Julián Marías: cien años

Hoy se cumplen cien años del nacimiento de Julián Marías, un hombre ejemplar al que he dedicado algún post aquí.

No es que le estén haciendo muchos homenajes, pero yo esperaba un ninguneo mayor aún. Así que voy a poner mi pequeña contribución a este centenario enlazando aquí alguno de los artículos que le ha dedicado hoy la prensa.

El País le dedica un conmovedor retrato a través de los ojos de sus hijos, firmado por Juan Cruz, una columna de su atrabiliario hijo Javier (que no participará en las escasas celebraciones) y un breve comentario sobre su relevancia filosófica firmada por un Zamora Bonilla que no es Don Jesús. El Mundo le llama “El intelectual en la sombra”, y el ABC, donde escribió muchos años, trae una evocación de su hijo Álvaro, un artículo de Ignacio Sánchez Cámara (“Una vida presidida por el amor a la verdad”) y una extensa entrevista a “su discípulo” (del que no tenía ninguna noticia) Francesco de Nigris.

Como hubiera dicho don Julián: “Por mí que no quede”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en filosofía, personajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Julián Marías: cien años

  1. santiagomartinarnedo dijo:

    Existe una línea de pensamiento que parte de la Escuela de Madrid, con Morente, Garagorri, Zubiri, Gaos, Ortega y muchos otros, que han encontrado su eco en estudiosos de la talla de Julián Marías o Pedro Cerezo. Ellos prácticamente se inventaron el lenguaje filosófico moderno español mientras traducían sobre todo pensamiento alemán.
    Ciertas interpretaciones sesgadas y caricaturescas han encerrado este pensamiento bajo el corsé del conservadurismo, el elitismo, etc. Sin embargo es un camino del pensamiento muy vigoroso y, para su desgracia, muy actual, pues muchos de los problemas que tuvieron que arrostrar ellos siguen presentándose impertinentemente.
    Me sumo al homenaje a Julián Marías.

  2. Gracias por recordármelo. Aprovecharé para releer una de sus joyitas, el Breve tratado de la ilusión. No es mal momento para ello.

  3. pseudópodo dijo:

    Gracias por sumaros al pequeño homenaje, santiagomartinarnedo y José M. Lacasa. A estas alturas uno ya debería estar más que acostumbrado, pero me sigue llamando la atención como ignoramos a nuestros intelectuales, y parece que más cuanto más meritorios son. Y no fue siempre así: precisamente cuando Marías era estudiante, lo que djieran Ortega o Unamuno tenía una enorme repercusión. Hoy, yo ni siquiera sabía quien es Pedro Cerezo…

  4. Antonio dijo:

    Yo me uno al homenaje y tendré en cuenta los libros mencionados. Pese a que Ortega siempre ha sido de mis filósofos favoritos de Marías solo he leído cosas sueltas, y habrá que poner remedio a eso alguna vez. También es destacable que sea el “patriarca” de toda una estirpe de intelectuales a los que lamentablemente también se ningunea habitualmente. Precisamente, de su hijo Miguel guardo un recuerdo anecdótico: hace ya bastantes años visitaba Madrid con frecuencia por motivos que no vienen al caso, y más de una vez coincidí con él en alguna librería del centro de la capital y siempre iba con una pila de libros que transportaba hasta la caja del establecimiento, en la que se tiraba un buen rato pagando, claro, para desesperación del resto de clientes.

    Cierto lo de ignorar a los intelectuales, cierto y triste. Siempre me pregunto si ese exilio es voluntario o impuesto. Y si ese ninguneo es más intenso en las épocas de crisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s