Theological investigations – III

3 – El exceso de sentido y los sentidos parciales

Está también el problema opuesto: la superabundancia de sentido. En una misma situación pueden coexistir varios sentidos a niveles diferentes. Una misa puede ser un sacramento en el que se opera el milagro de la transustanciación, o un rito que conforta espiritualmente a los feligreses y refuerza su cohesión social, o una tradición folclórica y artística… y todos estos “o” no son exclusivos.

Podemos tener muchos sentidos en cada escena de la obra, pero ¿cuál es el sentido del conjunto, el sentido de la obra? No hay garantía de que todas esas piezas encajen en un gran puzzle. Pero si no hay sentido global, ¿podemos hablar realmente de un sentido parcial en las escenas?

Por otra parte, incluso cuando sabemos a ciencia cierta que el conjunto tiene sentido, como en una obra literaria, ¿cómo sabemos cuál es? El Quijote, ¿es una reflexión sobre la condición humana, sobre la imposibilidad de alcanzar un ideal pero, al mismo tiempo, la necesidad de buscarlo?¿Es una parodia divertida de los best-sellers de la época?¿Es un libro de aventuras y viajes? Seguramente cada lector encontrará un sentido, y no creo que todos sean igual de acertados. Dejando a un lado cuestiones sofisticadas de crítica literaria, el “verdadero” sentido sería el que le quiso dar el autor.

Y pasando ahora al caso del mundo: si no tuviera autor, ¿podría tener sentido?

Esta entrada fue publicada en Ideas & Thoughts, Religion y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Theological investigations – III

  1. davidrev dijo:

    “Podemos tener muchos sentidos en cada escena de la obra, pero ¿cuál es el sentido del conjunto, el sentido de la obra? No hay garantía de que todas esas piezas encajen en un gran puzzle. Pero si no hay sentido global, ¿podemos hablar realmente de un sentido parcial en las escenas?”
    Claro. Solo tenemos una mesa, un despacho, sobre la que colocar los elementos que necesitamos estudiar, por eso si analizamos poco encontramos mucho sentido pero según vamos generalizando y queriendo abarcar más se nos acaba la mesa. Podemos almacenar mucha información pero para gestionarla necesitamos historias que las agrupen, que dan sentidos parciales y “empaquetan” la información.
    Por eso, inevitablemente, cuando llegas a esos niveles de análisis en realidad estás partiendo de tus prejuicios y enfoques previos. De hecho, ni tan siquiera llegas a ellos inocentemente: partes ya de esos paquetes que te han ido condicionando la cosmovisión.
    La pregunta final carece de sentido si entiendes que el sentido es subjetivo, y eso está claro que lo entiendes.

  2. bloodykefka dijo:

    ¿Entonces por qué realizas la pregunta y la contestas? Es más, ¿Por qué se dice que las evidencias dan un tipo de respuesta? Lo que dices implica que no se puede realizar una cosmogonía completa, y sin embargo, tú te realizas una, y dices que esa no es de la misma naturaleza que otras. Precisamente ese es el motivo por el que considero que todas las cosmogonías personales son una forma de creencia.

    Es más yo voy más lejos, si la pregunta es de por sí absurda ¿Cómo estamos tan seguro de que no tiene respuesta?

    De hecho, y es lo interesante, es lo que comenta Pseudópodo es que al final, si los datos no dicen una cosa o u otra, en realidad más que los datos somos nosotros. Y sin embargo nos empeñamos en decir que son los datos los que cuenta algo y no nuestra percepción, que es lo único que tenemos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s