2016: Las lecturas que faltaban

Siguiendo la tradición (que tiene un post de antigüedad) de comentar brevemente las lecturas del semestre, aquí van las de la segunda mitad del 2016. Una temporada poco propicia: un verano muy ajetreado y un principio de curso con mucho trabajo me han dejado poca tranquilidad para leer (¡descubro con horror que en octubre no acabé ningún libro!).

Aun así, esta es la cosecha:

[*****] Landero, Luis: El balcón en invierno. 07-08-16
Leí en un blog amigo que “este libro no tiene palabras huecas”, y es verdad. Una sencillez engañosa, la que sólo puede conseguir un gran escritor cuando deja de ser novelista y mira hacia atrás, a su vida y la de su familia.

[***o o] Nardone, Giorgio: El arte de la estratagema. 26-08-16
Nardone es un discípulo de Watzlawick, y tiene un libro estupendo escrito con él (El arte del cambio). Este es muy breve y a pesar de lo atractivo del tema, me ha resultado poco sustancioso.

[****o] Carrère, Emmanuel: De vidas ajenas. 04-09-16
Empecé a leer “El reino”, que tuve que devolver a la biblioteca, y decidí reservar para otra ocasión. Para el verano me compré este otro libro de Carrère, al que los lectores ponían por las nubes en Amazon, y aunque realmente está muy bien, veo que esos elogios estaban un tanto sesgados porque ¿quién va a hablar mal de un asunto con tanto interés humano?

[****o] Mlodinow, Leonard: El andar del borracho. 12-09-16
Mlodinow consigue hacer una historia bastante lineal, incluso académica, de las ideas sobre probabilidad y estadística, con el formato de un libro clásico de divulgación. Un buen trabajo, aunque no hará historia de la divulgación

[****o] Carrère, Emmanuel: El bigote. 19-09-16
Esta vez no es una “novela de no ficción”, sino una novela 100%. Tiene un comienzo sorprendente e inquietante, tanto que el resto del libro no puede estar a la altura. Consigue terminarlo, pero queda la sensación de que lo que empezó como una inspiración brillante termina como una demostración de oficio.

[****o] Planas, Ferrán: El desbarajuste. 25-09-16
Lo compré de ocasión, sin más referencias que la editorial: si está en Libros del Asteroide tiene que ser bueno. Y lo es, pero sobre todo es singular. No he leído muchas memorias de la guerra civil y del exilio, pero estoy seguro que las de Planas son de las más atípicas: no es frecuente entre nosotros su humor escéptico, ni abundaban los liberales entre los exiliados.

[*****] López Cambronero, Manuel: Nicolai Bediaev.
05-11-16
Cinco estrellas no porque sea un libro extraordinario, sino porque se propone una cosa y la consigue con solvencia y brevedad: dar a conocer la vida e ideas de este peculiar intelectual, heredero filosófico de Dostoievski, que me sonaba por las menciones que hacía de él Ernesto Sabato.

[***o o] De Lubac, Henri: El drama del humanismo ateo. 05-11-16
Había leído grandes elogios de este libro, que lo presentaban como la refutación clásica, desde el catolicismo, de la posibilidad de un humanismo ateo. De Lubac escribe en 1944, conmocionado por la guerra, y quizá por eso el libro resulta irregular y fragmentario. El análisis de Nietzsche es previsible; el de su antídoto, Dostoievski, se hace pesado, pero el de Comte es brillante y basta para convencernos de que esa filantropía sin Dios genera monstruos.

[****o] Kalanithi, Paul: Recuerda que vas a morir: vive. 10-11-16
Kalanithi era un brillante neurocirujano y escritor que, con tan solo 38 años, murió de un cáncer de pulmón. Lo cuenta en este libro póstumo, que ha sido nº1 en ventas en los USA y ha cosechado elogios unánimes… que, como en De vidas ajenas, hay que multiplicar por un factor (menor que uno) para descontar el efecto de “libro de conmovedor interés humano”. Sospecho, además, que un inglés muy literario ha sufrido con la traducción.

[*****] Fermi, Laura: Atoms in the family. 17-11-16
¿Cómo es posible que este libro delicioso lleve décadas descatalogado en español? Un caso único de científico de primera fila visto por su mujer, que tiene además un gran talento de escritora. Interesante desde muchos puntos de vista, pero imprescindible para cualquier interesado en la historia de la bomba atómica o en la intrahistoria de la ciencia en una época decisiva.

[*****] Crabbe, Tony: Busy. 30-11-16
Sorprendente: un libro de, digamos, autoayuda que merece la pena. Que parte de nuestra realidad, la de un mundo en el que hay demasiado de todo, de modo que, paradójicamente, “estar muy ocupado” es el nuevo rostro de la pereza. Crabbe ha leído a Seligman, Haidt, Kahneman… y nos enseña a aplicarlos en la práctica.

[****o] Baricco, Alessandro: Los bárbaros. 31-12-16
Un escritor analiza la gran mutación en curso: internet y todo lo demás. Le doy cuatro estrellas por la escritura y por las ideas que plantea, pero no por sus conclusiones. Habrá que hablar de él en otro post.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blogs, Libros, Reseñas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a 2016: Las lecturas que faltaban

  1. Loiayirga dijo:

    Muchas gracias por las sugerencias. Leeré seguro el de Crabbe. Y el de Planas. Quizás el de Baricco. Pero leo lento y ahora estoy con el último de Pardo: Estudios del malestar.

  2. Dr.J dijo:

    Decepcionante. Otro semestre sin leer mi libro…Este blog esta quedando como un monumento funerario, una rspecie de Taj Mahal derelicto erigido a la memoria de lo que fue pero ya no es. Un “jasbin”. Lastima

  3. posfale dijo:

    De Emmanuel Carrere, le recomendaría (si no lo ha hecho ya) que le echara un ojo a El adversario. Después de Limonov, de lo mejor.

  4. pseudópodo dijo:

    Loiayirga, ya nos contarás algo sobre el libro de Pardo, hace tiempo que tengo curiosidad por ese autor pero no he leído nada de él. Ahora que he releído lo que he escrito sobre los libros de Planas y Crabbe me parece que quizá suena demasiado elogioso… lo que no quita que sean buenos libros.

    Dr.J, es evidente que este blog está a medio gas (o menos) pero no será porque no he leído su libro, ¿no? En cualquier caso, prefiero no cerrar el Taj Mahal (se agradece la comparación 😉 )

    posfale, tomo nota, dudé en llevarme ese libro cuando compré “De vidas ajenas”. Quizá hubiera sido mejor elección, desde luego el planteamiento es muy interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s