Tao Te Ching 2.0

Lo dijo Lao Tse, hace 2500 años…

[12]

Los videos de Youtube ciegan la vista.
Las canciones de Spotify ensordecen los oídos.
Las gangas de eBay estragan el gusto.
Los amigos de Facebook y los followers de Twitter enloquecen los corazones.
Las páginas porno pierden al hombre.

En consecuencia, el sabio trabaja para los estómagos, no para los ojos.

Aparta  aquello y toma esto.

 [47]

Sin internet se conoce el mundo.
Sin mirar Boing Boing se ven los caminos del Cielo.

Cuanto más se navega,  menos se aprende.

Así, el sabio llega sin seguir un link, conoce sin ver, realiza sin hacer nada.

 [56]

Los que lo conocen no tuitean, los que tuitean no lo conocen.

Tapona los agujeros, cierra las puertas, embota los filos, deslía el embrollo, templa los resplandores, se junta con el polvo. Es la unión misteriosa.

No se le puede atraer, no se le puede alejar, no se le puede favorecer, no se le puede dañar, no se le puede estimar, no se le puede despreciar. Es lo más precioso del mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ideas & Thoughts, psicología, Religion, Sociedad, web2.0 y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Tao Te Ching 2.0

  1. Ya antes de la era 2.0 teníamos bastante ruido analógico, ya había muchas cosas que nos cegaban la vista, ensordecían los oídos, estragaban el gusto, enloquecían los corazones y nos perdían. Bueno, quizá el ruido sea mayor ahora…
    ¡Un abrazo!

  2. avatariamode dijo:

    Un caudal de aplausos para la sabiduría del río. Yo digo: Bravo.

  3. Aloe dijo:

    XVIII
    Cuando se abandona la suprema virtud, al punto aparecen la benevolencia y la rectitud.
    Cuando se quiebra la armonia familiar, aparecen la piedad fiflial y el amor,
    Cuando los países caen en el caos, enseguida surgen los políticos patriotas.

  4. loiayirga dijo:

    Lo que no entiendo es qué hacemos aquí.

  5. pseudópodo dijo:

    Bueno, loiayirga, lo que hacemos aquí es pasar un buen rato meditando sobre estas cosas. Por mi parte, intento reducir al mínimo mi exposición 2.0 (lo digo como quien intenta minimizar su exposición a la radiación): reservo días sin conexión, no abro cuenta de twitter, no uso la de facebook, etc.

    Ah, y gracias por los comentarios a Nicolás, avatariamode e incluso a aloe (aunque no sé si a quien no entiendo es a tí o a Lao Tse)

  6. jaimemarlow dijo:

    Glups, glups y más glups.

  7. Aloe dijo:

    Solo intentaba aportar otra granito de arena humorístico, este sin cambiar el texto.

    Este capítulo siempre me pareció una muestra del sentido del humor de Lao Tse, algo sarcástico, pero profundo y paradojico. Muestra que el tipo era bastante sutil, lo que en textos sapienciales antiguos sorprende (aunque no debería, si estuvieran escritos por tontos no habrían sobrevivido)

    Pensé que tú también le tendrías aprecio, porque viene a decir algo que creo que te gusta: la verdadera virtud no es enfática, no predica, no hace listas de reglas, ni siquiera es muy autoconsciente o deliberada. Consigue la armonía sin presunción ni hacer alharacas.
    La proliferación de leyes para que nos comportemos correctamente y la profusión de individuos que van a salvarnos de nosotros mismos son síntomas de que algo va mal…

    Porbablemente también es una puntadita a Confucio y su rigorismo ritualista y formal. La leyenda tradicional sobre el encuentro entre ambos narra que le colocó una buena bronca a Confucio por estos motivos, pues consideraba todo eso de tanto ritual, tanta reverencia y tanta jerarquía pura hipocresía.
    Confucio ganó a la larga, desde luego… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s