René Girard, en 2000 palabras (III)

5. La huella de un prodigio

Hay que imaginar, dice Girard, que estos episodios desconcertantes debían ser relativamente frecuentes en las sociedades arcaicas sumidas en la violencia esencial, y dejaban el poso paradójico de que el malhechor, al que la masa había señalado como culpable, se metamorfoseaba en el bienhechor que con su muerte restauraba la paz. Un prodigio que debió causar una impresión profunda, que esas sociedades destilaron en los mitos. Una y otra vez, dice Girard, encontramos en ellos la huella de la violencia colectiva, transfigurada hasta quedar irreconocible.

6. El origen del sacrificio

Dejamos a la comunidad reconciliada, tras la escalada de la discordia, por la inesperada vía de un fenómeno de masas. Pero es inevitable que la paz no dure mucho. Las rivalidades florecen de nuevo y se avecina otra crisis. Recordando la extraña virtud de aquel clímax de violencia, la comunidad, agradecida a la misteriosa víctima que primero la sumió en el desastre para luego salvarla con su muerte, quizá llegará a la conclusión de que si los acontecimientos se desarrollaron así fue porque así lo quiso la víctima (¿era acaso una divinidad que los enseñó de esa manera el rito que los salvaría?). O quizá buscará simplemente reproducir aquella solución de una manera voluntaria y controlada. En cualquier caso, la experiencia anterior ofrece a la nueva crisis una solución: el sacrificio. El rito religioso por antonomasia, ejecutado con temor y temblor porque el material con el que se está trabajando, la violencia colectiva, es altamente inflamable.

Dado que hasta que no se encuentra esta válvula de escape a la violencia esencial no es posible construir una comunidad viable, el linchamiento primigenio recordado en los ritos y actualizado en los sacrificios es el acontecimiento fundador de la sociedad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cultura, psicología, Religion y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s