodo dijo:

    Miguel, ese es el asunto, que “muchas veces el powerpoint vampiriza la disertación misma”. En realidad, bien utilizado es una herramienta muy útil, pero hay que ser muy consciente de lo que queremos hacer. Yo apenas lo utilizo en las clases, salvo en alguna asignatura en la que las fórmulas son muy aparatosas, pero entonces los alumnos ya tienen las transparencias impresas. La mayoría de las veces es preferible una pizarra, entre otras cosas porque te obliga a escribir de manera que limitas la velocidad de la exposición, aunque no quieras, a un ritmo más digerible por los alumnos. Que casi siempre, y con razón, odian las clases con transparencias…. En un congreso (al menos de ciencias) es casi imprescindible porque tienes que poner gráficas, fotos, etc, y no hay otra manera cómoda de ponerlas. Pero en general el powerpoint ha degradado el mucho el arte de la oratoria, ese que echa de menos (no me extraña) triglifo.

    Lo que daría para otro post es el asunto del powerpoint en los colegios… Esos trabajos que antes se hacían en un mural o escritos en papel ahora se hacen muchas veces en powerpoint… desde los 8 años (doy fe). Por algún motivo, se supone que todos los padres tienen que tener ordenador en casa, internet (porque el trabajo consiste en cortar y pegar de la wikipedia), y lo que es peor, Microsoft Office (no se te ocurra usar otro software, porque no funciona en el colegio)… Es un disparate, pero nadie protesta, porque así a la vez que hacen el trabajo de cono, los niños están aprendiendo informática, uno de los ídolos de la época…

    Asdf, es que Platón era muy exigente… ya para empezar ponía eso de “no entre quien no sepa geometría”, en vez de apostar por una escuela inclusiva. Como si sólo los listos tuvieran derecho a ser filósofos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s