La vista de El Greco y la ceguera filosófica

¿Cómo veía el mundo el Greco? Se ha dicho muchas veces que sus figuras alargadas podrían ser consecuencia de un defecto visual. La idea es vieja, pero por lo que he visto en la web sigue mencionándose a menudo.

Por ejemplo, en el artículo de la Wikipedia sobre El Greco se dice que “[algunos estudiosos han postulado la teoría de que] el pintor padecía una enfermedad oftalmológica denominada astigmatismo, provocada por un defecto de la curvatura del cristalino. Los pacientes astigmáticos ven las imágenes deformadas en uno un otro sentido”.

La idea parece natural: El Greco veía figuras alargadas y por eso las pintaba así:

Tintin-El_Greco

(a la izquierda, el Tintín real, a la derecha, Tintín visto por El Greco). Pero ¿tiene realmente esto sentido? (recomiendo al lector que se pare a pensar antes de seguir leyendo)…

Lo cierto es que cuando se menciona la “teoría médica” sobre el estilo de El Greco suelen mencionarse también sus críticas. La propia Wikipedia le pone, básicamente, tres “peros”: (1) que el alargamientos de las figuras es un recurso estilístico habitual en el arte religioso; (2) que el astigmatismo produce deformación a lo largo de un eje fijo, pero El Greco alarga las figuras tanto en orientación horizontal como vertical; (3) y finalmente, que “El Greco no parece haber utilizado este recurso en todas las figuras (como hubiese sido lógico en un astigmático) sino sólo en algunas”.

Estos argumentos pueden ser convincentes, pero lo que me llama la atención es que pasan por alto completamente el punto principal. Y el punto principal es que si El Greco viera las figuras alargadas, eso no tendría ninguna repercusión es su pintura.

He aquí por qué:

Si la distorsión se produjera al ver a sus modelos, también se hubiera dado al ver las figuras de sus cuadros, quedando por tanto anulada dicha deformación. Déjenme que lo explique con el siguiente ejemplo. Imaginen que yo poseo un “defecto” en mis ojos que me provoca visualizar los círculos como cuadrados; si deseara pintar la luna y quisiera que mi cuadro fuese un fiel reflejo de lo que veo, ¿cómo dibujaría el cuadro? No hay duda: pintaría la luna redonda, tal y como es en la realidad, puesto que también esa luna la vería, a través de mis ojos, como un cuadrado. Ambas lunas, la real y la pintada, estarían deformadas idénticamente en mi retina (de una Carta al Director firmada por J. Hernández Andrés, U. de Granada).

En efecto. Y si El Greco viera los objetos cabeza abajo, tampoco podría detectarse en su pintura. Lo mismo que si viera el espectro invertido (el azul como rojo y el rojo como azul). Etcétera.

Lo que me interesa de esta historia no es la pintura de El Greco ni el astigmatismo, sino que proporciona, en mi opinión, un interesante test de aptitud filosófica. Quien se traga la teoría del astigmatismo de El Greco necesita urgentemente ponerse en forma filosófica. Pero si no entiende la explicación de la luna cuadrada, no merece la pena que lo intente. Su visión tiene un defecto mucho más grave que el astigmatismo: la ceguera filosófica.

Por otra parte, el propio contenido de esta historia apunta a algunas cuestiones muy interesantes de la filosofía de la mente. Procuraré desarrollarlas en post sucesivos.

NOTAS:

* Los defectos visuales más comunes son consecuencia de que la córnea no tiene la curvatura que debiera tener para enfocar los objetos sobre la retina. En la miopía la curvatura es excesiva, y se enfoca por delante de la retina, y en la hipermetropía ocurre lo contrario. En ambos casos, el exceso o defecto de curvatura es isótropo (igual en todas las direcciones): se ve borroso, pero no hay distorsión. En el astigmatismo la curvatura de la córnea es anisótropa, por lo que puede enfocarse bien en una dirección pero mal en otra. Así, un punto puede verse como una manchita alargada en una dirección. Sin embargo no produce un alargamiento neto de las formas, sino un emborronamiento preferencial, mayor en una dirección que en otra (yo mismo tengo astigmatismo y eso es lo que percibo). Es una cosa que no consigo entender en las referencias al astigmatismo de El Greco: parece que los que defienden esa teoría ni siquiera saben de óptica…

* En la Universidad de Calgary (Canadá) tienen una bonita web titulada “Art, vision & the disordered eye” en la que usan a varios pintores para explicar defectos visuales. No falta la página dedicada a El Greco, que acaba diciendo que lo más probable es que no padeciera astigmatismo… aduciendo unas razones similares a las de la wikipedia, y sin mencionar la cuestión principal de la relación entre imágenes mentales y realidad. No parecen tener mucho nivel en ese Departamento (eso sí, hacen webs bonitas).

* He encontrado también una referencia a un psicólogo de la Universidad de California en San Diego que ha estudiado la cuestión experimentalmente, poniendo unas gafas que producían la deformación vertical a personas con vista normal. Con los resultados esperables, claro (¿pero hacía falta hacer el experimento…?).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, filosofía. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La vista de El Greco y la ceguera filosófica

  1. checkdialer dijo:

    Tengo astigmatismo. No sabía en que consistía. Me lo has descubierto. Gracias.

  2. pseudopodo dijo:

    Entra en esta página, tienen test para astigmatismo y otros defectos visuales; pero prueba a ponerte a diferentes distancias de la pantalla.

  3. Javier dijo:

    Con apenas 10 años me contaron la teoría de la visión del Greco. No tardé una fracción de segundo es decir que era absurda. Si el Greco veía a las personas deformada … la vería en sus cuadros todavía más deformadas.
    Saludos.

  4. loiayirga dijo:

    Javier, pues a mí también me habían contado eso de la visión distorsionada y no se me ocurrió. Eso sí, cuando lo he leído lo he entendido y me ha parecido completamente lógico.

  5. pseudopodo dijo:

    La cuestión del astigmatismo del Greco es para mi gusto una perla filosófica.

    Que prevalezca la confusión en fuentes supuestamente serias es lo que me lleva a pensar que hay como una ceguera filosófica en cierta gente, como si no hubieran alcanzado el estadio piagetiano en el que se entienden este tipo de cosas. Porque, como dice Loiayirga, es posible tragarse la explicación astigmática si uno no se lo piensa, pero cuando le dan la explicación, deberían “caérsele las escamas de los ojos”…Por cierto, Javier, tiene mucho mérito darse cuenta del asunto a los diez años: uno suele ser todavía demasiado egocéntrico para entender la idea.

    Ahora que releo este post veo que no cumplí la promesa de desarrollar las ideas afines que sugiere (bueno, algo hice en “El hombrecillo que mira la retina“)… a ver cuando tengo tiempo.

  6. el arqui dijo:

    pues… pintaba asi a proposito. A lo mejor, para que cuando sus pinturas fueran vistas desde abajo, la perspectiva corregiria la deformacion logica de las figuras. Hay un articulo interesante en “Sobre la Arquitectura en la Edad del Humanismo” de Rudolf Wittkower sobre el Greco y sus pinturas “en serie”. Abrazo Quenero!

  7. Me encanta este artículo sobre El Greco, amigo “pseudopodo” Te paso mi enlace sobre las cataratas de Monet:

    http://macarenamarquezblog.wordpress.com/2013/06/14/cataratas-de-monet-astigmatismo-de-el-greco-y-vision-en-3d-de-picasso/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s